Archivo de la etiqueta: Vitamina D

Las vitaminas liposolubles.

vitaminas liposolubles

– Marina Muñoz Cervera –

Todas las vitaminas son importantes y su deficiencia causa problemas de salud.

Las vitaminas son micronutrientes esenciales, gracias a las mismas, nuestro metabolismo se regula. Las liposolubles son solubles en grasa, y el cuerpo tiene la capacidad de almacenarlas, si se toman en mayor cantidad de la necesaria, a diferencia de las hidrosolubles, que se eliminan por orina. Sin embargo, esta capacidad de almacenamiento no es ilimitada y un exceso en su consumo puede producir efectos tóxicos.

Sigue leyendo

La carencia de Vitamina D se vincula con mayor riesgo de demencia.

demencia

– Marina Muñoz Cervera –

Relacionan la hipovitaminosis D con demencia en adultos.

La deficiencia de vitamina D en adultos, se relaciona con un 53% más de predisposición a padecer demencia de cualquier tipo y enfermedad de Alzheimer, que los que consumen cantidades adecuadas de esta vitamina.

Así concluye un estudio publicado en revista Neurology el 6 de agosto de 2014, con el título Vitamin D and the risk of dementia and Alzheimer disease.

El estudio fue llevado a cabo sobre una muestra de 1658 adultos mayores de 65 años, estadounidenses, que estaban libres de demencia, de enfermedades y accidentes cardiovasculares al principio del análisis y los siguieron durante 6 años. La investigación estuvo liderada por expertos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, en colaboración con científicos del Hospital Universitario de Angers y las universidades norteamericanas Internacional de Florida, Columbia, Washington, Pittsburg y Michigan.
Sigue leyendo

Deficiencia y exceso de Vitamina D.

discapacidad

– Marina Muñoz Cervera –

La Vitamina D es considerada tanto una vitamina como una hormona.

Es, por tanto, un compuesto orgánico que actúa como micronutriente y su ingesta es necesaria para la mayoría de las poblaciones, de ahí que se considere una vitamina; sin embargo, el aporte de Vitamina D es innecesaria para aquellas personas que son capaces de cubrir sus requerimientos mediante la síntesis endógena de la misma y sus metabolitos (el 7-deshidrocolesterol de la piel se transforma en vitamina D3 bajo la acción de los rayos del sol), estos metabolitos actúan sobre los órganos diana y por esta acción se consideran hormonas y la vitamina D una prohormona.

El 7 deshidrocolesterol es un metabolito del colesterol que se produce en el hígado y es exportado a la piel, donde gracias a la irradiación solar se transforma en Vitamina D3.

Los requerimientos diarios de esta vitamina varían dependiendo de que la persona reciba la irradiación solar durante su vida cotidiana o no.

Deficiencia de Vitamina D:

La consecuencia de su carencia es una dificultad en la absorción intestinal de calcio y fósforo, entre otros problemas y clásicamente ocasiona  la aparición de Raquitismo en niños y Osteomalacia en los adultos.

Sin embargo, como ya sabemos esta vitamina interviene en otros procesos orgánicos y existen datos epidemiológicos que indican una correlación entre la deficiencia de vitamina D y un mayor riesgo de infecciones. Esta carencia también se está relacionando con ciertos tipos de cánceres, enfermedades autoinmunes, enfermedades inflamatorias, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

El raquitismo se caracteriza por falta de crecimiento y deformidades en el esqueleto; los huesos se reblandecen por la escasa mineralización lo que produce un arqueamiento y acortamiento de las piernas. Las articulaciones se hinchan y resultan dolorosas. Hay debilidad muscular y pérdida de apetito. Es una enfermedad rara en nuestros días debido a la suplementación con vitamina D de la leche.

La osteomalacia es una desmineralización de los huesos que suele darse a nivel de la columna vertebral, la pelvis y las extremidades inferiores; a medida que los huesos se ablandan el peso puede causar arqueamiento de los huesos largos, acortamiento vertical de las vértebras y aplanamiento de la pelvis.

Para que se dé una deficiencia de este tipo es necesario que concurran dos circunstancias:

– Exposición insuficiente a la luz solar.

– Escaso aporte alimentario

Un reciente estudio, publicado on line el 6 de agosto de 2014, en la revista Neurology, relaciona la carencia de vitamina D con el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer.

Exceso de consumo de Vitamina D:

La exposición prolongada al sol no conduce a una intoxicación por Vitamina D, se cree que una de las funciones de la melanina (pigmento responsable del color de la piel) es impedir la toxicidad por esta vitamina, de hecho existe una correlación inversa entre latitud y pigmentación, así en los países cálidos las personas tienen un color más oscuro mientras que en los países nórdicos tienen la piel más clara.

Sin embargo, el consumo en exceso de preparados que contengan esta vitamina, así como aceite de hígado de bacalao en grandes cantidades suministrado a niños puede producir una intoxicación que se diagnostica por niveles altos de calcio en sangre; casi siempre comienza con pérdida de apetito y de peso, desorientación mental y por último fallo renal; se han registrado muertes por este cuadro tóxico.

En términos generales produce:

1.- Hipercalcemia

– Depósitos de calcio en tejidos blandos.

– Cálculos renales.

2.- Desmineralización ósea.

3.- Síntomas inespecíficos:

– Problemas gastrointestinales.

– Pérdida de apetito

– Dolor de cabeza.

– Poliuria: aumento en el volumen de orina.

– Polidipsia: sed exagerada.

– Nerviosismo.

– Prurito: picores.

Como vemos, esta “semivitamina” por sus múltiples acciones tiene una gran repercusión en nuestra salud y tanto su exceso como su defecto son verdaderamente complejos y problemáticos. En los enlaces relacionados a continuación podemos encontrar sus fuentes y funciones por si queréis profundizar en su conocimiento.

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Vitamina D
¿Para qué es necesaria la Vitamina D?

Fuentes:

– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.
– Zancheta. Osteoporosis: Fisiopatología, Diagnóstico, Prevención y Tratamiento. Editorial Médica Panamericana, S.A.Buenos Aires, 2001.
– Olga Martínez Augustin, Fermín Sánches de Medina López Huertas, María Dolores Suárez Ortega. “Vitamina D”. Ángel Gil Hernández. Tratado de Nutrición Parte I. Bases Bioquímicas y Fisiológicas de la Nutrición.2ª Edición. Editorial Panamericana de la Salud, S.A. Madrid 2010
– Michael C. Latham. “Nutrición humana en el mundo en desarrollo”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma 2002.

Última revisión: 19-08-19

¿Para qué es necesaria la Vitamina D?

hueso sonriente con una pesa

– Marina Muñoz Cervera –

La vitamina D interviene en la absorción del calcio.

Es una vitamina importante pues permite, entre otras muchas funciones, que nuestros huesos estén fuertes y sanos, ya que regula  la adecuada absorción y la excreción renal del calcio y del fósforo, por ello es imprescindible para la remineralización ósea.

Pero la Vitamina D además de comportarse como una vitamina, actúa como una hormona, por ellos sus funciones son muy complejas, sin embargo, de forma muy sucinta, vamos a conocerlas:

Interviene en:

– La absorción intestinal de calcio y fósforo.

– La secreción de insulina en el páncreas.

– El crecimiento y diferenciación de las células.

– La contracción muscular.

– Los estímulos nerviosos.

– La respuesta celular inmune.

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Vitamina D
Deficiencia y exceso de Vitamina D.

Última revisión: 22-08-19

Las mejores fuentes de Vitamina D.

fuentes de vitamina D

– Marina Muñoz Cervera –

10 minutos de sol al día, sin protección solar, ayudan a mejorar los niveles de vitamina D.

La Vitamina D es la única que nuestro organismo es capaz de sintetizar sin aporte alimentario gracias a los rayos del sol, sin embargo, la cantidad que supone esta producción orgánica normalmente no cubre nuestras vitales.

Además, no todo el mundo puede disfrutar de unos 10 minutos de sol al día para que el 7-deshidrocolesterol de la piel se transforme en vitamina D3  y mucho menos de forma constante.

Por ello tenemos que recurrir a las fuentes alimentarias. Recordemos que esta vitamina es liposoluble, es decir, soluble en grasas, por ello la mayor parte de los alimentos que la contienen, son grasos y por desgracia, a diferencia de la vitamina A, su único precursor vegetal es el ergosterol, abundante en las setas comestibles.

Hoy día casi todos los lácteos, aunque sean descremados, contienen un pequeño tanto por ciento de grasa.

Fuentes alimentarias de vitamina D.

Fuentes animales:

Yema de huevo, pescado azul, leche y derivados lácteos, cereales para desayuno enriquecidos, gambas, el hígado de ternera y de cerdo, carne de buey, aceite de palma, aceite de hígado de bacalao.

Fuentes vegetales:

Setas, champiñones (muy ricos en ergosterol); también la contienen los cereales enriquecidos, por ello es importante la información nutricional del producto.

Las sustancias naturales con acción de vitamina D son:

– Ergocalciferol, también llamado vitamina D2.
– Colecalciferol o vitamina D3.

Sus precursores son:

– Ergosterol de origen vegetal.
– Deshidrocolesterol de origen animal.

Si nuestra alimentación es equilibrada y tomamos el sol, aunque sean 10 minutos, nuestros requerimiento diarios se ven cubiertos.

En el caso de los vegetarianos estrictos, el problema es algo más peliagudo porque únicamente tienen como fuentes, el sol, las setas y los cereales enriquecidos, sin embargo suelen personas bien informadas y saben de la necesidad y de los beneficios de un poco de sol al día.

Os recuerdo la necesidad de leer la información nutricional de los productos que compramos para constatar su contenido.

También, que el aporte de grasas saturadas en nuestra alimentación no debe superar el 10% del total calórico (cada gramo de grasa nos proporciona 9 kilocalorías), el resto hasta completar el 35% recomendado, se tiene que proporcionar en forma de grasas monoinsaturadas y sobre poliinsaturadas.

Enlaces relacionados:

¿Para qué es necesaria la Vitamina D?
Deficiencia y exceso de Vitamina D.

Última revisión: 19-08-18