Archivo de la etiqueta: hipertensión

Enfermedades cardiovasculares ¿conoces sus síntomas?

enfermedades cardiovasculares

– Marina Muñoz Cervera –

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) cuentan entre sus factores de riesgo al sobrepeso y la obesidad.

Este grupo de enfermedades fomentadas, en gran medida, por malos hábitos alimenticios siguen siendo la primera causa de muerte en todo el mundo. Y las tres cuartas partes de las defunciones debidas a las mismas, se dan en países de ingresos medios y bajos.

Sigue leyendo

El Sodio y su presencia en los alimentos.

Na

– Marina Muñoz Cervera –

Algunos alimentos de consumo cotidiano nos aportan una alta cantidad de sodio.

El sodio es un mineral necesario para la existencia, pero tanto su defecto (hiponatremia) como su exceso (hipernatremia) son realmente problemáticos.

En la sociedad actual los excesos en el consumo de sodio están siendo causa de serias enfermedades como la hipertensión arterial, cardiovasculares, entre otros serios procesos patológicos, pero ¿a qué se debe ésto?.
Sigue leyendo

OMS Día Mundial de la Salud: 7 de abril de 2013

año 2013

Marina Muñoz Cervera –

Ayer, 7 de abril de 2013, fue conmemorada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la efemérides de su creación en el año 1948 (1)(2).

Todos los años la OMS escoge un tema que pone de relieve una esfera de interés prioritario para la salud pública mundial.

El tema de este año 2013 ha sido la Hipertensión (1)(2).

Vamos a conocer cuáles han sido los temas que se han ido abordando en los 10 años anteriores para celebrar este día de aniversario (3):

Año 2012: “El envejecimiento y la salud” 

Para mostrar cómo gozar de buena salud durante toda la vida puede ayudarnos en la vejez a tener una vida plena y productiva.

Año 2011:“Resistencia a los antimicrobianos: Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana” 

La resistencia a los antimicrobianos y su propagación mundial es una amenaza para la continuidad de la eficacia de muchos medicamentos usados hoy día, y además puede hacer peligrar los grandes avances que se están consiguiendo contra algunas infecciones mortíferas importantes.

Año 2010: “Urbanización y Salud” 

En el marco de la campaña Mil ciudades, mil vidas, se invitaron a las ciudades a abrir sus calles y organizar actividades relacionadas con la salud.

Año 2009: “Hospitales seguros en caso de emergencia”

 Se centró en la seguridad de los establecimientos de salud y la preparación del personal sanitario que atiende a los afectados por situaciones de emergencia.

Año 2008: “Proteger la salud frente al cambio climático” 

Al seleccionar este tema, la OMS reconoció que el cambio climático supone una amenaza creciente para la seguridad sanitaria mundial.

Año 2007: “Seguridad sanitaria internacional” 

 La seguridad sanitaria internacional es la primera línea de defensa contra crisis sanitarias que pueden devastar sociedades y economías en todo el mundo. El Día Mundial de la Salud 2007 tuvo como objetivo instar a “Invertir en salud para forjar un porvenir más seguro”.

Año 2006: “Colaboremos por la salud”

Se dedicó a la crisis del personal sanitario. Tras varios decenios de inversiones insuficientes en su capacitación, sueldos y gestión, hay una escasez crónica de estos trabajadores. Ningún país es totalmente inmune a esta crisis.

Año 2005: ¡Cada madre y cada niño contarán!

El bienestar de la sociedad está directamente relacionado con la salud y la supervivencia de las madres y los niños. No obstante, demasiadas madres y niños mueren o sufren a causa de una mala salud, una nutrición insuficiente y una atención sanitaria deficiente. Casi todas esas defunciones ocurren en países de ingresos bajos y medianos, y principalmente entre los más pobres de los pobres.

Año 2004: “Seguridad vial”

Se abogó por un “enfoque sistémico” de la seguridad vial que tenga en cuenta los aspectos decisivos del sistema, a saber: el usuario de la vía pública, el vehículo y la infraestructura.

Año 2003: “Ambientes saludables para los niños”

Se instó a redoblar los esfuerzos de protección de tres de nuestro mayores bienes: los niños, la salud y el medio ambiente. Cada año, más de 5 millones de menores de 15 años mueren de enfermedades y afecciones causadas por los ambientes donde viven, se instruyen y juegan. Muchas de esas defunciones podrían evitarse si sus viviendas, escuelas y comunidades pasaran a ser ambientes saludables.

En cuanto al tema de este año, “La hipertensión”, la OMS nos dice que:

“La hipertensión – también conocida como tensión arterial alta – aumenta el riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. La hipertensión no controlada puede causar también ceguera, irregularidades del ritmo cardiaco y fallo cardiaco. El riesgo de que se presenten esas complicaciones es mayor si se dan otros factores de riesgo cardiovascular como la diabetes” (1).

“Uno de cada tres adultos del mundo padece hipertensión. Esa proporción aumenta con la edad: una de cada diez personas de 20 a 40 años, y cinco de cada diez de 50 a 60 años. La prevalencia más alta se observa en algunos países de ingresos bajos de África; se cree que la hipertensión afecta a más del 40% de los adultos en muchos países de ese continente” (1).

“No obstante, la hipertensión se puede prevenir y tratar. En algunos países en desarrollo, la prevención y el tratamiento de la hipertensión, y de otros factores de riesgo cardiovascular, ha hecho que disminuyan las muertes por cardiopatías” (1).

El riesgo de padecer hipertensión se puede reducir con las siguientes medidas (1):

– Disminuyendo la ingestión de sal
– Siguiendo una dieta equilibrada
– Evitando el uso nocivo de alcohol
– Haciendo ejercicio con regularidad
– Manteniendo un peso saludable
– Evitando el consumo de tabaco.

El mensaje del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en el día 7 de abril de 2013, ha sido el siguiente (4):

“El Día Mundial de la Salud este año hace sonar la alarma de un asesino silencioso mundial: la presión arterial elevada, también conocida como hipertensión. Uno de cada tres adultos en todo el mundo sufre de este problema de salud, que es una de las primeras causas de muerte en países ricos y pobres por igual.

La presión arterial elevada, uno de los principales detonantes de las enfermedades cardiovasculares, muy a menudo no se diagnostica porque prácticamente no tiene síntomas. La buena noticia es que cuando se detecta precozmente, pueden tomarse medidas relativamente sencillas para reducir significativamente el riesgo de sufrir infartos, insuficiencias cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Es por ello que las Naciones Unidas alientan a todos los adultos a que se realicen controles periódicos de presión arterial en establecimientos de atención sanitaria.

Mantener un estilo de vida saludable puede sumar años a nuestras vidas. Las pruebas no dejan lugar a dudas. Reducir el consumo de sal procesada, seguir una dieta equilibrada, evitar el uso nocivo del alcohol, hacer ejercicio de manera regular, reducir el estrés y evitar el uso del tabaco minimizan el riesgo de sufrir de presión arterial elevada, así como sus consecuencias, como los accidentes cerebrovasculares y los infartos.

Abordar el problema de la presión arterial elevada es fundamental para atacar la enfermedad cardiovascular, una de las cuatro enfermedades no transmisibles que causan más muertes.

Las otras tres —el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes— van en aumento en todas partes, sobre todo en los países de bajos y medianos ingresos, y afectan cada vez más a los más jóvenes. Los países más golpeados por estas enfermedades son los que menos posibilidades tienen de asumir las consecuencias sociales y económicas de perder una parte significativa de su fuerza de trabajo debido a la enfermedad o la muerte prematura. También son los países que tienen menos posibilidades de costear los tratamientos y cuidados médicos.

Me complace el impulso creciente que existe en todo el mundo de hacer frente a las enfermedades no transmisibles. En septiembre de 2011, durante el período de sesiones de la Asamblea General, los países se comprometieron a tomar medidas. Desde entonces, la Organización Mundial de la Salud ha colaborado con asociados a fin de elaborar un plan de acción mundial para hacer frente a las enfermedades no transmisibles en el período que va hasta 2020.

Reducir la hipertensión es un elemento fundamental de ese plan de acción y es algo en lo que todos podemos desempeñar un papel. Conozcamos nuestros propios niveles de presión arterial y contribuyamos a que las personas sean más conscientes del problema de la hipertensión” (4).

Y para terminar esta entrada, solo comentaros que, de entre los temas prioritarios de la OMS en la última década, es el único año que se dedica a una enfermedad concreta. Afortunadamente, como hemos podido leer anteriormente, con unas medidas muy básicas podemos prevenir su aparición y/o controlar su evolución.

Enlaces relacionados:

Nuestro consumo de sal duplica la cantidad recomendada por la OMS.
El chocolate negro en la hipertensión.
Hipertensión y actividad física.

Fuentes:

(1) Diario Salud.net. “Uno de cada 3 adultos padece hipertensión” Médicos y Pacientes. Viernes, 5 de abril de 2013.
http://www.diariosalud.net/index.php?option=com_content&task=view&id=25435&Itemid=521
(2) Organización Mundial de la Salud. Día Mundial de la Salud.
http://www.who.int/world-health-day/es/
(3) Organización Mundial de la Salud. Días Mundiales de la Salud precedentes.
http://www.who.int/world-health-day/previous/es/
(4) Naciones Unidas (ONU). Secretario General Ban Ki-moon. “Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Mundial de la Salud” 7 de abril de 2013.
http://www.un.org/es/sg/messages/healthday2013.shtml

Imagen: http://universidadescr.com/blog/wp-content/uploads/2010/04/prin_dia_mundial_salud.jpg

Origen: Universidades CR.com. ¡Celebremos el día mundial de la salud!
http://universidadescr.com/blog/%C2%A1celebremos-el-dia-mundial-de-la-salud/

Nuestro consumo de sal duplica la cantidad recomendada por la OMS.

sodio

– Marina Muñoz Cervera –

Las tres cuartas partes de la población mundial nos excedemos en el consumo de sal.

Un estudio presentado en las sesiones científicas de 2013 sobre Nutrición, Actividad Física, Metabolismo, Epidemiología y Prevención de la Enfermedad Cardiovascular de la Academia Americana del Corazón, demuestra que el 75% de la población mundial consume el doble de la cantidad de sal que recomienda la Organización Mundial de la Salud (1).

Según, Saman Fahimi, autor principal y profesor visitante en la Escuela de Salud Pública del Departamento de Epidemiología de la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts (Estados Unidos), es la primera vez que existe información sobre el consumo de sodio por país, edad y género. Los investigadores esperan que gracias a sus hallazgos, los Gobiernos Nacionales tomen medidas de salud pública para disminuir el consumo (1).

“La ingesta de sodio a través de los alimentos preparados comercialmente, sal de mesa, sal y salsa de soja que se añaden al cocinar fue de una media de cerca de 4.000 mg al día en 2010. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar el sodio a menos de 2.000 mg al día y la Asociación Americana del Corazón aconseja bajar la ingesta de sodio a menos de 1.500 mg diarios” (1).

¿Qué nos dice la OMS?

La OMS nos dice que a cantidad de 2000 mg de sodio al día corresponde aproximadamente a 5 gramos de sal y que debemos consumir, al menos, 3,510 mg de potasio por día. El sodio se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como la leche y otros productos lácteos, y los huevos; y en cantidades mayores en productos alimenticios procesados, como el pan, carnes procesadas y condimentos como la salsa de soja y cubos para preparar caldos y sopas. El potasio se encuentra naturalmente en las legumbres, la espinaca, el repollo, el perejil y en frutas como las bananas, papayas y dátiles (2).

En el mes de enero de 2013, la OMS alertó que actualmente la gente come con demasiada sal y no consume suficiente potasio (3).

“Un total de 181 de los 187 países que representan el 99 por ciento de la población mundial superó la ingesta recomendada por la Organización Mundial de la Salud de menos de 2.000 mg de sodio al día, y 119 países, lo que representa el 88 por ciento de la población mundial, supera esta ingesta recomendada por más de 1.000 mg al día. Todos los países excepto Kenia sobrepasaron los consejos de la Asociación Americana del Corazón de tomar menos de 1.500 mg al día de sodio” (3).

El artículo publicado en la revista Cardiology sobre esta interesante investigación lleva por título:
National, Regional, and Global Sodium Intake in 1990 and 2010: A Systematic Analysis of 247 24-hour Urinary Sodium Excretion Studies and Dietary Surveys Worldwide y a través del enlace anterior podéis acceder al mismo en inglés (4).

Ya sabemos que el abuso de sal puede conducir a hipertensión arterial y aumenta mucho el riesgo cardiovascular.

Existe una sal rosada, orgánica y natural, procedente de los Andes y del Himalaya, cuyos efectos parece ser que son más saludables que la sal común, no obstante, no es conveniente superar la cantidades recomendadas de 5 gramos de sal al día (5) (6).

No podemos olvidarnos del consumo de potasio (K), puesto que este ión forma parte junto con el sodio (Na), de un complejo sistema llamado “Bomba de sodio y potasio” directamente implicado en el transporte activo a través de las membranas de las células. Os explico un poco el proceso para que tengáis una idea:

En combinación con el agua, el sodio mantiene la presión osmótica del medio extracelular para evitar la perdida excesiva de agua; el potasio mantiene la presión osmótica en el interior de la célula. La Bomba de Na-K consiste en el transporte de sodio del interior de la célula al exterior al tiempo que el potasio pasa del exterior al interior de la célula. El flujo sodio-potasio tiene lugar en “contra del gradiente de concentración” y como consecuencia de ello, requiere un gasto de energía en forma de ATP. Este importante sistema conlleva la regulación de las diferencias de carga eléctrica a ambos lados de la membrana celular.

Gracias a esta bomba se consigue energía para transportar ciertos materiales necesarios para la célula, como glucosa o aminoácidos, al interior de la misma.

La bomba de sodio-potasio (Na-K) es imprescindible para el funcionamiento del sistema nervioso, de hecho,  las neuronas tienen una fuerte densidad de bombas de sodio-potasio en sus membranas y ello permite que se establezca un fuerte diferencia de carga eléctrica.

Como vemos, es importante, no considerar el sodio (Na) o el potasio (K) de forma aislada, ambos son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo.

Enlaces relacionados:

Menos consumo de sal en el Continente Americano.

Fuentes:

(1) Europa Press. “El 75% de la población mundial toma el doble de la sal recomendada”. Madrid 21 de marzo de 2013
http://www.europapress.es/salud/noticia-75-poblacion-mundial-toma-doble-cantidad-diaria-recomendada-sal-20130321164919.html
(2) Centro de Noticias ONU. “OMS publica nueva guía sobre consumo de sal y potasio”. 31 de enero de 2013.
http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=25583#.UUyGpm-QUwA
(3) Guideline: Sodium intake for adults and children. World Health Organization
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/77985/1/9789241504836_eng.pdf
(4) Saman Fahimi; John Powles; Paul Pharoah; Renata Micha; Shahab Khatibzadeh; Majid Ezzati; Stephen Lim; Dariush Mozaffarian. Circulation. 2013; 127: A017
http://circ.ahajournals.org/cgi/content/meeting_abstract/127/12_MeetingAbstracts/A017?sid=10d8d480-e33f-4488-94fc-002e1054b4d0
(5) Pamela. Club nutricional “Beneficios de la sal rosada”. 23 de noviembre de 2011.
http://club-nutricional.com/dietas/2011/11/23/beneficios-desal-rosada/
(6) Sal rosada del Himalaya.
http://www.equilibriovital.com.ar/sal-alimentacion.html

Imagen:

Origen: devsoma.
http://devsoma.blogspot.com/2008/10/si-me-vuelvo-soso.html

Última revisión: 29-08-18

Advierten sobre las consecuencias de una mala alimentación en México.

alimentos insalubres

Marina Muñoz Cervera –

El IMSS, Instituto Mexicano del Seguro Social, informa a la ciudadanía sobre los riesgos de no comer bien y advierte de los riesgos que puede tener a largo plazo, una mala alimentación.

La noticia, publicada el 7 de febrero de 2013, en La Red Noticias: periodismo integral, Información y Análisis, refiere los comentarios de la nutrióloga especialista María Lourdes Quiñones, adscrita al hospital Morelos (H.G.R. 1) del IMSS. La experta indica que “la mala alimentación no solo implica el consumir comida chatarra, sino el hecho de comer poco y mal, comer a deshoras ó tras largos periodos sin ingerir alimentos, también considera el no llevar una dieta balanceada y equilibrada acorde con la cantidad de energía que necesitamos diariamente” (1).

Señala la especialista, que “enfermedades como la diabetes están estrechamente relacionada con la obesidad y sobrepeso, este mal incurable puede generar daños irreversibles al cuerpo y sus funciones. Para prevenir el factor de riesgo de padecerla, hay que modificar hábitos como dejar de consumir azúcar, mantener una dieta balanceada y consumir más vegetales, frutas y carne” (1).

“Otra enfermedad relacionada con la mala alimentación, comenta la experta,  es el cáncer de colon, si bien el factor genético es determinante para el desarrollo de la enfermedad, está claro que el consumo habitual de fibras como cereales y frutas facilitan la labor intestinal al procesar los alimentos”.

Asimismo refiere que “el exceso de grasas en la alimentación también genera riesgos para la salud, pues eleva los niveles de colesterol malo en la sangre e incrementan la presión arterial que impide la correcta circulación de la sangre dando paso a accidentes cardiovasculares con fatales consecuencias” (1).

Continúa diciendo que “la gota también es un padecimiento relacionado con los excesos en la ingesta de carne roja, bebidas azucaradas y alcohol. Pues estos contenidos elevan las concentraciones de ácido úrico en la sangre lo que provoca dolores interminables en rodillas, pies y otras articulaciones. La recomendación es bajar las raciones de carne y compensarlas con legumbres y hortalizas”. Carnes, grasas y azúcares en exceso también contribuyen al desarrollo de la osteoporosis, pues está ingesta es pobre en minerales como el calcio que proviene de otros tipos de alimentos como los derivados de la leche, granos y pescado” (1).

Nos dice también la noticia, que el IMSS cuenta con orientación especializada en los módulos PREVENIMSS de sus unidades médicas y asesorar al derechohabiente sobre cómo llevar una dieta balanceada conforme a su edad y estado de salud (1).

Esquematizando los procesos patológicos anteriormente citados, serían los siguientes:

Diabetes.
– Obesidad y sobrepeso.
– Cáncer de colon.
– Aumento del colesterol.
– Aumento de la tensión arterial.
– Accidentes cardiovasculares.
– Gota.
– Osteoporosis.

Como vemos es un amplio panorama que podríamos prevenir y/o mejorar si comenzamos a mejorar nuestros hábitos alimentarios.

Enlaces relacionados:

Pirámides Alimentarias para los países de América Central y El Caribe.
La lucha contra los refrescos azucarados ha comenzado en México.
Exigen medidas frente a la obesidad, sobrepeso y diabetes al Gobierno de México.

Fuente:

La Red noticias. “Consecuencias de una mala alimentación” Chihuahua, 7 de febrero de 2013.
http://www.larednoticias.com/noticias.cfm?n=98121#ixzz2KVvKEmku

Imagen:

El saludable gazpacho andaluz.

gazpacho1

– Marina Muñoz Cervera –

El gazpacho es una preparación culinaria, en forma de sopa fría o batido, bebible. Es perfecto para cualquier época del año, pero en este tiempo navideño, nos salva de la situación (es sencillo de preparar) si lo servimos como un entrante más.

Su origen es incierto, aunque tradicionalmente se ha considerado una receta del interior de Andalucía (Sur de España), donde los productos de la huerta y el aceite de oliva son abundantes y los veranos secos y calurosos (1). A lo largo de su historia, ha pasado de ser de condumio de campesinos y legionarios romanos a ser la reina de las sopas frías de la cocina universal, junto con las vichysoisses y los bortusch (2).

Numerosos documentos atestiguan que el gazpacho es una comida muy antigua. Parece ser que Sancho Panza (Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra) dejó la Ínsula Barataria, triste y desilusionado por los controles y limitaciones a que eran obligadas las personas de alta alcurnia, iba añorando a los de su pueblo y dijo: «Más quiero hartarme de gazpachos, que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente, que me mata de hambre» (2).

gazpacho

Parece ser que la palabra “gazpacho”, que comparten el portugués y el castellano, proviene del mozárabe “caspos” que designa los trozos de pan (2).

Y una vez conocida algo de su historia, pasemos a ver los acontecimientos recientes que rodean a esta tradicional comida.

En una noticia, publicada el 14 de diciembre de 2012, por Europa Press, nos cuentan que el consumo de gazpacho, de forma habitual, podría contribuir a reducir la presión arterial, según un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), y publicado en ‘Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases’ (3).

Los autores de la investigación comentan, que estudios epidemiológicos previos, demostraban que los componentes del gazpacho, por separado, eran beneficiosos para reducir la presión arterial. Y demuestran que “la presión arterial de los consumidores de gazpacho es inferior a los no consumidores, posiblemente porque sus componentes bioactivos contrarrestan el efecto del consumo de sal que contiene esta comida”. Por otro lado, los expertos han aplicado técnicas estadísticas de regresión logística para conocer hasta qué punto podría reducirse el riesgo de hipertensión gracias al consumo de gazpacho. Según los resultados, “en algunos perfiles de consumidores, el riesgo podría disminuir hasta un 27 por ciento”, ha señalado Medina-Remón (3).

Si queréis leer la noticia completa podéis acceder a través del siguiente enlace:

El consumo de gazpacho podría reducir la presión arterial

Y vamos a pasar a conocer los ingredientes de este manjar por si queremos adoptar la práctica de su consumo. Os lo recomiendo, a mí me gusta más el servido en vaso para beber, pero las sopas frías también están deliciosas. Esta receta nos aporta muchas vitaminas y minerales  procedente de las hortalizas (alimentos reguladores) y el pan  que contiene nos proporciona, en forma de almidones, la energía necesaria para metabolizarlas; también el aceite crudo, con sus ácidos grasos mono y poliinsaturados, nos suministra energía saludable.

Se prepara de muchas formas, las variedades han inundado las cocinas; os describo una clásica forma de preparación (4).

Ingredientes:

– 1kg o 2kg de tomates más bien maduros.
– 1 pimiento verde mediano, 1 ajo pelado (quitar la hebra que tiene en medio para que no se repita),
– 2 pepinos sin pelar (o pelar si os repite).
– 1 molla o miga de pan mojada en agua y vinagre, un puñadito de cominos (opcional).
– Agua.
– Una pizca de sal.
– Un chorreón de aceite (preferentemente de oliva pero en su ausencia sirve de cualquier semilla, de soja o de maíz).

Elaboración:

Pelar los tomates y trocear toda la verdura. Triturar todos los ingredientes juntos hasta dejarlos muy pasados. Podemos batirlos en una licuadora o si lo hacemos a mano, para que quede el líquido sin tropezones, es mejor que lo pasemos por un colador. Meterlo en la nevera y servirlo bien frío. Si sale muy denso, los servimos como sopa y si añadimos más agua nos saldrá un batido que podemos adornar con taquitos de jamón serrano, cebolla, huevo duro, etc.

Si os ha quedado un poco espeso, podéis ponerle unos cubitos de hielo.

A la hora de servirlo, se ponen unos cuencos con tomate, pepino y cebolla en trocitos pequeños y pan frito también en taquitos para ponerlo por encima del gazpacho si se sirve en un cuenco o plato hondo. Si sólo es para refrescar y seguir el ritmo de la vida, en un vaso es suficiente para beber (4).

¡¡Que os aproveche!!

Enlaces relacionados:

Nuestra salud puede ser el mejor “Regalo de Navidad”.
¿Podemos compartir salud en Navidad?
Pavo al horno con glaseado, puré cremoso de patatas y ensalada.
Merluza en salsa verde.
Brochetas de rape.
Yogur con fresas y kiwis.
Budín de manzana
Fondue de chocolate
Pirámides alimentarias del mundo

Fuentes:

(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Gazpacho”>http://es.wikipedia.org/wiki/Gazpacho
(2) La verdad.es. Canal de Gastronomía. “Gazpachos antiguos y modernos”.
http://gastronomia.laverdad.es/temporada/137-gazpachos-antiguos-modernos.html
(3) Europa Press. Madrid 14 de diciembre de 2012. “El consumo de gazpacho podría reducir la presión arterial”.
http://www.europapress.es/salud/noticia-consumo-gazpacho-podria-reducir-presion-arterial-20121214112222.html.
(4) Gazpacho andaluz. Recetas de la Abuela Paca
http://lasrecetasdelabuelapaca.webnode.es/news/gazpacho-andaluz/

Imágenes:

gif

Menos consumo de sal en el Continente Americano.

saleros con gradual reducción de sal

– Marina Muñoz Cervera –

La OPS (Organización Panamericana de la Salud) considera que en muchos países de América, el consumo de sal triplica el recomendado; por ello convocó a expertos en salud y nutrición, representantes de la sociedad civil, universidades y empresas multinacionales, para trabajar en la reducción del consumo de sal en el Continente Americano, según cuenta una noticia publicada hoy, 31 de agosto de 2012, por el Centro de Noticias de la ONU.

Con el título: OPS promueve reducción del consumo de sal en el continente americano, refieren que los regímenes de alimentación modernos contienen cantidades excesivas de sal. El consumo de más de 5 gramos por día en ciertas personas aumenta la prevalencia general de la hipertensión. Este padecimiento es el principal factor de riesgo para infartos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal y cardíaca.

Entradas relacionadas:

¿Qué son la OPS y la OSP en América?

Fuente:
Las Naciones Unidas. Centro de Prensa de la ONU. 31 de agosto de 2012. OPS promueve reducción del consumo de sal en el continente americano.
http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=24323

Imagen:

Foto por Rita Maas/Getty Images

http://cdn.aarp.net/content/dam/aarp/health/healthy-living/2011-08/200-salt-affects-high-blood-pressure-esp.imgcache.rev1314359432308.jpg

El chocolate negro en la hipertensión.

tableta de chocolate negro

– Marina Muñoz Cervera –

El chocolate negro, un alimento que nos ayuda a estar más sanos.

En un artículo publicado, hoy día 16 de agosto de 2012, por Andre M. Seaman, nos cuentan que una dosis diaria de chocolate negro, rico en flavonoides, podría reducir la presión sanguínea levemente y por corto plazo.

Os dejo el enlace de la noticia  que refiere los hallazgos de un estudio sobre datos de 20 trabajos publicados en la última década, realizado por un equipo del Instituto Nacional de Medicina Integrativa de Melbourne: El cacao rico en flavonoides reduce ligeramente la presión

Enlace relacionado:
El chocolate negro en la prevención de los riesgos del Síndrome metabólico

Fuente:
– Andre M. Seaman. Medline Plus. Reuters Health Information. The Cochrane Library, online 14 de agosto del 2012.

Imagen:

https://consejonutricion.files.wordpress.com/2012/08/chocolatenegro1.jpg

Última revisión: 12-11-18

Hipertensión y actividad física.

chica caminando

– Marina Muñoz Cervera –

¿Sabías que 1 de cada 3 adultos sufre hipertensión arterial?

Una interesante noticia sobre la hipertensión y el beneficio del deporte en su evolución fue publicada en Diario Salud. Net. el 16 de mayo de 2012.

El ejercicio físico ayuda a bajar la tensión arterial, según nuevo estudio:

El ejercicio físico puede ayudar a que disminuya el riesgo de hipertensión en las personas con un historial familiar de alta presión sanguínea, según un estudio que publicó hoy la revista Hypertension. La publicación de la Asociación Cardiaca de EEUU divulgó un estudio realizado entre más de 6.000 personas que pone de relieve que los participantes que tenían un pariente con alta presión sanguínea pero se encontraban en un muy buen estado físico tenían un riesgo un 34 por ciento menor de desarrollar ellos mismos la alta tensión arterial.Esa diferencia se encontró en relación con los participantes que tenían una historia familiar similar pero cuya situación física era inferior. “Es muy importante que entendamos el papel que juegan el historial familiar y la condición física”, dijo Robin P. Shook, de la Escuela Arnold de Salud Pública en la Universidad del Sur de California.El estudio recibió fondos de los Institutos Nacionales de Salud y de una donación, sin restricciones, de la compañía Coca-Cola. “Los resultados de esta investigación arrojan un mensaje práctico: incluso un nivel muy realista y moderado de ejercicio -por ejemplo 150 minutos de caminata rápida por semana- otorga beneficios enormes para la salud, en particular para las personas predispuestas a la hipertensión debido a su historial familiar”, añadió Shook.

Otros estudios anteriores han mostrado que el historial familiar es responsable del 35 al 65 por ciento de la variabilidad de la presión arterial entre los hijos, con niveles variados de riesgo dependiendo de cuál de los progenitores la haya desarrollado y la edad de comienzo del problema.

Los investigadores hicieron un seguimiento de un grupo de 6.278 personas, predominantemente blancos con edades entre 20 y 80 años durante un promedio de 4,7 años.

Treinta y tres de los participantes indicaron que su padre o su madre tenían hipertensión.

Cuando comenzó el estudio todos los participantes tenían una situación saludable, no tenían un diagnóstico médico de hipertensión y marcaban por lo menos un 85 por ciento del ritmo cardiaco máximo previsto para sus edades.

Los investigadores determinaron la aptitud cardiorrespiratoria de los participantes usando una prueba de ejercicio en la cinta de correr que llegaba al máximo para cada participante.

Los investigadores descubrieron que, tomando en conjunto a las personas con y sin historial familiar de alta presión sanguínea, los elevados niveles de aptitud física aparecieron relacionados con un riesgo 42 por ciento menor de desarrollar la hipertensión.

Los niveles moderados de aptitud física bajaron el riesgo en un 26 por ciento.

Las personas que tenían un bajo nivel de aptitud física y un pariente con hipertensión mostraron un riesgo 70 por ciento mayor de desarrollar esa enfermedad en comparación con las personas con buena aptitud física y sin historial familiar de alta presión sanguínea.

En la misma revista otra publicación nos habla de la prevalencia de la hipertensión y la diabetes:

Uno de cada 3 adultos sufre hipertensión y 1 de cada 10 diabetes, según la OMS

Uno de cada tres adultos sufre hipertensión, una condición que causa cerca de la mitad de todas las muertes por apoplejía y problemas cardiacos en el mundo, y uno de cada diez, diabetes, destacó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe anual sobre estadísticas sanitarias. “Este informe ofrece una evidencia más del dramático incremento de las condiciones que desencadenan las dolencias de corazón y otras enfermedades crónicas, particularmente en los países pobres y en desarrollo”, dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan.Chan subrayó el preocupante hecho de que “en algunos países africanos, la mitad de la población adulta sufra hipertensión”, razón por la cual la OMS quiere llamar la atención sobre “el creciente impacto de las enfermedades no contagiosas”.Por primera vez el estudio estadístico de la OMS incluye información de 194 países sobre los altos niveles en hombres y mujeres de la presión sanguínea y glucosa en sangre, que revela, entre otras cosas, que los diagnósticos y los tratamientos baratos de estas dolencias han reducido el problema en el primer mundo.

La inquietud de la organización es que en lugares como África, donde no se aplican estas medidas preventivas, la mayor parte de las personas con estas dolencias no saben que corren un “alto riesgo de muerte y discapacidad por un ataque al corazón o una apoplejía”.

Por primera vez se incluye también información sobre niveles de glucosa en sangre, que indica que mientras que la prevalencia media global está en torno al 10 %, hasta un tercio de la población en algunos países del pacífico sufre esta dolencia.

La OMS recuerda que si no se trata, la diabetes puede causar enfermedades cardiovasculares, ceguera y fallo renal.

La tercera gran preocupación es el exceso de peso, ya que “en todas las regiones del mundo, el número de obesos se dobló entre 1980 y 2008”, manifestó Ties Boerma, director del Departamento de Estadísticas Sanitarias y Sistemas de la Información de la OMS.

“Hoy, alrededor de 500 millones de personas (el 12 % de la población mundial) son consideradas obesas”, según Boerma.

El nivel más alto de obesidad se registra en la región de las Américas (un 26 % de los adultos) y el más bajo en el sudeste asiático (3 % de los adultos), siendo mayor la proporción de mujeres obesas que la de hombres, con el impacto que esto representa en cuanto a riesgo de diabetes, problemas de corazón y cáncer.

La conclusión es que las enfermedades no contagiosas son actualmente la causa de dos terceras partes de las muertes en el mundo, por lo que la OMS trabaja en un marco de seguimiento y una serie de metas voluntarias para prevenir y controlar el problema.

El informe será uno de los asuntos que se aborden en la próxima Asamblea Mundial sobre la Salud de la OMS en Ginebra (entre los días 21 y 26 de mayo), que también se hará eco de los avances logrados.

Según la OMS, desde que hace más de una década se establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU, “se ha logrado un progreso sustancial en la reducción de la mortalidad infantil y maternal, debido al VIH, la tuberculosis y la malaria”.

La malnutrición infantil es la causa subyacente de aproximadamente el 35 % de las muertes de niños de menos de 5 años, aunque en el caso de los países en desarrollo ha habido cierta mejora: entre 1990 y 2010 la proporción de niños de esas edades que presentaban peso por debajo de lo recomendable pasó del 29 al 18 %.

En cuanto a la reducción de la mortalidad entre menores de cinco años, en las últimas dos décadas se redujo en un 35 %, desde las 88 muertes por cada 1.000 nacimientos vivos en 1990 (un total de 10 millones de niños) a las 57 por cada mil (7,6 millones) en 2010.

“Las reducciones han sido particularmente impactantes en las muertes por diarreas y por sarampión”, destacó la organización.

Especialmente significativo es el dato sobre África, donde se producen la mitad de las muertes de menores de cinco años, ya que la tasa de reducción pasó del 1,5 % (1990-2010) al 2,8 % (2005-2010).

El dato de reducción es importante también en lo que se refiere al número de muertes maternales (de 543.000 en 1990 a 287.000 en 2010), pero la OMS indica que “la tasa de reducción es solo la mitad de lo necesario para lograr el objetivo relevante de los ODM”.

Fuente: http://www.diariosalud.net/index.php?option=com_frontpage&Itemid=1

Imagen:
ID: 19386147_s Copyright (c) 123RF Stock Photos