Archivo de la etiqueta: aceite

Los aceites en el cocinado de los alimentos.

aceite

– Marina Muñoz Cervera –

En todos los métodos de cocinado en medio graso y mixto, la elección del tipo de aceite es fundamental.

Utilizamos los aceites y grasas, en general, para que los alimentos salga más untuosos, no se peguen en las sartenes, ollas, etc., para que actúen como transmisores del calor y den sabor a los alimentos. Del tipo de grasa que escojamos dependerá que los alimentos sean más o menos saludables tras su preparación culinaria.
Sigue leyendo

El rehogado de los alimentos.

rehogado

– Marina Muñoz Cervera –

El rehogado es una técnica en medio mixto, graso y acuoso.

Consiste en el cocinado de los alimentos con muy poca cantidad de aceite y a fuego lento, de forma que se cuecen con el aceite y con el propio jugo (agua contenida en los alimentos), de ahí que se considere una técnica mixta.
Sigue leyendo

Las mejores fuentes de Vitamina E o tocoferol.

alimentos ricos en tocoferol

– Marina Muñoz Cervera –

Podemos encontrar vitamina E en alimentos vegetales y animales.

Para la obtención de esta vitamina liposoluble afortunadamente contamos con una gama de alimentos variados entre los que se encuentran los aceites vegetales (germen de trigo, girasol, soja, oliva), cereales de grano entero, huevos, frutos secos y aceitunas sobre todo, también nos aporta tocoferoles el pescado azul (salmón, atún, caballa, sardinas, arenques, etc.) y, en pequeñas cantidades, las frutas y hortalizas, por ello con una alimentación equilibrada y variada conseguimos satisfacer nuestras necesidades vitales.

La mantequilla y la nata aportan vitamina E, pero debido a la gran cantidad de grasas saturadas que también contienen, no las menciono como fuentes recomendables.

Esta vitamina se utiliza como aditivo  para proteger a los alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados del enranciamiento; es corriente encontrar aditivos del tipo E-306, E-307, E-308 y E 309 en alimentos grasos y estos compuestos son derivados de la vitamina D.

Os recuerdo la necesidad de leer la etiqueta de información nutricional de los alimentos que consumimos para saber su contenido en nutrientes.

Enlaces relacionados:

¿Para qué es necesaria la Vitamina E?
Deficiencia y toxicidad de la Vitamina E.

Imágenes:

– IDs: 651248_s, 2251999_s, 20334331_s, 11835840_s, 3476729_s, 21775761_s, 19826729_s, 15276084_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

– Salmón: http://www.abc.es/sociedad/20130515/abci-aceite-pescado-comida-basura-201305141902.html

– Frutas y verduras: http://actividadesinfantil.com/archives/4207

Entrada actualizada el 26 de septiembre de 2013.

Pasta con tomate y condimentos.

pasta

Imagen ID: 16531254_s  Copyright (c) 123RF Stock Photos

Tomates frescos y una jarra de aceite.

tomates frescos y una jarra de aceite

Copyright (c) 123RF Stock Photos
Imagen ID: 14119290_s

Calabacines rellenos de carne picada.

Calabacines rellenos

-Marina Muñoz Cervera –

En este domingo, 22 de julio de 2012, os dejo una sencilla receta, económica y fácil de preparar. He variado un poco los ingredientes originales, disminuyendo la cantidad de carne para que cada comensal coma un poco más de 100 gramos. Este plato puede ser un entrante o un segundo y se puede acompañar con tostadas de pan, si es integral mejor,  para que nos suministre la energía en glúcidos complejos que necesitamos para metabolizar la proteína de la carne y el queso y las vitaminas y minerales del calabacín, la cebolla y los ajos.

Ingredientes para 4 personas:

– 2 calabacines medianos
– 1/2 kg de carne picada sin grasa visible
– 2 dientes de ajo
– 1 cebolla pequeña
– ½ vasito de vino blanco
– un poco de aceite para sofreír la carne y los ajos
– sal
– queso rallado bajo en grasa o requesón
– 8 tostadas  de pan medianas

Preparación:

Primero debemos abrir el calabacín a la mitad, con un cuchillo hacerle unos cortes sin llegar a tocar la piel. Después, con ayuda de una cucharilla, vamos vaciando el calabacín y reservándolo.

En una sartén, ponemos un poco de aceite y las láminas de ajo. Agregamos la cebolla y el calabacín reservado y dejamos que se cocine hasta que se vea transparente.

Añadimos la carne, salpimentamos y cocinamos hasta que coja color. Agregamos el vino blanco y dejamos reducir un minuto.

Cuando la carne ya está hecha, rellenamos los calabacines, espolvoreamos con queso rallado. Lo metemos en el horno a gratinar unos minutos y listos para servir en la mesa. Acompañaremos cada mitad de calabacín con dos tostadas medianas de pan, a ser posible integral.

¡¡Que os aproveche¡¡

Fuente:
Recetascocinar.org
http://www.recetascocinar.org/calabacines-rellenos-de-carne-picada/

Imagen:
http://www.recetascocinar.org/wp-content/uploads/2011/10/calabacines-rellenos-de-carne-picada.jpg

Receta: Crema de vainita o judía verde con patatas y huevo.

– Marina Muñoz Cervera –

Esta receta es muy adecuada para los días de invierno que estamos viviendo en la parte sur del Meridiano, es muy sencilla, económica y nos aporta:

– Nutrientes plásticos: huevo.

– Nutrientes reguladores: vainita o judía verde, ajos.

– Nutrientes energéticos: papa o patata (muy rica en glúcidos complejos, sésamo (muy rico en ácidos grasos poliinsaturados-linoleico- y monoinsaturados-oleico- y en glúcidos complejos) y aceite.

Procede la Web Gastronomía&Cía

Ingredientes (4 personas) (1):

– 1 kilo de judías verdes
– 4 patatas medianas
– 4 huevos
– 1 cabeza de ajos
– Especias al gusto para aderezar las patatas (clavo, comino, laurel, pimentón, tomillo, mostaza molida, pimienta negra…),
– Tahini: Es una pasta de semillas de sésamo, también se conoce como ajonjolí (2). Se prepara moliendo con cuidado las semillas de sésamo (un poco tostadas) y mezclándolas con un poco de aceite y agua hasta conseguir una emulsión; se puede añadir un poco de sal y zumo de limón. Esta pasta es muy típica de los países del Este de Europa donde se consume extendiéndola sobre tostadas de pan, como alternativa a la mantequilla (3).
– 100 mililitros de caldo de setas (puedes tenerlo después de hacer unas setas o sustituirlo por un caldo vegetal, aunque el sabor cambia)
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal al gusto

Elaboración:

– Pela las patatas y córtalas en dados.

– Prepara una bandeja de horno untada con aceite de oliva, coloca las patatas cortadas y aderézalas con sal y las especias elegidas. Añade la cabeza de ajos abierta por la mitad, riega con aceite de oliva y mezcla bien para que se repartan las especias y las patatas se engrasen un poco.

– Hornea las patatas a 180-200º C hasta que estén doradas y ligeramente crujientes, muévelas alguna vez durante la cocción.

– Mientras tanto limpia las judías verdes, retira las puntas y las posibles hebras, pártelas en dos o tres trozos, según el tamaño y cuécelas al vapor o hiérvelas en una olla con agua y sal, como prefieras. Cuando estén hechas, escurre toda el agua que tengan. Añade media cabeza de ajos de los que se están asando con las patatas (los ajos se harán antes que las patatas si no son muy grandes), la tahina o tahini, pimienta negra recién molida, el caldo de setas y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Tritura hasta obtener una crema fina, prueba de sal por si es necesario rectificar y según la densidad que desees de la crema, puedes poner más o menos caldo.

– Preparamos los huevos al final, para ello cogemos una tazas y  trozos de plásticos transparentes del tamaño suficiente para envolver cada huevo, sin cáscara, y atarlo, engrasamos con aceite el plástico y luego ponemos el contenido del huevo dentro de la taza con el plástico, lo atamos creando un saquito y lo metemos en una olla con agua hervida durante 4 minutos, los retiramos y los pasamos por agua fría para detener la cocción. Para seguir paso a paso, con imágenes la preparación de los huevos, podéis acceder al siguiente enlace: Cómo hacer huevos poché

– A continuación se pone la crema de judías verde como base del plato, encima las patas formando un círculo y sobre ellas el huevo; se condimenta al gusto.

EL plato es delicioso así como está descrito, pero en el caso de que no tengáis mucho tiempo o bien no dispongáis de horno, se podría preparar con patatas y ajos cocidos o fritos (cuidando que el aceite no esté usado en otras frituras y que no humee en la sartén, escurriéndolos bien con una servilleta de papel después de fritos) y con huevo frito (hecho con las mismas precauciones que las patatas), duro o escalfado. También se pueden utilizar los recursos de que dispongamos, por ejemplo si no tenemos vainitas, la podemos preparar con otra verdura, como berenjenas o calabacín; se trataría de utilizar la receta como base y crear variedades.

Y ya para terminar, comentaros que el ajo es hipolipemiante, es decir, reduce la cantidad de grasas circulantes, por ello es perfecto para comerlo con huevo porque nos contrarresta, un poco, su contenido en colesterol.

¡¡Que os aproveche!!

Fuentes:

(1)
http://www.gastronomiaycia.com/2009/01/18/crema-de-judias-con-patatas-al-horno-y-huevo-poche/
(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Tahina
(3) http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentacion_alternativa/2009/01/26/90194.php
(4) http://www.gastronomiaycia.com/2008/08/21/como-hacer-huevos-poche/

Imagenhttp://www.gastronomiaycia.com/wp-content/photos/crema_judia_patata_huevo1.jpg

Ingredientes para una comida: verduras, champiñones,frijoles, aceite y pasta.

Ingredientes para spaguetti con verduras y frijoles

Copyright (c) 123RF Stock Photos