Archivo de la etiqueta: vitamina A

Las vitaminas liposolubles.

vitaminas liposolubles

– Marina Muñoz Cervera –

Todas las vitaminas son importantes y su deficiencia causa problemas de salud.

Las vitaminas son micronutrientes esenciales, gracias a las mismas, nuestro metabolismo se regula. Las liposolubles son solubles en grasa, y el cuerpo tiene la capacidad de almacenarlas, si se toman en mayor cantidad de la necesaria, a diferencia de las hidrosolubles, que se eliminan por orina. Sin embargo, esta capacidad de almacenamiento no es ilimitada y un exceso en su consumo puede producir efectos tóxicos.

Sigue leyendo

La Berza, un poderoso alimento.

hojas de berza

– Marina Muñoz Cervera –

La riqueza nutricional de las hojas de berza convierten esta verdura en excelente para la salud.

Esta cotidiana verdura, también conocida como «col forrajera», «col silvestre» o «repollo salvaje» tiene una gran cantidad de nutrientes.

Botánicamente se conoce como «Brassica oleracea» y pertenece a la familia “Brassicaceae”.

Los humanos comemos y usamos berza para sanar nuestro males desde tiempo inmemorial.
Sigue leyendo

El aguacate o palta ¿qué nos aporta este fruto?

guacamole
grasa monoinaturada

– Marina Muñoz Cervera –

Es aguacate es una fruta muy nutritiva y rica en grasas saludables.

Este rico fruto, tan utilizado en ensaladas y muy reconocido por ser la pulpa del guacamole mexicano, es la fruta comestible del árbol “Persea americana”, procedente México y Cuba.

Abundante en vitaminas, sobre todo A, y en minerales, tiene mucho potasio y una cantidad significativa de magnesio, entre otros, también es muy rica en grasa del tipo monoinsaturada.

Conocida también con los nombre de avocado, cura o abate, se suele mezclar con hortalizas como tomate, lechuga, cebolla, etc., en lugar de combinarse con otras frutas. De ahí que, en ocasiones se confunda con una hortaliza, pero clásicamente no se considera como tal.

La cantidad de fibra que contiene facilita la digestión de la grasa monoinsaturada que contiene, no obstante, no podemos abusar de su consumo, puesto que casi el 20% de su pulpa es grasa. Nuestra ingesta de grasas totales no debe superar el 35% del total calórico diario y cada gramo nos aporta 9 kilocalorías.

Enlaces relacionados:
Forma de pelar y trocear un aguacate o palta.
Una fruta un poema: La palta (aguacate)

Imágenes:
La imagen que ilustra esta entrada es una combinación de las siguientes:
ID: 21620114_s/23145765_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

El melón común y su riqueza nutricional.

cucumis melo

– Marina Muñoz Cervera –

El melón es muy rico en beta-carotenos (precursores de la Vitamina A) y en Vitamina C.

Es una fruta dulce por su contenido en azúcares (más o menos dos cucharillas de 5 gramos cada una por 100 gramos de melón), sobre todo sacarosa (la misma que el azúcar común de mesa), pero también tiene glucosa y fructosa.

Existe la creencia popular de que las frutas solo nos aportan fructosa y nada más lejos de la realidad, en cada una de ellas hay una combinación de azúcares.

Enlace relacionado:

Melón común.

Imagen:

ID: 21860864_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Defecto y exceso en el consumo de Vitamina A.

xeroftalmia

– Marina Muñoz Cervera –

Vamos a conocer cuáles son las consecuencias de un consumo inadecuado de esta vitamina ya sea por defecto o por exceso.

Nuestros requerimientos diarios de Vitamina A son:

Niños: 0,3-0,6 mg/día
Adultos: 0,7-0,9 mg/día

Estas cifras pueden oscilar porque aumenten nuestras necesidades diarias, como en el caso de embarazo o lactancia, estrés, etc. En estos casos, la recomendación médica será la que determine la cantidad.

Exceso de consumo de Vitamina A

Es la vitamina más tóxica de todas si se consume en grandes cantidades. Suele darse en casos de ingestión de suplementos vitamínicos de forma indiscriminada. Es rara la presencia por causa alimentaria, sin embargo, los suplementos hoy día se consideran complementos alimentarios y por ello el origen es una alimentación inadecuada, hablando en términos genéricos.

Las consecuencias son:

– Engrosamiento irregular de los huesos largos.
– Dolores abdominales.
– Dolor de cabeza.
– Vómitos.
– Diarrea.
– Afectación de la piel: descamación y/o dermatitis facial.
– Caída del cabello.
– Daños en las mucosas: conjuntivitis.
– Malformaciones fetales.
– En los niños puede producir hidrocefalia e hipertensión craneal.

La forma de evitar lo anteriormente citado es no tomando suplementos de Vitamina A sin prescripción facultativa.

Defecto de consumo de Vitamina A.

Un consumo deficitario de carotenos (sobre todo beta caroteno), una deficiente absorción de la vitamina o una mayor demanda por parte del organismo pueden conducir a una enfermedad carencial de Vitamina A.

Los problemas que acarrea esta patología están directamente relacionadas con sus funciones que lógicamente se verán alteradas.

1.- Xeroftalmia (ojos secos), como consecuencia del resecamiento del epitelio ocular. Podemos diferenciar:

– Una primera fase leve, llamada Xerosis conjuntival, en la que los ojos pierden brillo y adquieren el aspecto de una costra.

Esta primera fase es reversible aportando las cantidades necesarias de la vitamina o provitaminas.

– Si persiste el déficit, se dará una fase aguda, llamada Xerosis de la córnea, predomina la queratina haciendo más escamoso el epitelio y hay una afectación de la visión.

– Si no se trata, el siguiente paso es la Ceguera. Este último caso se da sobre todo en niños de corta edad, los padres a veces no le dan importancia a que el niño cierre los ojos y cuando se dan cuenta ya tienen una afectación severa de la córnea.

2.- Aumento de la incidencia de varios tipo de cánceres, sobre todo el de colon.

3.- Retraso en el crecimiento y debilidad muscular.

4.- Esterilidad masculina y femenina.

5.- Afectación del sistema inmunitario aumentando la predisposición a las infecciones, debido a la queratinización de las células de la mucosa que tapizan los tractos gastrointestinal, respiratorio y genitourinario.

En el caso de padecer alguno de estos síntomas lo más recomendable es acudir al médico, que averiguará la causa de la carencia y os recomendará las fuentes de esta vitamina más aconsejables para el caso concreto.

Esta carencia puede evitarse con una alimentación equilibrada que incluya hortalizas y frutas de color amarillo anaranjado, carne, huevos, hígado. También algunas semillas oleaginosas como el sésamo aportan cantidades significativas de esta vitamina. No obstante si queréis saber más sobre las fuentes, en los enlaces relacionados que os dejo a continuación podéis consultarlos.

Enlaces relacionados:

Las Vitaminas y sus peculiares características.
¿Porqué es necesaria la Vitamina A en nuestro organismo?
Las mejores fuentes de Vitamina A

Fuentes:

– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.

– Michael C. Latham. “Nutrición humana en el mundo en desarrollo”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma 2002.

– Biesalski; Grimm. “Nutrición Texto y Atlas”. Editorial Médica Panamericana, S.A. Madrid 2009.

– Thomas M. Devlin. “Bioquímica”. Editorial Reverté, S.A. Barcelona 2006.

– Mª del Carmen López, Herminia López, Fátima Olea. “Toxicología” (Monografía del libro Toxicología Alimentaria). Ediciones Díaz de Santos, S.A. Ana Mª Camean/Manuel Repetto, 2012.

Imagen:

http://www.natue.com.br/glossario/xeroftalmia/

La papaya en el paisaje.

caricaceae

– Marina Muñoz Cervera –

La rica papaya es una fruta interesante porque desde el punto de vista nutricional nos aporta cantidades significativas de Vitamina A sobre todo en forma de carotenoides; también contiene Vitaminas B1, B2 y B6 así como niacina, ácido fólico, Vitamina C y K. Contiene calcio y fósforo en la proporción adecuada para la correcta absorción del calcio (1,6), entre otros minerales como potasio, hierro, zinc, selenio, cobre y cloro.

Enlace relacionado:
Jugo de papaya.

Fuente: Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM. DIAL software for assessing diets and food calculations. Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L. Current Version 2.16 2012.

Imagen: http://www.123rf.com/photo_22177624_papaya-geometry-expression.html

Las mejores fuentes de Vitamina A.

vegetales
Marina Muñoz Cervera –

La vitamina A es liposoluble, es decir, soluble en grasas. Podría pensarse que solo la contienen los alimentos grasos de origen animal, sin embargo las mejores fuentes de esta vitamina son las verduras de hoja verde oscuro (espinacas, acelgas, etc.), las hortalizas (calabaza, zanahoria), las frutas de color amarillo o anaranjado (papaya, albaricoques, mango, etc.), algunas hortalizas de color rojo (tomate, pimiento rojo, etc.) son muy ricas y frutas como la sandía tienen cantidades significativas. Esto se debe a que los vegetales contienen unos pigmentos amarillos llamados “carotenos” que actúan como precursores y el cuerpo humano puede convertir en vitamina A; en ocasiones su color está enmascarado por la clorofila.

Antes de saberse esto, las carencias de esta vitamina en los animales se curaban con mantequilla, sin embargo, hoy día se sabe que con una zanahoria al día podemos cubrir nuestras necesidades diarias. También la contienen la yema de huevo, el hígado, pescados grasos, carne, nata, mantequilla, leche entera, etc. No obstante, debido a la abundancia en grasas saturadas de algunos de los alimentos anteriormente citados, es más saludable el consumo de Vitamina A de origen vegetal, con la excepción de las personas que tienen problemas de absorción intestinal que tendrán dificultades para convertir los carotenos. La leche materna es una fuente de esta vitamina para los niños.

Es importante saber que aunque esta vitamina aguanta muy bien la cocción, se pierden grandes cantidades de carotenos cuando las verduras y las hortalizas se secan al sol, por ello es mejor buscar otros medios de preservación.

Enlaces relacionados:
¿Porqué es necesaria la Vitamina A en nuestro organismo?
Defectos y excesos en el consumo de Vitamina A
Las Vitaminas y sus peculiares características.

Fuente:

Michael C. Latham. “Nutrición humana en el mundo en desarrollo”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma 2002.

Imágenes:

http://fichas.infojardin.com/hortalizas-verduras/espinaca-espinacas-espinafre.htm
http://dietas.elembarazo.net/alimentos/zanahoria
http://www.mercatenerife.es/article.php?id=98&categoryID=7
http://vidaynatura.com/nutricion/conoce-todos-los-beneficios-de-la-papaya/
http://plantamedicinales.net/category/planta-de-tomate
http://eltendero.com/verdura/49-Pimiento-Rojo.html

Entrada actualizada el 16 de septiembre de 2013.
Entrada actualizada el 18 de septiembre de 2013.

 

¿Porqué es necesaria la Vitamina A en nuestro organismo?

ojos

Marina Muñoz Cervera –

La vitamina A no es una única sustancia, bajo su nombre se agrupan tres con actividad de vitamina A: retinol, retinal y ácido retinoico; además de las provitaminas A, sus precursores, caroteno, beta caroteno, alfa caroteno, gamma caroteno y equivalente carotenoides.

De forma muy sintética, son fundamentales para algunas funciones de vital importancia:

– Visión, forma parte de la estructura de una proteína “rodopsina”.
– Integridad de la estructura de la piel y mucosas.
– Crecimiento y diferenciación de células y tejidos.
– Reproducción, está relacionada con la fertilidad.

Enlaces relacionados:
Las mejores fuentes de Vitamina A.
Defectos y excesos en el consumo de Vitamina A.
Las Vitaminas y sus peculiares características.

Imagen:
Id:8670429_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Frutas exóticas: El tamarillo o tomate de árbol.

– Marina Muñoz Cervera –

Es una fruta exótica, nativa de los Andes, cuya domesticación y cultivo son anteriores al descubrimiento de América, sin embargo y, a pesar de su antigüedad, no se conocen nombres en lenguas nativas (1). Se cultiva en zonas tropicales altas: Brasil, Ecuador, Colombia y Sudáfrica.

Hoy día son países productores: Colombia, Brasil, Nueva Zelanda, Kenia, Sudáfrica, California, India y Sri Lanka. Existen tres variedades que se diferencian por el color de su piel: rojo, naranja (más dulces y con semillas tiernas y de menor tamaño que el resto) y amarillo (2).

Se le conoce como: tomate de árbol en castellano; berenjena, sachatomate, yuncatomate, en Perú; limatomate, tomate de monte, tomate de La Paz, en Bolivia y Argentina; tamarillo, tree tomato, en inglés (1). Parece ser que la denominación de tamarillo procede de Nueva Zelanda (3).

Pertenece a la familia de las Solanáceas y el nombre  científico de la planta es: “Cyphomandra betacea” (1).

Es un arbolillo de 2-3 m de alto, tallo único, monopodial, ramificado a la altura de 1-1,5 m en dos o tres ramas. En la rama se repite el mismo modelo de ramificación. Hojas cordiformes, de 17-30 cm de largo, 12-19 cm ancho, subcarnosas, suavemente pubescentes en el envés. Inflorescencia caulinar, opuesta a la hoja. Flores de 1,4 cm de longitud, cáliz persistente en el fruto, corola blanco-rosada, rotado-campanulada con los ápices reflexos, estambres conniventes, más cortos que la corola, anteras amarillas, dehiscentes por dos poros apicales, estilo emergente entre las anteras. Fruto de 5-7 cm de largo, ovoide, glabro, de color amarillo verdoso a anaranjado con jaspes longitudinales; mesocarpo anaranjado(1).

C. betacea se cultiva por sus frutos. Estos constituyen un recurso alimenticio y materia prima potencial para la industria de mermeladas. Los campesinos les atribuyen propiedades medicinales para aliviar enfermedades respiratorias y combatir la anemia. Los frutos del tomate de árbol contienen niveles adecuados de vitamina A, B6, C, E, además de hierro (1).

Los frutos se consumen crudos o cocinados; en todos los casos se elimina la cáscara por ser ésta de sabor amargo. En estado maduro se comen crudos. Es más frecuente el consumo  de los frutos cocinados en almíbar como postre: se cocinan brevemente los frutos enteros y pedunculados, en agua, a fin de que se pueda desprender la cáscara; luego se prepara la miel con canela y clavo de olor, se agregan los frutos pelados y se dejan hervir hasta tomar una consistencia adecuada. En los lugares de la sierra donde no se cultiva tomate, el tamarillo sirve para preparar guisos (1).

La pulpa del fruto se puede añadir a jugos, mezclándolo con otras frutas.

Fuentes:
(1) http://www.rlc.fao.org/es/agricultura/produ/cdrom/contenido/libro09/Cap3_5.htm#60

(2) http://frutas.consumer.es/documentos/tropicales/tamarillo/intro.php

(3) http://www.tamarillo.es/cat/tomate-de-arbol/1

Imagen:  http://www.safecreative.org/work/1207081937259