La alimentación saludable como un derecho humano.

alimentación saludable

– Marina Muñoz Cervera –

El derecho a la alimentación saludable es considerado como un aspecto clave del Desafío Hambre Cero

El derecho a la alimentación fue reconocido en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el año 1948.

Posteriormente, la OMS desarrolló la “Estrategia Mundial sobre Regimen Alimentario, Actividad Física y Salud“, que fue adoptada, en el año 2004, por la Asamblea Mundial de la Salud y en la que se llama a los Gobiernos, a los asociados internacionales, al sector privado y a la sociedad civil, para que actúen a nivel mundial promoviendo la alimentación sana y la actividad física.

Sin embargo, del derecho a una nutrición adecuada y, por tanto a una alimentación saludable que fomente nuestra salud, no se habló, expresamente, hasta el año 2012. No obstante, estaba implícito en nuestro derecho a la salud.

Con el desarrollo de los Objetivos de Salud del Milenio, surgió el Proyecto Hambre Cero, en el que ya se refería la necesidad de alimentos nutritivos.

Y, más tarde, durante la celebración de la CIN-2 (Segunda Conferencia Mundial sobre Nutrición), en el año 2014, se subrayó la necesidad de unir la seguridad alimentaria con la seguridad nutricional.

La alimentación saludable como un desafío dentro del Proyecto Hambre Cero.

El 17 de febrero de 2019, en Los Ángeles (California) el Director General de la FAO, Graziano da Silva, durante una Conferencia impartida en la Facultad de Derecho de la Universidad de California, manifestó que los sistemas alimentarios deben replantearse con el objetivo de nutrir a las personas.

Y considera el acceso a los alimentos saludables como un aspecto clave para el Desafío Hambre Cero.

¿Qué implica el derecho a una alimentación saludable?

Según Graziano da Silva, este derecho va más allá de tener comida suficiente para comer.

Implica la suficiente capacitación sobre nutrición, para que las personas se alimenten a si mismas y a sus familias con dignidad. Así como garantizar el acceso de todos los niños del mundo a una alimentación saludable.

La necesidad de este derecho se basa en que la malnutrición sigue aumentado día a día. Mientras que la subalimentación alcanza los 821 millones de personas, la obesidad supera a los 672 millones de adultos con sobrepeso en el año 2017.

Esta doble carga de morbilidad que sufre el mundo, podría paliarse si el derecho a la alimentación saludable fuese recogido como un derecho más en las Constituciones de los países.

Comestibles hay muchos y deberíamos saber discriminar aquellos que son nutritivos de los que no lo son. Así como ser conscientes de que nuestra alimentación debe ser nutritiva para fomentar nuestra salud.

Si tenemos en cuenta que el padecimiento de muchas patologías, como la coronariopatía, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo II, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, sobrepeso, obesidad, entre otras enfermedades no transmisibles, dependen directamente de lo que comemos todos los días, comprenderemos la necesidad de alimentarnos, de forma sana, a diario.

No comemos solo para seguir vivos, comemos para que nuestro organismo pueda funcionar lo mejor posible. Por lo tanto, si entendemos la finalidad de nuestra alimentación seremos capaces de adecuar nuestra comida a nuestra salud.

No deberíamos comer solo para seguir adelante con nuestros quehaceres, porque la forma en que vivimos es importante y si nos alimentamos de forma nutritiva gozaremos de mejor calidad de vida.

En su última Nota Descriptiva sobre Alimentación sana (agosto 2018), la OMS nos dice que una dieta saludable nos protege de la malnutrición en todas sus formas y que una alimentación insana así como la falta de actividad física constituyen los principales riesgos para la salud.

Fuente:

– Organización Internacional de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. FAO. “El derecho a una alimentación saludable debe ser un aspecto clave del Hambre Cero, según el Director General de la FAO”. Los Ángeles, 17 de febrero de 2019.
– Organización Mundial de la Salud. OMS. “Alimentación sana”. 31 de agosto de 2018.

Imagen:

http://www.loyolaandnews.es/wp-content/uploads/2017/04/derecho-a-la-alimentacion-adecuada.jpg

Espirulina Ecológica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s