Archivo de la etiqueta: actividad

¿Cuántas calorías totales necesitamos en un día?

calorías

– Marina Muñoz Cervera –

Nuestro cuerpo consume energía constantemente y es necesario conocer cuál es su demanda, para poder estar sanos.

Ya sabemos que en una situación de reposo físico y psíquico, la energía que gastamos se conoce calculando la TMB (Tasa Metabólica Basal).

Sigue leyendo

Relación entre obesidad y falta de sueño: Un interesante estudio sobre la actividad cerebral.

– Marina Muñoz Cervera-

En un artículo publicado por  EUFIC (European Food Information Council) en el año 2008, La privación de sueño y sus consecuencias metabólicas, nos explican que la privación del sueño está relacionada con diversos cambios adversos en la actividad metabólica: aumentan los niveles de cortisol (una hormona implicada en la respuesta al estrés) en sangre, la respuesta inmune se ve afectada, disminuye la capacidad del organismo de procesar glucosa y el control del apetito se altera. Este tipo de cambios, pueden observarse en personas cuyo patrón de sueño está trastornado debido, por ejemplo, al cuidado de un bebé o a una enfermedad. El resultado final es que el funcionamiento normal del cuerpo se ve perturbado por la falta de sueño, y esto produce ciertas consecuencias metabólicas.

Los estudios epidemiológicos y de laboratorio realizados indican que la falta de sueño puede desempeñar un papel en el aumento de la prevalencia de la diabetes y la obesidad. La relación entre la restricción del sueño, la ganancia de peso y el riesgo de padecer diabetes podría derivar de alteraciones en el metabolismo de la glucosa, un aumento del apetito y una disminución del gasto energético (1).

Se han hecho, desde entonces, varias investigaciones que corroboran los efectos descritos anteriormente y EUFIC ha publicado, recientemente,  un interesante artículo: Brain response to food stimuli may explain link between inadequate sleep and obesity, (“La respuesta cerebral ante el estímulo de la comida puede explicar la relación entre el sueño inadecuado y la obesidad”) (2)  del que he hecho una traducción libre.

Según nos explican,  el sueño escaso podría conducir a una mayor tendencia a comer en exceso porque está aumentada la actividad cerebral en respuesta a los estímulos de la comida. Se basan en una investigación de la Universidad de Colombia publicada en el mes de abril por The American Journal of Clinical Nutrition Sleep restriction leads to increased activation of brain regions sensitive to food stimuli.

Hasta ahora, los estudios muestran una estrecha relación entre la obesidad y la falta de sueño, se ha demostrado que se ven afectadas hormonas clave relacionadas con la regulación del apetito y el equilibrio de energía, insulina, leptina y grelina; sin embargo, se han hecho pocas investigaciones sobre cómo pueden afectar los estímulos de comida a la actividad cerebral en situaciones de deprivación de sueño.  Por ello los investigadores de la Universidad de Colombia intentaron determinar el efecto del sueño regular frente al sueño reducido, en la actividad de las neuronas de diferentes áreas del cerebro ante el estímulo visual de cuadros con alimentos diferentes.

Para ello hicieron una investigación entre hombres y mujeres de la ciudad de Nueva York, con edades comprendidas entre los 30 y 45 años  y valores de IMC (Índice de masa corporal) establecidos entre 22 y 26 kg/m². Os cuento de forma muy resumida cómo se desarrolló el estudio: Después de someter a los participantes a diferentes entrenamientos (unos, elegidos al azar, se sometían durante varios días a un horario de sueño de 9 horas diarias y otros a cuatro horas) todos ellos bajo control; les mostraron  imágenes de diferentes comidas y objetos no alimenticios, mientras exploraban su actividad cerebral con Imágenes de Resonancia Magnética Funcional.

En los individuos con el sueño restringido, los cuadros de la comida aumentaron la actividad en varias regiones del cerebro: la corteza orbitofrontal (OFC), ínsula, regiones de los ganglios basales, sistema límbico y otros. Sin embargo en los que habían dormido, con regularidad, las 9 horas de sueño habitual, los estímulos de comida aumentaron la actividad en áreas de la corteza orbitofrontal (OFC) pero de forma menos intensa y menos extensa.

Las regiones del cerebro que más se activaron en los participantes con el sueño restringido fueron las áreas más relacionadas  con la motivación, recompensas, procesamiento cognitivo, toma de decisiones y autocontrol.

El núcleo accumbens y las regiones de núcleo putamen también se activaron en mayor grado después de la restricción del sueño y estas regiones tienen que ver con recompensa, placer, refuerzo del aprendizaje y drogadicción.

Además los investigadores descubrieron que, después del sueño restringido, la actividad de las neuronas en el cerebro fue similar al patrón neuronal que está presente en alguien que ha perdido peso y está intentando recuperar su peso corporal inicial.

Este estudio demuestra que la relación entre la falta de sueño y la obesidad puede no ser únicamente hormonal, podría ser, en parte, debida a la actividad neuronal aumentada en regiones cerebrales unidas a motivación y recompensa, y esto puede conducir a la gente, que no duerme bastante, a buscar la comida.

Fuentes:

(1)
http://www.eufic.org/article/es/artid/privacion-sueno-consecuencias-metabolicas/

(2) http://www.eufic.org/article/es/artid/privacion-sueno-consecuencias-metabolicas/

Imagen: http://www.metepunk.com.mx/wp-content/uploads/2010/07/pic-tiempo2.jpg

Experimentación: Aumenta la actividad física en la mosca de la fruta al reducir su ingesta calórica.

– Marina Muñoz Cervera –

En Europa Press, hoy día 4 de julio de 2012, aparece una interesante noticia que alumbra la posibilidad de que la reducción en la ingesta calórica pueda aumentar la actividad física y prolongar la vida en los humanos, según unos experimentos llevados a cabo por investigadores  de la Universidad de California en la mosca de la fruta (1).

Quizás os preguntéis, cómo los estudios con una o varias moscas, pueden extrapolarse a los humanos, porque es obvio que no nos parecemos al insecto, aparentemente; sin embargo, en este caso,  “las apariencias engañan” y  la experimentación con la mosca de la fruta, se debe a su semejanza genética con la especie humana. “Aproximadamente el 61% de los genes de enfermedades humanas que se conocen tienen una contrapartida identificable en el código genético de las moscas de la fruta, y el 50% de las secuencias proteínicas de la mosca tiene análogos en los mamíferos”, según la bióloga Sharmila Bhattacharya del Centro de Investigación Ames de la NASA (2).

Esta es la razón por la cual las moscas de la fruta, conocidas para los científicos como Drosophila melanogaster, son comunes en los laboratorios de investigación genética. Para propósitos de investigación, fácilmente pueden reemplazar a los humanos. Se reproducen rápidamente, de modo que muchas generaciones pueden ser estudiadas en un corto tiempo, y ya se conoce el mapa completo de su genoma. “La Drosophila es utilizada como modelo genético para varias enfermedades humanas, incluyendo las de Parkinson y de Huntington”, hace notar Bhattacharya (2).

Científicos canadienses descubrieron, en el año 2008, que el comportamiento de la mosca de la fruta depende de su entorno social: las respuestas químicas que generan estos insectos no sólo dependen del ritmo interno de cada individuo, sino que se regulan también en función del genotipo de sus iguales. Así, si la mosca está en un entorno genéticamente más diverso, se apareará más a menudo que si se encuentra en un grupo genéticamente homogéneo. Los científicos señalan que la importancia de esta investigación radica en que por primera vez se ha analizado a las moscas no sólo a nivel individual, sino también a nivel social (3).

Además, los estudios con pruebas de ADN que se emplean en criminología para buscar la ‘huella’ del culpable o los tests de paternidad probablemente no se hubieran podido desarrollar de no ser por algunos estudios realizados en la mosca de la fruta (4).

Por lo que vemos este insecto resulta muy útil, y una vez contextuados en la protagonista del experimento, sobre el que versa la noticia, que mencionaba al principio de esta entrada, os dejo el artículo:

Y aumenta de la actividad física
Reducir la ingesta calórica puede ayudar a vivir más tiempo

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) –

Según diversos estudios, la restricción dietética puede reducir las enfermedades relacionadas con la edad, y extender la vida. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de California ha descubierto que, en la mosca de la fruta, la restricción dietética provoca un mayor metabolismo de la grasa en el músculo, y aumenta la actividad física, los cual fue fundamental para extender su vida útil.

En las moscas de la fruta, la restricción de la levadura, la principal fuente de proteína en la dieta de la mosca, prolongó considerablemente su vida. Para ver los efectos de esta restricción dietética específica, los investigadores eliminaron la levadura de la dieta de las moscas, y luego llevaron a cabo varias pruebas bioquímicas. Tras la restricción dietética, las moscas se volvieron más activas físicamente, y este aumento de actividad física extendió su vida útil.

Los investigadores también observaron que este aumento en la actividad física se debe a un cambio en el metabolismo de las moscas, que aumentó tanto la síntesis de grasa como su descomposición.

Estos resultados sugieren que restringir nutrientes sin aumentar la actividad física no es beneficioso en los seres humanos. “Nuestro estudio es el primero en sugerir que la restricción en la dieta para mejorar la vida útil debe estar asociada con la actividad física. Por otra parte, los cambios en la dieta pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio”, afirma el autor principal, Pankaj Kapahi, del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, de la Universidad de California.

Los investigadores también observaron que la sobreexpresión de la hormona AKH, el equivalente del glucagón en la mosca, mejoró el metabolismo de la grasa, aumentó su actividad, y extendió su vida útil.

“Nuestros datos sugieren que la restricción dietética puede inducir cambios en el músculo, similares a los observados en el ejercicio de resistencia, y que la AKH, que mejora la descomposición de la grasa, podría servir como potencial en la restricción de la dieta”, concluyen los autores.

Fuentes:

(1) http://www.europapress.es/salud/noticia-reducir-ingesta-calorica-puede-ayudar-vivir-mas-tiempo-20120704095748.html
(2) http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2004/03feb_fruitfly/
(3) http://www.tendencias21.net/La-mosca-de-la-fruta-es-un-insecto-social_a2530.html
(4) http://www.trainermed.com/docs/nota.php?id=4191bb631a&titulo=El_mundo_de_la_mosca_de_la_fruta

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-hvuGV7oO0bs/TaYL1FSlAaI/AAAAAAAAA7Q/3XAEJ5dearo/s1600/Las+Moscas+de+la+frutas.jpg

Cita

Un precioso mensaje de salud integral.

fondo de mar

– Marina Muñoz Cervera –

“La Salud es la forma física, un estado de equilibrio del cuerpo que se vincula con los estados mentales y espirituales y combinados (..)”

Fuente: Maly Sajnovick
Directora de AcquaSanna ” Centro Integrador del Bienestar Psicofísico”

Imagen: http://4.bp.blogspot.com/-IMkekYC2uBI/UNJTDXbq9mI/AAAAAAAADeE/OKBjdpYVMK8
Barcelona ( ES)

http://www.facebook.com/CentroAcquaSanna

Última revisión: 21-08-18