Archivo de la categoría: Forma de conservación de los alimentos

Sobre recongelación de los alimentos.

congelado

– Marina Muñoz Cervera –

No es recomendable volver a congelar un alimento que ya ha sido descongelado.

A través de la congelación podemos conservar algunos alimentos por largos periodos de tiempo, es una gran ventaja porque mientras las materias primas necesarias para elaborar nuestra comida estén congeladas, tenemos la seguridad de que los gérmenes o microorganismos contenidos en las mismas, están inactivos, es decir, no pueden reproducirse o multiplicarse, a pesar de que siguen vivos.
Sigue leyendo

La deshidratación y desecación de los alimentos.

zanahoria

– Marina Muñoz Cervera –

Si quitamos el agua de los alimentos se evitan algunas contaminaciones por microorganismos.

Desde tiempo inmemorial, una de las mayores inquietudes de los humanos ha sido la búsqueda de alternativas para conservar los alimentos lejos de plagas y otros contaminantes que pueden afectar a la salud.
Sigue leyendo

El envasado al vacío de los alimentos.

envasado al vacío

– Marina Muñoz Cervera –

El envasado al vacío es una forma de conservación de los alimentos que permite prolongar su vida útil.

Se considera «vacío» al espacio que no contiene aire ni otra materia perceptible por métodos físicos o químicos. Desde el punto de vista práctico, es un espacio lleno con un gas con una presión inferior a la atmosférica.
Sigue leyendo

La refrigeración de los alimentos.

refrigeración

– Marina Muñoz Cervera –

Tenemos que refrigerar aquellos alimentos susceptibles de descomposición para conservar sus propiedades.

El frío como medio de conservación no mata a los microorganismos, pero si inhibe su multiplicación, evitando que los alimentos se pudran y también inhibe la actividad de algunas enzimas que actúan como antinutrientes.
Sigue leyendo

La congelación de los alimentos.

congelacion

– Marina Muñoz Cervera –

La congelación es un método de conservación que permite interrumpir la actividad enzimática y bacteriológica.

Necesitamos conservar nuestros alimentos de la forma mejor posible para que nos duren más tiempo manteniéndose en buen estado.

Uno de las maneras que permite mayor perdurabilidad es el congelado y se basa en la transformación del agua contenida en los alimentos en hielo. La temperatura más adecuada es a -18 ºC.
Sigue leyendo