Archivo de la etiqueta: alcohol

El alcohol transforma nuestro comportamiento habitual.

alcohol

– Marina Muñoz Cervera –

Según la OMS, el consumo nocivo de alcohol mata a 3,3 millones de personas cada año.

Ya vimos que la ingesta de alcohol no forma parte de una alimentación sana, pero ¿cuando podemos considerar que somos bebedores de alcohol?

Sigue leyendo

El alcohol ¿forma parte de una alimentación sana?

alcohol

– Marina Muñoz Cervera –

¿Podríamos considerar saludable el consumo cotidiano de cerveza o vino?

En una sociedad en la que el consumo de alcohol se asocia a celebración, a momentos intensos, o como un relajante tras una ardua jornada laboral, parece absurda la pregunta anterior.
Sigue leyendo

Alimentación y nutrición en la adolescencia.

adolescencia

– Marina Muñoz Cervera –

En la adolescencia se produce un crecimiento acelerado y las necesidades nutricionales son máximas.

Este periodo se extiende desde los 11 hasta los 18 años, de forma general, aunque la edad es variable según los sexos. Las mujeres comienzan su adolescencia a los 11 y 13 o 14 años de edad y los hombres, entre los 13 y 15 años.
Sigue leyendo

Consecuencias del consumo de bebidas alcohólicas durante la infancia.

anuncio

– Marina Muñoz Cervera –

En los años sesenta, en España, una marca comercial de vinos utilizó un anuncio con un muñeco infantil para hacer publicidad de un vino dulce, poniendo esta bebida al alcance de los niños como un elixir para aumentar el apetito. Seguramente algunos de nosotros la conocemos e incluso la hemos tomado a diario.

Afortunadamente, el muñeco utilizado para dicha publicidad, llamado “Kinito”, fue retirado del mercado por la Ley de Peligrosidad Social del Ministerio de la Gobernación de España. Durante el tiempo que duró la campaña, el muñequito se hizo tan popular que incluso existían dibujos animados dedicados a sus proezas. Durante meses, Kinito campeó en la pantalla de televisión, emitiendo sus mensajes hasta vestido de torero (1).

Lo que no pudo evitar la Ley de Peligrosidad es que la Kina  se tomase en muchos hogares españoles y que los niños gorditos fuesen el galardón de su éxito.

Posiblemente la desinformación llevó a este disparate porque dicho vino dulce es delicioso y puede ser consumido por los adultos con moderación, sin olvidar la excesiva cantidad de azúcares que contiene y la presencia de alcohol entre sus ingredientes.

Muchos años han pasado desde que el anuncio de Kina San Clemente recorriese los televisores, sin embargo y a la luz de una noticia publicada por Diario Salud News, ayer lunes, 13 de mayo de 2013, refiriendo una investigación llevada a cabo por la Universidad Federal de Sao Paolo en Brasil, se demuestra que probar el alcohol, antes de los 12 años, aunque solo sea una vez, eleva en un 60% la probabilidad de abusar de la bebida de adulto (2).

El estudio se basa en 17.000 entrevistas a adolescentes de 789 escuelas públicas y privadas en todo Brasil. En el mismo participó el Centro Brasileño de Informaciones sobre Drogas Psicotrópicas (Cebrid) de dicha Universidad (2).

Según expertos en la materia el gran peligro de que los menores de 12 años prueben el alcohol es que a esa edad su sistema nervioso están en pleno desarrollo y el alcohol produce modificaciones neuroquímicas, perjudicando la memoria, el aprendizaje y el control de los impulsos (2).

Zila Sánchez catedrática de medicina del departamento de Medicina Preventiva de Unifesp y una de las responsables de la investigación es tajante: “El contacto de un niño con el alcohol antes de los 12 años puede llevar en el futuro a crear un padrón de consumo abusivo” (2).

Si queréis leer la noticia completa podéis acceder a través del siguiente enlace: Probar el alcohol de niño eleva el 60% el riesgo de abuso de la bebida(2).

En ocasiones, el niño pide probar la cerveza o el vino que beben sus padres pero si desviamos su atención hacia cualquier juguete u otra bebida, podríamos evitar que consuman bebidas alcohólicas.

Fuentes:

(1) Anuncios antiguos “Kina San Clamente y Kinito”
http://www.guauquecosas.com/nm/category/anuncios-antiguos/

(2) Diariosalud.net. Información de medicina y salud. “Probar el alcohol de niño eleva el 60% el riesgo de abuso de la bebida”. 13 de mayo de 2013.
http://www.diariosalud.net/index.php?option=com_content&task=view&id=25570&Itemid=413

Imagen: http://www.guauquecosas.com/nm/wp-content/uploads/2012/06/anuncio-de-quina-san-clemente-con-kinito.jpg

Origen: http://www.guauquecosas.com/nm/category/anuncios-antiguos/

Impacto del alcohol en 11 enfermedades crónicas.

Copa de coñac

– Marina Muñoz Cervera –

¿Es un hábito saludable? ¿En qué cantidad?

Las noticias sobre el consumo de alcohol han sido variopintas a lo largo de los tiempos, sin embargo, cada día, se avanza un paso más en el estudio de su repercusión sobre la salud a corto y largo plazo. Os dejo un interesante artículo sobre el tema, publicado, con fecha de hoy, en MundoSalud.es.

¿Qué cantidad de alcohol es saludable?

Un estudio ha evaluado el impacto de la bebida en 11 enfermedades crónicas
El nivel óptimo para el organismo estaría en 5 gramos diarios
Ángeles López | Madrid
Actualizado jueves 31/05/2012 05:09 horas

Reducir la ingesta de alcohol a menos de media copa de vino al día podría evitar casi 4.600 muertes al año en Inglaterra, según los datos de un estudio que ha analizado el impacto de la bebida en algunas enfermedades crónicas y han valorado cuánto podría influir una reducción de su consumo en la mortalidad del país.

La Unión Europea es la región del mundo con mayor consumo de alcohol por habitante. Se calcula que 266 millones de adultos beben alcohol en los límites que se consideran de menor riesgo para la salud, hasta 20 gramos en mujeres o 40 gramos en hombres por día. Sin embargo, un 15% de los europeos consume por encima de ese nivel y un 6% toma más de 40 gramos (mujeres) o 60 gramos (hombres). Cada año las enfermedades relacionadas con la ingesta de alcohol generan, sólo en el Reino Unido, un gasto en torno a los 3.300 millones de libras. El motivo es que la bebida está relacionada con muchas patologías crónicas, mientras que parece ejercer un modesto efecto protector en algunas otras.

La Fundación Mundial para la Investigación del Cáncer consideró hace unos años que no había un nivel seguro de consumo de alcohol en relación con el cáncer. Según un estudio reciente, se calcula que hasta el 10% de todos los tumores en hombres y el 3% en mujeres de cualquier país europeo pueden atribuirse al consumo de alcohol.

En España, diferentes estudios muestran que la mayoría de la población consume de forma esporádica o habitual alcohol. Ese consumo se ha vuelto preocupante entre los jóvenes ya que uno de cada tres españoles de 15 años (33,5%) admite haberse emborrachado al menos dos veces en su vida, y la mitad de estos (un 15,5%) reconoce que la primera vez fue a los 13 años o incluso antes.

Valorar su efecto

Pero, ¿cuál debería ser el límite para evitar el desarrollo de ciertas enfermedades? Para dar una respuesta a esta pregunta, investigadores de la Fundación Británica del Corazón y del Centro de Investigación en Salud Pública de Geelong, Australia, han aplicado un modelo matemático para valorar el impacto en la mortalidad de 11 patologías que están parcialmente relacionadas con un consumo crónico de alcohol.

Enfermedad coronaria, ictus, hipertensión, diabetes, cirrosis, epilepsia y cinco tipos de cánceres fueron evaluados en este estudio, cuyos resultados publica la revista ‘British Medical Journal’, y para lo que fueron utilizados datos de la ingesta de alcohol en 15.000 adultos británicos.

Se produjeron 170.558 muertes por las enfermedades consideradas en el estudio en Inglaterra a lo largo de 2006. Teniendo en cuenta que el nivel de consumo de alcohol osciló entre uno y 48 gramos al día, los resultados mostraron que aproximadamente 5 gramos diarios (lo que viene a suponer media copa de vino) son los que se consideran el nivel óptimo de consumo de alcohol, evitando o retrasando con ello 4.579 muertes, principalmente debido a una reducción en el número de cánceres y de cirrosis hepática (un 8% y un 49% de reducción, respectivamente).

Los autores señalan que la creencia de que el alcohol protege de las enfermedades cardiovasculares está extendida. “Sin embargo, nuestro modelo muestra que cuando se tienen en cuentan múltiples patologías de forma simultánea, los niveles de alcohol que podrían realmente asociarse con un menor riesgo de enfermedad crónica son mucho menores de lo que generalmente se acepta o recomiendan el gobierno”, afirman. Por este motivo, concluyen, las autoridades deberían modificar sus guías en relación a lograr los mejores resultados de salud pública.

Fuente:
ElMundo.es Salud y Nutrición
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/05/30/nutricion/1338397929.html

Imagen:
http://www.elgrancatador.com/sites/www.elgrancatador.com/files/imagecache/completa/balloon-glass.jpg

Última revisión: 31-08-18