Archivo de la categoría: Seguridad alimentaria

Diferencia entre la Pérdida y el Desperdicio de alimentos.

desperdicio de alimentos

– Marina Muñoz Cervera –

Hoy se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos.

En estos tiempos tan complicados por la Pandemia del Covid 19, cobra mayor importancia la utilización adecuada de la comida.

Hoy, 29 de septiembre de 2020, la FAO propone que nos concienciemos sobre este tema, ya que un tercio de los alimentos se desperdician en nuestro mundo.

Actualmente, la estimación del desperdicio de alimentos se lleva a cabo a través de 2 indicadores separados: El Índice de Pérdida de Alimentos y el Índice de Desperdicio de Alimentos.

La Pérdida de Alimentos.

La FAO define la “Pérdida de Alimentos” como la disminución en la calidad o cantidad de alimentos como consecuencia de las acciones y decisiones de los proveedores en las cadenas alimentarias.

Es decir, se trata de cualquier alimento que se descarta, elimina o desecha por completo a lo largo de la cadena de suministro (cosecha, captura, sacrificio).

Por ejemplo, los tomates que se pudren en las ramas porque no hay mano de obra para recogerlos, sería una pérdida de alimentos.

En las pérdidas de alimentos no se incluyen los minoristas (venta al por menor), los proveedores de servicios alimentarios y los consumidores.

LA FAO estima que el Índice de Pérdida de Alimentos actual está en un 14%.

El Desperdicio de Alimentos.

El “Desperdicio de Alimentos” se conceptúa como la disminución en la calidad o cantidad de lo alimentos debida a las acciones y decisiones de minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores.

Por lo tanto, nuestras acciones como consumidores se incluyen en el desperdicio de alimentos.

“La comida es mucho más de lo que hay en nuestros platos”

Con esta frase, la FAO nos propone 6 formas para amar y respetar nuestra comida y son las siguientes:

1.- Reducir el desperdicio de alimentos.

Podemos comenzar comprando solo lo que necesitemos, teniendo muy en cuenta las fechas de caducidad de los productos, para que no se estropeen y no tengamos que desecharlos al tiempo.

Es importante que almacenemos nuestros alimentos en lugares limpios y a la temperatura más adecuada para su conservación.

Si nos sobra comida podemos refrigerarla y utilizarla al día siguiente.

Y, también podemos donar nuestros excedentes de alimentos a otras personas o instituciones.

2.- Ayudar a los productores de alimentos.

Comprando en mercados o establecimientos locales. De esta manera, apoyamos a los agricultores de nuestras zonas para que puedan seguir produciendo alimentos.

3.- Valorar el trabajo que requiere la producción de los alimentos.

Detrás de un plato de comida está el esfuerzo de muchas personas y recursos naturales que hacen posible que podamos alimentarnos día a día.

4.- Adoptar una alimentación más saludable y sostenible.

De nuestra alimentación depende, en gran medida, nuestra salud. Con una alimentación sana reducimos la incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles y, también, mantenemos nuestras defensas inmunitarias en buen estado.

5.- Aprender la procedencia de los alimentos.

El conocimiento sobre nuestros alimentos nos ayuda a valorarlos más.

6.- Mantener conversaciones.

La FAO nos anima a conversar sobre alimentos sanos y sostenibles con amigos para ayudar a los demás a respetar nuestra comida.

Y ya solo me queda recordaros la necesidad de cuidar las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias para esta pandemia: uso de mascarilla, distancia interpersonal y lavado frecuente de manos.

Fuente:

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO. “Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos”.

Imagen:

https://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/informe/desperdiciar-comida

Echinacea Purpurea & Angustifolia

Las legumbres, alimentos estrella del 10 de febrero.

legumbres

– Marina Muñoz Cervera –

El 10 de febrero es el día internacional de las legumbres.

Las legumbres son las fuentes de proteínas y aminoácidos de origen vegetal más importantes de nuestra alimentación.

Estos alimentos, de bajo coste económico, tienen su día internacional, desde la Resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU el 20 de diciembre de 2018, en el 10 de febrero de cada año.

Sigue leyendo

En el año de la Sanidad Vegetal: Protejamos la vida.

– Marina Muñoz Cervera –

El 80% de los alimentos que comemos proceden de plantas.

El año 2020 ha sido declarado como Año Internacional de la Sanidad Vegetal por la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

El cambio climático ha alterado los ecosistemas, aumentando presencia de plagas. Estas contaminaciones de los cultivos alimentarios pueden dar a lugar a pérdidas de hasta un 40%.
Sigue leyendo

Microplásticos en nuestra cadena alimentaria ¿son un riesgo?

microplasticos

– Marina Muñoz Cervera –

Se han encontrado microplásticos en el agua potable, envasada y en peces y crustáceos.

Vamos a revisar en esta entrada, el impacto de estos productos en nuestro sistema alimentario, teniendo en cuenta que podemos ingerirlos sin ser conscientes de su presencia.

Lamentablemente, la invasión del plástico en nuestras vidas está dejando secuelas en los ecosistemas, sobre todo marinos.

Sigue leyendo

La alimentación saludable como un derecho humano.

alimentación saludable

– Marina Muñoz Cervera –

El derecho a la alimentación saludable es considerado como un aspecto clave del Desafío Hambre Cero

El derecho a la alimentación fue reconocido en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el año 1948.

Sigue leyendo

El respeto a la comida ¿un concepto o una necesidad?

respeto a la comida

– Marina Muñoz Cervera –

Sin comida no podríamos vivir, pero ¿respetamos nuestros alimentos?

Los alimentos forman parte de nuestra vida, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos acostamos por la noche.

Gracias a los mismos, somos seres capaces de respirar, caminar, reír, pensar, trabajar, etc.

Están presentes en nuestras celebraciones, charlas amistosas, reuniones laborales, etc. como una necesidad inherente a nuestra historia cultural.
Sigue leyendo

“Suelos contaminados” un riesgo para la seguridad alimentaria.

Suelos contaminados

– Marina Muñoz Cervera –

La contaminación de los suelos afecta a la calidad nutricional de los cultivos agrícolas.

La composición nutritiva de cualquier alimento vegetal (frutas, verduras, hortalizas, cereales, etc.) depende, en gran medida, de la calidad del suelo en el que se cultiva. Si tenemos en cuenta que los suelos son «recursos no renovables», ya que hace falta más de 1000 años para que se forme 1 cm de suelo, comprenderemos porqué estamos en la necesidad de cuidar el único suelo sobre el que caminamos.

Sigue leyendo

Sobre los Bosques en su Día Internacional.

bosques

Marina Muñoz Cervera –

En el Día Internacional de los Bosques vamos a conocer algunos datos curiosos.

Todos los años, el 21 de marzo, está dedicado por la FAO a los bosques, como un valiosísimo recurso natural, necesario para la vida.

Quizás os preguntéis ¿qué tendrán que ver los bosques con la nutrición o alimentación?
Sigue leyendo

Menos desperdicio de alimentos, también en fiestas.

desperdicio de alimentos

– Marina Muñoz Cervera –

La comida es el núcleo de casi todas las festividades y, lamentablemente, se desperdicia aún más en estas fechas.

Vamos a dedicar, esta primera entrada del año 2018, a un tema que redunda en la disponibilidad alimentaria de todo el planeta.
Sigue leyendo

Resistencia a los antibióticos a través de la cadena alimentaria.

resistencia a los antibióticos

– Marina Muñoz Cervera –

El abuso de antibióticos, que se suministran a los animales criados para la producción de alimentos, es una de la causas de aparición de resistencias en los humanos.

Los antimicrobianos son imprescindibles para combatir las enfermedades infecciosas. Sin embargo, el uso indiscriminado de los antibióticos para prevenir y/o tratar plagas en los animales, así como el abuso de los mismos en tratamientos médicos humanos, está provocando un severo aumento de las resistencias a estos fármacos, es decir, que los gérmenes se vuelvan resistentes y no se puedan combatir algunas enfermedades infecciosas.

Sigue leyendo