El respeto a la comida ¿un concepto o una necesidad?

respeto a la comida

– Marina Muñoz Cervera –

Sin comida no podríamos vivir, pero ¿respetamos nuestros alimentos?

Los alimentos forman parte de nuestra vida, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos acostamos por la noche.

Gracias a los mismos, somos seres capaces de respirar, caminar, reír, pensar, trabajar, etc.

Están presentes en nuestras celebraciones, charlas amistosas, reuniones laborales, etc. como una necesidad inherente a nuestra historia cultural.

“La comida nos vincula a todos” nos dice la FAO, en un intento de que apreciemos nuestros vínculos en vez de fijarnos en nuestras diferencias. “Todos comemos”, sin embargo, el respeto por nuestros alimentos se cuestiona cuando el desperdicio de los mismos supera el tercio de los producidos.

¿Qué significa respetar nuestros alimentos?

Amar nuestra comida y respetarla, como una necesidad imperativa gracias a la cual estamos vivos, es una necesidad.

Comprar y cocinar con respeto, y no como un acto automático que nos impide valorar aquellos alimentos que nos van a nutrir, es mucho más que un concepto, ya que repercute en la vida global del planeta y en nuestra supervivencia presente y futura.

Por otro lado, si respetamos nuestros alimentos, nos estamos respetando a nosotros mismos.

¿Cómo podemos respetar nuestros alimentos?

La FAO nos indica algunas formas de respetar los alimentos que consumimos a diario, y son las siguientes:

1.- Adoptar una alimentación sana, adecuada a nuestras necesidades y sostenible, nos ayuda a comprender el fin primordial de nuestra alimentación, que es vivir los mejor posible.

2.- El aprendizaje sobre los productos que comemos, nos ayuda a respetar más y mejor los nutrientes que nos aportan y a equilibrar nuestra alimentación. Por ejemplo, si sabemos que el huevo procedente de la gallina es un alimento proteico y la carne también lo es, seguramente nos parecerá pobre, nutricionalmente hablando, comer huevos con filetes de carne, porque estaríamos ingiriendo únicamente proteínas. Mientras que si comemos un filete de carne o pescado, con una guarnición de verduras y patatas, estaríamos consumiendo un plato equilibrado.

3.- Manteniendo conversaciones sobre los alimentos, su producción, salubridad y sostenibilidad. A través de charlas amenas entre amigos, podemos transmitir el respeto por la comida.

4.- Apoyando a los productores de alimentos. La producción agrícola es la base de nuestra alimentación diaria.

5.- Reduciendo el desperdicio de alimentos. Este último punto es clave en el respeto a nuestros alimentos, ya que estamos desperdiciando recursos necesarios.

Como hemos visto, no es necesario ser un gastrónomo apasionado para respetar los alimentos. Solo tenemos que plantearnos:

¿Cómo es nuestra relación con la comida? ¿La respetamos o la despreciamos sin darnos cuenta?

Fuente:

Organización Internacional de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. FAO. “La comida es mucho más de lo que hay en nuestros platos”.

Imagen:

https://i0.wp.com/vinyasayoga.es/wp-content/uploads/2016/12/yoga-gandia-vinyasa-espana.jpg?resize=1000%2C500

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s