El alcohol transforma nuestro comportamiento habitual.

alcohol

– Marina Muñoz Cervera –

Según la OMS, el consumo nocivo de alcohol mata a 3,3 millones de personas cada año.

Ya vimos que la ingesta de alcohol no forma parte de una alimentación sana, pero ¿cuando podemos considerar que somos bebedores de alcohol?

La OMS describe el consumo de alcohol como la ingesta media de 33 gramos de alcohol puro. Esta cantidad equivale a 2 copas de vino, una botella grande de cerveza o 2 licores.

Al la luz de las última investigaciones ya no existe una cantidad mínima de alcohol que pueda considerarse seguro o protector para la salud.

¿A qué se deben las muertes atribuidas al alcohol?

De las 3,3 millones de muertes al año en las que el alcohol es el factor desencadenante, las causas principales son las siguientes:

– El 28% se deben a lesiones diversas por peleas, agresiones, accidentes de tráfico, autolesiones, etc.
– El 21% a problemas digestivos, como cirrosis hepáticas, úlceras, hemorragias, etc.
– El 19% a enfermedades cardiovasculares, como accidentes cerebrovasculares, infartos, etc.
– Las demás, se deben a trastornos mentales, cánceres, enfermedades infecciosas, etc.

Se prevé que el consumo de alcohol vaya en aumento en los años venideros y, lamentablemente, esta moda social afecta mucho a los adolescentes que se encuentran inmersos en una sociedad en la que el alcohol es aún de bajo coste y, además goza de prestigio social.

Hemos visto que la mayor parte de las muertes atribuibles a este tóxico se deben a lesiones diversas, consecuencia del cambio de comportamiento al que conduce el consumo de alcohol.

Muchas veces bebemos para celebrar algo, relajarnos, cambiar nuestra onda mental, ser más divertidos, olvidar problemas, etc. Sin embargo, los efectos del alcohol sobre nuestro cerebro y organismo en general, nos conducen a deprimirnos, a volvernos agresivos, a actuar sin sensatez, etc. Además de menoscabar nuestras defensas inmunitarias, entre otros serios problemas de salud.

En resumen, a cambiarnos como personas y a causar más problemas de los que ya teníamos.

El Informe Mundial de Situación y Salud 2018, ha sido publicado por la OMS y explica la situación mundial del consumo de este tóxico, así como las morbilidades y mortalidades que ocasiona todos los años.

Ayer, 16 de octubre se celebró en todo el mundo el Día Mundial de la Alimentación, como un derecho de todos a tener acceso a alimentos suficientes para poder vivir.

El alcohol, está en nuestras mesas, en la calle, en los supermercados, etc. del mundo entero y no hay un modo certero de cambiar su consumo. Sin embargo, nosotros elegimos.

Podemos tener a nuestro alcance alimentos y bebidas de todo tipo, pero solo nuestras decisiones a la hora de escoger, nos van a dar salud.

¿Cómo aborda este problema la OMS?

El alcohol es una droga psicoactiva que se utiliza desde tiempo inmemorial. Hemos necesitado evadirnos de la realidad y conocer otras formas de visión durante siglos.

En el momento actual, la OMS considera que el consumo de este tóxico supone una pesada carga social y económica para el mundo. Y ha dispuesto las siguientes estrategias para afrontar el problema:

– Regular y restringir el acceso a las bebidas que contienen alcohol.
– Regular la venta de alcohol, sobre todo a menores de edad.
– Disminuir la demanda mediante la aplicación de impuestos y fijación de precios.
– Difundir normas apropiadas para la conducción de personas en estado ebriedad.
– Proporcionar tratamientos asequibles para las personas que ya padecen dependencia del alcohol.
– Llevar a cabo programas de cribaje para reducir el consumo peligroso de alcohol.

¿Como lo abordamos nosotros?

Desde el punto de vista personal, solamente siendo conscientes de que el alcohol es un tóxico, podemos tener claro cual va a ser nuestra actitud frente a su consumo.

De forma esporádica, nuestro organismo es capaz de neutralizar sus efectos, siempre y cuando la cantidad de alcohol que se consuma sea pequeña. Sin embargo, la cotidianeidad en su consumo, aunque sea semanal, nos vuelve adictos a una bebida que, lejos de llevarnos a un estado mejor, nos empeora la vida.

Fuente:

– Organización Mundial de la Salud. OMS. Nota Descriptiva de 21 de septiembre de 2018. “Alcohol: Datos y cifras”.
– Organización Mundial de la Salud. OMS. “El consumo nocivo de alcohol mata a más de 3 millones de personas al año, en su mayoría hombres”. Ginebra, 21 de septiembre de 2018.

Imagen:

http://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20150412091433_800.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s