Archivo de la etiqueta: diabetes

Algunas cifras sobre Diabetes.

diabetes

– Marina Muñoz Cervera –

La diabetes será la séptima causa de muerte en el 2030 ¿lo evitamos?

Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, como todos los años desde 1991. Esta fecha fue instaurada por la Federación Internacional de Diabetes y la OMS, para concienciar a la población, a nivel global, sobre las causas, complicaciones, consecuencias, tratamientos y prevención de la mencionada enfermedad.

Sigue leyendo

Diabetes: Día Mundial de la Salud 2016.

diabetes

– Marina Muñoz Cervera –

La diabetes tipo II se puede prevenir y el tipo I se puede controlar.

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud y, este año, la OMS lo dedica a la Diabetes, una enfermedad que está aumentando en todo el mundo, particularmente en los países en vías de desarrollo. El 80% de las muertes por diabetes se registra en países de ingresos bajos y medios.

Sigue leyendo

La “saludable” mantequilla ataca de nuevo.

mantequilla

– Marina Muñoz Cervera –

Una noticia ha salido en varios medios de comunicación: la mantequilla es sana ¿nos lo creemos o no?

Ayer, me quedé bastante perpleja cuando leí que una periodista norteamericana había escrito un libro sobre las virtudes de la mantequilla y quesos,  como fuentes de grasas de origen animal, tanto en la prevención y curación de enfermedades, como  para adelgazar. Esta autora defiende las grasas animales en contra de las de origen vegetal y piensa que la solución del mundo está en las grasas saturadas.

Me quedé más tranquila al leer el final del artículo, publicado por El Confidencial con el título Las grasas no son tan malas: el queso y la mantequilla pueden ayudar a estar más sano, porque la misma autora decía que «la dieta mediterránea está mitificada por la gran cantidad de dinero que mueve en la Unión Europea».
Sigue leyendo

Los peligros de “obviar” el desayuno.

gritando

– Marina Muñoz Cervera –

¿Desayunas todos los días?

¿Cuántas veces nos despertamos pensando en lo que tenemos que hacer, apurados de tiempo y saltamos de la cama a la ducha, nos vestimos y tomamos rápidamente un café mientras vamos saliendo de casa?

Esta imagen, tan propia de algunas películas, es un reflejo de la realidad de muchas personas, hoy en día. Por desgracia, las prisas toman las riendas de nuestra existencia y la salud queda relegada a un último plano.

Antes de entrar de lleno en el tema, me gustaría plantearos una reflexión ¿qué trabajo podríamos desempeñar si nos falta la salud?

Nuestro organismo necesita nutrientes desde que nos levantamos, un café nos despierta, pero muy escasamente nos nutre y de esa manera afrontamos nuestra existencia, sin más ayuda que ninguna para un cuerpo que tiene que moverse, pensar y realizar un sin fin de actividades hasta la hora del almuerzo.

Algunas investigaciones sobre la consecuencias de evitar el desayuno.

Un estudio, publicado en la revista Public Health Nutrition, demuestra que los adolescentes que desayunan poco o nada, tienen un 68% más de posibilidades de desarrollar Síndrome Metabólico (obesidad abdominal, hipertrigliceridemia, hipertensión, diabetes y niveles bajos del colesterol HDL).

En otro estudio, publicado en la revista Circulation, demuestran que los hombres que no desayunan tienen mayor riesgo de infarto. Según la autora principal del trabajo, la doctora Leah E. Cahill: “Saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo como la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol elevado y la diabetes, lo que a su vez puede provocar un ataque al corazón”. Si queréis leer el artículo completo podéis acceder a través del siguiente enlace: Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals.

Además de lo anterior, suprimir esta comida, que debe suponer el 20% del total calórico diario, conduce a peor humor, menor capacidad de rendimiento intelectual concentración, sensación de cansancio, estreñimiento y comer más a lo largo del día.

En fin, nosotros escogemos entre comenzar un día con déficit en nuestro organismo o con un buen desayuno a base de glúcidos de absorción lenta (pan, cereales, a ser posible integrales) fruta y alguna fuente de proteína como el yogur desnatado, que nos aportará nutrientes para evitar lo descrito anteriormente. Levantarnos un poco antes para desayunar merece la pena.

alimentacion sana

Enlaces relacionados:

Beneficios de la combinación “desayuno – deporte”.
El desayuno y su trascendencia.
El desayuno con cereales, a diario, ayuda a reducir la obesidad en niños.

Fuentes:

– Public Health Nutrition, Volume 17, Issue 3
March 2014 , pp. 486-497. Copyright: © The Authors 2013
https://doi.org/10.1017/S1368980013000463
– Circulation. “Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals”.
doi: 10.1161/?CIRCULATIONAHA.113.001474

Imagen:

http://www.cepvi.com/psicologia-infantil/articulos/desayuno.shtml

Última revisión: 23-02-19

La obesidad y el sobrepeso no tienen prerrogativas.

sobrepeso y obesidad

– Marina Muñoz Cervera –

La obesidad y el sobrepeso son estados patológicos y no protegen frente a la diabetes tipo 2.

Esta polémica y abundante patología, que en la C.I.E. (Clasificación Internacional de Enfermedades, 5ª revisión) está incluida en el grupo de Enfermedades nutricionales, endocrinas y metabólicas, cada vez va teniendo menos secretos para la ciencia.

No es un proceso beneficioso el acúmulo anormal de grasa en el cuerpo ni para las personas diabéticas.

Un artículo publicado el 16 del presente mes por ABC Salud nos habla de una investigación, que refuta investigaciones previas, en las que se había sugerido que en las personas con diabetes tipo 2, el sobrepeso y la obesidad podría estar relacionado con una menor mortalidad.

El importante estudio publicado en The New England Journal of Medicine en la misma fecha mencionada, nos dice los siguiente:

“Los resultados mostraron una asociación entre el IMC (Índice de Masa Muscular) en el momento del diagnóstico de la diabetes y el riesgo de muerte por todas las causas. Así, los investigadores vieron que el menor riesgo de muerte se observaba en las personas con peso normal y que, en contra de lo sugerido por anteriores estudios, no había una menor mortalidad entre los participantes con sobrepeso u obesidad. «Es decir, no había ningún beneficio en el hecho de tener sobrepeso o ser obeso». Más aun, hubo una relación dosis-respuesta entre el IMC y la mortalidad entre aquellas personas que nunca habían fumado, de tal manera que un IMC más alto justo antes del diagnóstico de la diabetes se asociaba con un mayor riesgo de muerte.

Como vemos, la obesidad y el sobrepeso son patologías contra las que hay que luchar, porque no solo menoscaban nuestra vida diaria, sino que también amenazan nuestra supervivencia.

Quizás, en algunas culturas ancestrales, no eran importantes los criterios que hoy día si lo son, como la salud, la calidad de vida y la longevidad, por ello, consideraban y aún se sigue considerando en algunas zonas del mundo, el acúmulo de grasa corporal anormal, como “hermoso” sobre todo en las mujeres. Esta “aparente” prerrogativa o ventaja ha convertido este padecimiento en un “logro” digno de honor y sinónimo de abundancia.

La paradoja de esta enfermedad se debate entre el beneficio y el perjuicio, intentando sobrevivir entre ambos extremos, seguramente por las variadas dificultades que presenta su resolución, pero si dejamos la vanidad a un lado y somos realistas, seguramente nuestro prisma cambiaría radicalmente.

Enlace relacionado:
La Obesidad y el sobrepeso.

Fuentes:

– E. Ortega. ABC Salud. “El fin de la «paradoja de la obesidad»” 16 de enero de 2014.

http://www.abc.es/salud/noticias/20140116/abci-paradoja-obesidad-201401151848.html

– Deirdre K. Tobias, Sc.D., An Pan, Ph.D., Chandra L. Jackson, Ph.D., Eilis J. O’Reilly, Sc.D., Eric L. Ding, Sc.D., Walter C. Willett, M.D., Dr.P.H., JoAnn E. Manson, M.D., Dr.P.H., and Frank B. Hu, M.D., Ph.D.
“Body-Mass Index and Mortality among Adults with Incident Type 2 Diabetes”
N Engl J Med 2014; 370:233-244 January 16, 2014
DOI: 10.1056/NEJMoa1304501

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1304501

Imagen:
http://obesidadimportancia.blogspot.com/2013/02/clasificacion-y-tipos-de-obesidad.html

Comer carne en exceso puede tener consecuencias para la salud.

carne con pure y brecol

– Marina Muñoz Cervera –

La carne es un alimento proteico que gusta a muchas personas.

Es nutritiva, ya que nos aporta proteínas de excelente calidad, sin embargo, excederse de las cantidades recomendadas en las pirámides alimenticias, de 3 o 4 raciones a la semana, puede tener consecuencias indeseables para la salud.

Solo un dato, “la prevalencia de diabetes entre los veganos o vegetarianos se reduce a la mitad”. También es raro, entre ellos, el sobrepeso o la obesidad y padecen con menos frecuencia enfermedades como hipertensión, cálculos biliares o renales, problemas cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer.

No podemos olvidarnos que la carne contiene grasa saturada visible e invisible, podemos controlar la que vemos, pero no la interna, que se encuentra entre las fibras musculares; también contiene grasas trans naturales. Un consumo moderado de este alimento, dentro de una alimentación equilibrada, es bueno para nuestra salud, excepto que, por motivos morales o de otra índole, decidamos prescindir de ella en nuestra alimentación.

El hecho es que, hoy en día, el 85% de los alemanes consumen carne a diario o casi todos los días y Estados Unidos es uno de los países más consumidores de este alimento en el mundo: los hombres ingieren un promedio de 196 gramos al día y las mujeres, 125 gramos diarios, sin embargo, lo escándalos relacionados con este alimento suelen reducir el consumo y descienden las ventas (1).

Un artículo publicado el 13 de noviembre el “El Confidencial” que lleva por título Comer carne produce diabetes (y da igual cómo sea el resto de tu dieta), nos cuenta que el Instituto Francés de la Salud ha realizado un vasto estudio sobre los hábitos de vida de más de 66.000 mujeres durante 14 años, y llegaron a la conclusión de que “comer carne es el hábito que más aumenta el riesgo de diabetes, tanto es así que si se consume en exceso, más de 3 o 4 veces a la semana, la ingesta de frutas y verduras no compensa el desequilibrio nutricional que provoca, generando a la larga la incapacidad del cuerpo para producir insulina y, por tanto un aumento de glucosa. Las personas que comieron carne con una frecuencia semanal superior a la recomendada desarrollaron diabetes en un 56% más de casos que el grupo de personas que la consumieron en cantidades moderadas”.

Si queréis leer la noticia completa podéis acceder a través del enlace que lleva su título. En cualquier caso, responsabilizan de este devastador efecto a la acidez metabólica consecuente al consumo excesivo de carne, que dificulta la conversión de los azúcares en energía aprovechable y recomiendan que los alimentos llamados “ácidos” (que acidifican el metabolismo) como la carne, azúcar, café, alcohol, aceitunas, leche o huevos, no superen el 25% de la ingesta diaria y el 75% restante debe estar representado por alimentos que alcalinicen el metabolismo .

Respecto de los alimentos que acidifican y alcalinizan el metabolismo (sobre todo por su contenido mineral), hablaremos en otra entrada, no obstante, os anticipo que la acidez o alcalinidad es una medida de “pH”, es decir, una escala de 1 al 14 que mide estos parámetros, así de una medida de 0 a 7 indica acidez y de 7 a 14, alcalinidad. El pH normal de la sangre de organismo es ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45. El Doctor Dudley d’Auverge Wriht, en su libro “Foods for Health and Healing” afirma que la alcalinidad normal de los fluidos del organismo es el factor más favorable para la correcta acción de las vitaminas.

Podría decirse, de forma genérica que los alimentos que favorecen la alcalinidad son las hortalizas, todas las ensaladas y todas las frutas frescas (excepto los arándanos y las ciruelas), la leche de almendras, el mijo y el trigo sarraceno. Y protegen al organismo de la acción de los alimentos acidificantes.

Aunque resulte paradójico, hay alimentos, como los cítricos o el tomate crudo, considerados ácidos, pero que después de la su digestión y asimilación, alcalinizan la sangre.

De forma general,  las carnes, huevos, queso curado, pescado, azúcar, cereales refinados, té y el alcohol, como alimentos acidificantes. Los frutos secos, excepto las almendras, se consideran acidificantes.

No obstante, sobre este tema, hay variedad de opiniones y en los libros podemos encontrar esa diversidad, por ejemplo, el café aparece como acidificante o alcalinizante, dependiendo de la bibliográfia consultada.

Y, para terminar esta entrada, comentaros que el equilibrio alimentario es importante para mantener nuestra salud, un consumo de carne diario o incluso de dos veces al día, probablemente, va a pasarnos factura, queramos o no, por eso es conveniente no aumentar nuestra ingesta de este alimento de 3 o 4 raciones a la semana, el resto de los días podemos comer huevos, legumbres o pescado, todas ellas son unas excelentes fuentes de proteína. Y, si al comer carne, rodeamos nuestro plato con alimentos que favorezcan la alcalinización de nuestro metabolismo (hortalizas y verduras) pues mucho mejor.

Enlaces relacionados:

Pirámides alimentarias del mundo
Hacia un equilibrio en la alimentación.

Fuentes:

– Claudia Christine Wolf. “La Mente de los Vegetarianos”. Revista Investigación y Ciencia. Noviembre de 2013.
– El Confidencial. “Comer carne produce diabetes (y da igual cómo sea el resto de tu dieta)”. 13 de noviembre de 2013.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-11-13/comer-carne-produce-diabetes-y-da-igual-como-sea-el-resto-de-tu-dieta_53472/
– Inserm. Institut national de la santé et de la recherche médicale.
http://www.inserm.fr/
– Tim Spong y Vicky Peterson. “La Combinación de los Alimentos”. Ediciones Robincook. Barcelona 2003.
– Dr. Jorge Pamplona Roger. “Alimentos que curan”. Editorial Safeliz. S.L. USA. 1995.
– Ernst Schneider, Esther Malaxetxebarría, Jorge Pamnplona Roger. “Salud por la naturaleza”. Editorial Safeliz,S.L. Madrid, 2004.

Imagen:

ID: 15582335_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

La obesidad y el estado de la flora intestinal.

digestion

– Marina Muñoz Cervera –

Todo lo que comemos determina el estado de nuestro organismo y de ello no se salva nuestro intestino.

La flora microbiana, tan importante para la realización de los procesos digestivos en el intestino grueso, puede verse alterada por el consumo de alimentos muy grasos y/o exceso de azúcares dentro de un desequilibrio alimentario.

Aunque la mayor parte de nutrientes se absorben en el intestino delgado, en el interior del intestino grueso pueden aún suceder transformaciones químicas de los alimentos no digeridos; esta acción es llevada a cabo por un conjunto de millones de bacterias que constituyen la flora intestinal.

Una noticia publicada en ABC Salud el 28 de agosto de 2013, refiere los resultados de dos interesantes investigaciones que estudiaron la composición de la flora intestinal en función de la alimentación y del exceso de peso.

Ambos estudios fueron publicados ayer, día 28 de agosto de 2013 en la Revista Nature, el primero: Dietary intervention impact on gut microbial gene richness., determina mediante la exploración del ambiente genómico intestinal, (metagenómica), las variaciones que existen en la riqueza de las bacterias propias del intestino en un grupo de 38 personas obesas y 11 con sobrepeso. Comprobaron que las personas con menor riqueza en flora intestinal presentaban mayores disfunciones metabólicas y mayor grado de inflamación de bajo grado en la mucosa intestinal. Después de una alimentación sana, mejoró el perfil genómico de la flora, sin embargo no fue tan efectivo para el proceso inflamatorio (2).

En el segundo estudio, Richness of human gut microbiome correlates with metabolic markers, investigaron en 123 personas obesas y 169 no obesas, observando que había diferencias en la riqueza de una buena flora microbiana entre un grupo y otro. Las personas con una mayor pobreza en su flora presentaban una marcada adiposidad general, resistencia a la insulina, dislipidemia y un fenotipo inflamatorio más pronunciado que las personas con una mayor riqueza en su flora microbiana. Sus conclusiones pueden ayudar a aquellos grupos de personas con mayor riesgo a desarrollar comorbilidades asociadas a la obesidad como la Diabetes, Síndrome metabólico, etc. (3).

El artículo de ABC Salud nos dice también que “Las complicaciones metabólicas asociadas a la obesidad se han convertido en una epidemia. Se espera que la obesidad aumente en todo el mundo, y pase de los 400 millones de personas obesas en 2005, a más de 700 millones en 2015. Y dicha tendencia se calcula que persistirá al menos hasta 2030. Por eso determinar qué personas son más sensibles a desarrollar obesidad y sus complicaciones puede ser un buen principio para cambiar las catastróficas previsiones” (1).

Ambos estudios son muy importantes, por un lado, porque determinan la importancia del estado de la flora intestinal en la tendencia a engordar y/o a “no adelgazar”, y por otro, porque permiten desarrollar actividades de intervención sobre aquellas personas con mayor riesgo de enfermedades asociadas a la obesidad y al sobrepeso.

Una alimentación saludable aunque, a corto plazo, solamente influya en la recuperación de una buena flora microbiana en nuestro intestino, a la larga puede determinar que los procesos inflamatorios intestinales asociados a una mala alimentación, vayan recuperándose.

Tenemos que tener en cuenta que los procesos inflamatorios intestinales unidos a una flora deteriorada impiden que los nutrientes residuales se absorban de una forma correcta e incluso la síntesis de vitaminas y el resultado es que nuestro organismo funciona en un constante desequilibrio al no ser capaz de utilizar la riqueza energética y nutricional de nuestros alimentos. Una alimentación variada y equilibrada proporciona la suficiente fibra y los nutrientes necesarios para que nuestro intestino cumpla sus funciones digestivas sin problemas.

Enlace relacionado:

10 DATOS SOBRE OBESIDAD. Organización Mundial de la Salud.

Fuentes:

(1) R. I. ABC Salud. “La flora intestinal determina la salud de las personas obesas”. 28 de agosto de 2013.
(2) Nature 500, 585–588 (29 August 2013) doi:10.1038/nature12480
(3) Nature 500, 541–546 (29 August 2013) doi:10.1038/nature12506

Última revisión: 07-10-19

Nuevos datos sobre la situación sanitaria mundial. OMS.

luz en el mundo

– Marina Muñoz Cervera –

Los malos hábitos alimentarios puede tener serias consecuencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), el 23 de agosto de 2013, publicó nuevos datos y cifras de relevante interés en el aspecto alimentario (1) y, tres de los 10 datos, están directamente relacionados con malos hábitos en la alimentación:

– Cada año mueren alrededor de 7 millones de niños menores de cinco años.

– Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.

– La diabetes ha aumentado desde el año 2000, hasta alcanzar cifras de 1 de cada 10 adultos, alrededor de 1,4 millones de personas en el año 2011.

Vamos a conocer los datos y cifras ofrecidos por este organismo (1):

DATO 1:

La esperanza de vida al nacer ha aumentado 6 años a nivel mundial desde 1990.

Un niño nacido en 2011 podía esperar vivir hasta los 70 años como promedio, desde unos 60 años en los países de ingresos bajos hasta 80 años en los países de ingresos altos. La esperanza de vida al nacer se calcula a partir de las tasas de mortalidad de todos los grupos de edad de una población -niños y adolescentes, adultos y ancianos- en un año determinado.

DATO 2:

Cada año mueren alrededor de 7 millones de menores de cinco años.

Casi todas esas vidas podrían salvarse si los niños tuvieran acceso a intervenciones simples y asequibles como la lactancia materna exclusiva, vacunas y medicamentos de bajo costo, agua salubre y saneamiento. La OMS está colaborando con gobiernos y asociados de todo el mundo para ofrecer una atención integral y eficaz y fortalecer los sistemas de salud, cosas ambas cruciales para salvar vidas infantiles.

DATO 3:

Los partos prematuros son la principal causa de muerte de los recién nacidos.

Cada año, 15 millones de bebés –aproximadamente uno de cada diez- nacen prematuramente (nacidos vivos antes de las 37 semanas de gestación). Las complicaciones del parto prematuro causan más de un millón de muertes cada año. Más de las tres cuartas partes de esas vidas podrían salvarse con medidas de atención sencillas y costoeficaces.

DATO 4:

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.

Tres de cada diez muertes registradas en el mundo se deben a dolencias cardiovasculares: enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos que pueden causar ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares. Al menos el 80% de las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares podrían evitarse siguiendo una dieta sana, realizando regularmente una actividad física y evitando el tabaco.

DATO 5:

La mayoría de las muertes por VIH/SIDA se producen en África.

Alrededor del 70% de todas las muertes por VIH/SIDA registradas en 2011 se produjeron en el África subsahariana. A nivel mundial, el número de personas que fallecen por causas relacionadas con el sida disminuye sin cesar, desde un máximo de 2,2 millones de muertes en 2005 hasta los 1,6 millones estimados en 2011. El recurso a los servicios de asesoramiento y pruebas del VIH ha mejorado, y ha aumentado el acceso a los antirretrovíricos, pero en los países de ingresos bajos y medios hay muchas personas afectadas por el VIH que aún no saben que son seropositivas.

DATO 6:

Cada día, casi 800 mujeres mueren por complicaciones del embarazo y el parto.

La mortalidad materna es un indicador sanitario que refleja brechas muy amplias entre ricos y pobres, tanto entre los países como dentro de ellos. La OMS trabaja en pro de la salud materna ayudando a los países a mejorar la atención antes, durante y después del parto.

DATO 7:

Los trastornos mentales como la depresión figuran entre las 20 causas principales de discapacidad a nivel mundial

La depresión afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo y se prevé que esta cifra aumente. Menos de la mitad de los afectados tienen acceso a una asistencia sanitaria y a un tratamiento adecuados.

DATO 8:

La pérdida de audición, los problemas de visión y los trastornos mentales son las causas más comunes de discapacidad.

Estos trastornos pueden afectar a la vida y los medios de subsistencia de la gente, pero muchos son fácilmente tratables y algunos son prevenibles. La mejora del acceso a intervenciones tales como audífonos, lentes correctoras y cirugía de cataratas es determinante para ayudar a la gente a vivir productivamente.

DATO 9:

Casi un de cada 10 adultos padece diabetes.

Casi el 10% de la población mundial adulta tiene diabetes, definida por un aumento de la glucosa en sangre en ayunas (≥ 126 mg/dl). Las personas diabéticas tienen un mayor riesgo de sufrir cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Las muertes por diabetes han aumentado desde el año 2000, habiendo alcanzado los 1,4 millones en 2011.

DATO 10:

Cada día mueren a causa de accidentes de tránsito casi 3500 personas.

Se prevé que los traumatismos causados por el tránsito aumentarán a medida que aumente la propiedad de vehículos como consecuencia del crecimiento económico de los países en desarrollo. Se requieren medidas enérgicas para mejorar las políticas de uso de las vías de tránsito y hacer cumplir las leyes de seguridad vial si deseamos evitar ese aumento de los traumatismos y muertes.

Los datos obtenidos están referidos a estadísticas del año 2011 (1).

En nuestras manos está cambiar algunas cifras y podemos hacerlo adoptando hábitos alimentarios saludables.

Fuente:

(1) Organización Mundial de la Salud (OMS). 10 datos sobre situación sanitaria mundial. 23 de agosto de 2013.
http://www.who.int/es/

Imagen:

ID3077925_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Los riesgos del ayuno, durante el Ramadán, para musulmanes con diabetes.

la meca

Marina Muñoz Cervera –

El Ramadán es el noveno mes del calendario islámico, para los musulmanes es un mes de bendición que incluye la oración el ayuno y la caridad (1).

El significado del Ramadán se remonta a muchos siglos, alrededor del 610 d.C. Fue durante este período, en el noveno mes del calendario lunar, cuando los musulmanes creían que Dios relevaría los primeros versos del Corán, el libro sagrado del islam (1).

Según el islam, un comerciante llamado Mahoma estaba caminando en un desierto cerca de La Meca, en la actual Arabia Saudí. Una noche, una voz del cielo le llamó. Era la voz del ángel Gabriel, quien dijo que Muhammad había sido elegido para recibir la palabra de Dios. En los días siguientes, Mahoma predicó los versos que serían transcritos para componer el Corán. Ramadán es, por tanto, el período en el que los musulmanes pueden unirse a las enseñanzas del Corán (1).

Durante un mes, millones de personas practican el ayuno desde el alba hasta que se pone el sol (2). El ayuno es unos de los cinco pilares del islam, los demás son: la «Shahada» o «testimonio» que dice «doy fe de que no hay más divinidad que Dios, y de que Mohamed es el mensajero de Dios», las cinco oraciones diarias o «salat», el «azaque» o limosna para los necesitados de un mínimo del 2,5% de los beneficios anuales, y la peregrinación a La Meca o «Haj» al menos una vez en la vida (3).

Según declaraciones de Saif Ben Abdennour, musulmán y responsable de Asuntos Culturales del Centro Cultural Islámico de Madrid, publicadas en Web Islam en el año 2010, El Ramadán demuestra al ser humano que nada es imposible”, es “un paréntesis en la vida de un musulmán”, ya que cambia la rutina diaria y le permite “reflexionar y evaluar su comportamiento durante el año”. Añade que el periodo de ayuno gira en torno al sacrificio, a través del cual se obtiene una gran recompensa espiritual, a la vez que paz interior. “Es una muestra de amor hacia Dios; lo haces por él y por nadie más” afirma. Este mes, además, les sirve para acercase al sufrimiento que sienten las personas que pasan hambre en el mundo (4).

El Ramadán del presente año 2013 comenzará el 9 de julio y terminará en torno al 7 (5) u 8 de agosto (6).

En España, 1,67 millones de musulmanes están llamados al ayuno durante el mencionado periodo de tiempo.

La Revista Jano publicó el 5 de julio, un artículo, al que podéis acceder a través de siguiente enlace, Expertos recuerdan a los diabéticos musulmanes el riesgo de ayunar, y nos explican que los principales riesgos son los siguientes: “Los pacientes diabéticos que toman fármacos con capacidad hipoglucemiante, que decidan ayunar y, por tanto, no ingieran alimentos durante horas, pueden sufrir complicaciones agudas como hipoglucemias e hiperglucemias y, en casos extremos, una situación de gravedad que requiera el ingreso hospitalario”, según el Dr. Josep Franch, médico de familia del Centre de Salut Raval Sud (Barcelona) (6).

Aunque se trata de una decisión personal, ésta debe tomarse con el consejo y el apoyo del médico. Según Ángel Cabrera, presidente de FEDE, “con la llegada del Ramadán, las personas musulmanas diabéticas que practican el ayuno deben extremar las precauciones, para no agravar su estado de salud. Pero lo fundamental, antes de nada, es trasladar a su médico su intención de ayunar, para recibir una orientación, ya que cada caso requiere siempre una individualización, sobre todo teniendo en cuenta su tratamiento: si es con insulina, o si es mediante alimentación y antidiabéticos orales” (6).

Desde el punto de vista de los profesionales sanitarios, la mayoría de los pacientes con diabetes están exentos de hacer ayuno. Ayunar es una decisión personal, que debes hablar con tu médico al menos 1 ó 2 meses antes de que el Ramadán comience (7).

En la Web MSD hay un folleto informativo a disposición del público, titulado: La diabetes y la realidad del ayuno durante el Ramadán: Folleto informativo para pacientes con diabetes tipo II., diseñado para ayudar con consejos prácticos sobre el ayuno durante el Ramadán (8).

El Folleto contempla entre otros muchos aspectos los siguientes (8):

¿Cuáles son los riesgos que tiene que considerar una persona con
diabetes tipo 2 antes de ayunar?

Hipoglucemia y sus síntomas: El ayuno puede afectar a su glucemia porque no está comiendo durante el día. La hipoglucemia, o la baja glucemia, se producen cuando el nivel de glucosa en la sangre disminuye demasiado como para cubrir las necesidades del cuerpo. Los largos periodos entre las comidas y ciertos medicamentos para la diabetes pueden aumentar el riesgo de hipoglucemia durante el ayuno. Por lo tanto, es importante comprobar su glucemia con más frecuencia durante el ayuno. El formulario del Seguimiento de la Glucemia que encontrará en este folleto le ayudará a registrar esta información para poder compartirla con su médico (8).

Los síntomas de hipoglucemia en los pacientes con diabetes tipo 2 pueden ser desde leves hasta graves y pueden incluir (8):

– Confusión
– Mareos
– Somnolencia
– Aceleración del ritmo cardíaco

¿Por qué es importante prevenir la hipoglucemia?

Es importante prevenir la hipoglucemia porque puede producir graves consecuencias médicas. Si no se trata, la hipoglucemia puede llevar a una pérdida de conocimiento, convulsiones o crisis, que requieren tratamiento de emergencia (8).

Y para terminar esta entrada, solo comentaros que, según Saif Ben Abdennour, existen situaciones especiales en las que se permite no practicar el Ramadán. Hablamos, por ejemplo, de ancianos, enfermos, mujeres embarazadas y todas aquellas personas cuyo estado de salud no se lo permita (4).

Fuentes bibliográficas:

(1) Ramadán. Escuelapedia, Información didáctica.
http://www.escuelapedia.com/ramadan/
(2) Ramadán. http://es.wikipedia.org/wiki/Ramad%C3%A1n
(3) ABC.es “Los deberes del musulmán en Ramadán” 07-07-2013.
http://www.abc.es/sociedad/20130707/abci-deberes-musulmanes-ramadan-201307052137_1.html
(4) A. de la Fuente. Web Islam. “El Ramadán, una escuela de disciplina y paciencia para el musulmán” 18-07-2010.
http://www.webislam.com/noticias/56117-el_ramadan_una_escuela_de_disciplina_y_paciencia_para_el_musulman.html
(5) About.com Islam. “When is Ramadán 2013”.
http://islam.about.com/od/calendar/f/2013ramadan.htm
(6) Jano, Medicina y humanidades. “Expertos recuerdan a los diabéticos musulmanes el riesgo de ayunar”. 5 de julio de 2013.
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/expertos/recuerdan/diabeticos/musulmanes/riesgo/ayunar/_f-11+iditem-20100+idtabla-1″.
(7) MSD.”La diabetes y la realidad del ayuno durante el Ramadán. Información para pacientes con diabetes tipo II”.
http://www.msd.es/pacientes/diabetes_ramadan.html
(8) MSD. Federación de Diabéticos Españoles. “La diabetes y la realidad del ayuno durante el Ramadán” Folleto informativo para pacientes con diabetes tipo II.

Haz clic para acceder a folleto_ramadan.pdf

Imagen:
Ramadán. Escuelapedia, Información didáctica. http://www.escuelapedia.com/ramadan/

Un análisis de los riesgos del abuso de refrescos y zumos azucarados.

sodas

Marina Muñoz Cervera –

Hoy, día 20 de marzo, El Mundo.es Salud, publica una noticia que refiere los datos obtenidos por una investigación llevada a cabo en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston (EEUU) (1).

Los investigadores tras analizar los datos del Estudio Global de la Enfermedad 2010, Global Burden of Disease (GBD) 2010 (2)(3)(4)(5), y el consumo global de refrescos azucarados, han estimado que la ingesta de estos líquidos está asociada a 180.000 muertes anuales, de las que 133.000 se deben a diabetes, 44.000 a enfermedades cardiovasculares y 6.000 a cáncer (1).

“Mientras que en EEUU se originan unas 25.000 muertes relacionadas con el consumo de estas bebidas, en zonas como Latinoamérica y el Caribe esa cifra asciende a 38.000 por diabetes generada por el abuso de refrescos y zumos con azúcar, siendo México el país con mayor consumo per capita en el mundo y la mayor mortalidad debida a esta causa: 318 muertes por millón de adultos. En el extremo opuesto se encuentra Japón, con 10 fallecimientos por millón de adultos y con la menor ingesta de este tipo de bebidas” (1).

Parece ser que los resultados obtenidos en este estudio hay que tomarlos con “prudencia”, según Leandro Plaza, Presidente de la Fundación Española del Corazón, y Andreu Palou, Catedrático y Director del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología de la Universidad de las Islas Baleares y del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Obesidad y Nutrición (CIBERobn), para éste último lo esencial es que el consumidor esté bien informado sobre los productos que consume (1).

“La Asociación Americana de Bebidas ha hecho público un comunicad y señala que este trabajo es “más sensacionalista que científico. No muestra que las bebidas azucaradas causen enfermedades crónicas como diabetes, patología cardiovascular o cáncer” (1).

Gitanjali M. Singh, de la Universidad de Harvard y principal responsable del estudio, adelanta que no se quedará en estos datos. “Este estudio está centrado en muertes por patologías crónicas y en adultos. En la próxima investigación deberíamos evaluar este consumo en niños en todo el mundo y ver cómo les afecta a su salud en la actualidad y en un futuro” (1).

Como vemos esta investigación ha generado cierta polémica, no obstante, si leemos otros artículos relacionados con el tema quizás observemos que “cuando este río suena agua lleva”. El mayor problema no está en tomarse una soda o un zumo envasado, el riesgo radica en el abuso diario y constante, en la sustitución del agua como bebida para saciar la sed por refrescos de este tipo y, por desgracia, lo descrito forma parte de la cotidianeidad de muchas realidades personales, hoy en día, sobre todo en Latinoamérica.

Enlaces relacionados:

El consumo de bebidas azucaradas tiene serios riesgos.
La lucha contra los refrescos y bebidas edulcoradas se pone seria.
La lucha contra los refrescos azucarados ha comenzado en México.
La batalla contra el azúcar continúa en Europa.
Demostrados los efectos beneficiosos de los impuestos a refrescos azucarados y alimentos ricos en grasas saturadas.

Fuentes:

(1) Ángeles López. “El lado oscuro del abuso de las bebidas azucaradas”. El Mundo.es Salud. Madrid 20 de marzo de 2013.
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/03/19/nutricion/1363721914.html
(2) The Lancet. Volume 380, Issue 9859, 15 December 2012–4 January 2013, Pages 2224–2260
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0140673612617668
(3) The guardian. Poverty Matters Blog. “Global burden of disease: the key data”
http://www.guardian.co.uk/global-development/poverty-matters/2012/dec/13/global-burden-disease-data
(4) SemFyc-PAPPS. Programa de actividades preventivas y de promoción de la salud. “GBD 2010. La carga mundial de enfermedad, discapacidad y muerte”. Jueves 20 de diciembre de 2012.
http://educacionpapps.blogspot.com/2012/12/gbd-2010-la-carga-mundial-de-enfermedad.html
(5) Ángeles López. El Mundo Salud. “La mayor ‘radiografía’ de las enfermedades que azotan a toda la población mundial”. 13/12/2012
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/12/13/noticias/1355422708.html

Imagen:

Origen: IQ 93.9 La radio inteligente. “Especiales”

http://www.iqradio.fm/espaciales.php?sp=MjUz