Archivo de la etiqueta: ajo

¿Porqué el ajo es un ingrediente estrella en Navidad?

ajos

– Marina Muñoz Cervera –

Los ajos se utilizan como condimento, alimento y medicamento desde tiempo inmemorial.

Este preciado bulbo, formado por dientes, se describe tanto por su aplicación tópica, como por su consumo en variadas formas de preparación.

Sigue leyendo

El sofrito de la dieta mediterránea demuestra ser muy saludable.

salsa

– Marina Muñoz Cervera –

¿Quieres conocer algunas vitudes del tradicional sofrito mediterráneo?

Un sofrito de tomate se prepara en un momento y solo necesitamos los siguientes ingredientes: tomate, ajo, cebolla y aceite de oliva.

Según publica, hoy, 13 de noviembre, la Revista Jano, esta sencilla receta contiene sustancias que reducen el riesgo cardiovascular.

«Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Biomédica en Red – Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con el Hospital Clínico de Barcelona, han identificado por primera vez los polifenoles y carotenoides, sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud, que lleva el sofrito, mediante una técnica de espectrometría de masas de alta resolución».

Parece ser que han encontrado más de 40 tipos de polifenoles (compuestos que producen las plantas y reducen el riesgo cardiovascular) y carotenoides (precursores de la vitamina A) entre ellos, licopenos, pigmentos antioxidantes muy abundantes en el tomate, que pertenecen a la familia de los carotenoides.

Refiere la noticia que el consumo de 120 gramos de sofrito nos aporta de 16 a 24 granos de polifenoles y de 6 a 10 gramos de carotenoides, que nos van a ayudar a prevenir, sobre todo, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Pues ¡manos a la obra! echamos un poco de aceite de oliva en una sartén y, sin dejar que humée, agregamos el tomate triturado, la cebolla picadita, uno o dos dientes de ajo y una pizca de sal (al gusto), lo salteamos durante unos 15 minutos, a fuego medio, y listo para comer.

Podemos acompañar con esta salsa o sofrito, el arroz, la pasta o incluso comerlo con un buen trozo de pan, que resultará exquisito.

¡¡Buen provecho¡¡

Enlace relacionado:

¿Qué significa la palabra “Dieta”?

Fuentes:

– Jano.Medicina y Humanidades. «El sofrito contiene sustancias que reducen el riesgo cardiovascular». 13 de noviembre de 2013.
– Europa Press. «El sofrito contiene sustancias que previenen el cáncer y las enfermedades cardiovasculares». Madrid, 12 de noviembre de 2013.
http://www.europapress.es/salud/noticia-sofrito-contiene-sustancias-previenen-cancer-enfermedades-cardiovasculares-20131112153109.html

Imagen:

http://blog.hola.com/farmaciameritxell/2013/05/aceite-de-oliva-beneficios-para-la-salud.html

Última revisión: 14-03-19

El ajo blanco: un plato nutritivo y muy calórico.

receta saludable

– Marina Muñoz Cervera –

El ajo blanco es muy rico en grasas saludables y en minerales.

Vamos a conocer una receta muy nutritiva y sencilla de elaborar que puede servirse en un plato como un consomé frío con uvas verdes o negras, o bien, en un vasito como aperitivo de una comida ligera de calorías.

Se trata del Ajo blanco, muy conocido en España y sobre todo en la ciudad de Málaga, en la que se celebran incluso ferias alrededor de este plato, como la de Almáchar.

Ingredientes:

– 100 gr. de almendras sin tostar.
– 2 dientes de ajo.
– 1 litro de agua fresca.
– 150 gr. de miga de pan
– 100 ml. de aceite de oliva.
– 30 ml. de vinagre de vino blanco, una pizca de sal.

Elaboración:

Poner a remojo el pan, si está duro, en agua fría para que la miga se ablande, apartamos la costra y la reservamos.

Mientras tanto, ponemos a hervir una olla con agua. Cuando hierva, ponemos las almendras en un colador y las escaldamos con un cucharón, es decir, les tiramos por encima dos o tres cucharones de agua hirviendo. Dejamos enfriar unos minutos y las pelamos.

La forma tradicional de elaboración del ajo blanco manda majar en un mortero los ajos y las almendras con un poco de sal. Luego añadir el pan remojado y hacer una pasta a la que le vamos añadiendo el aceite para que ligue. Se le añade entonces el vinagre y finalmente el agua bien fresca.

Otra opción, igualmente eficaz, es poner en un vaso de batidora la almendras bien peladas y batirlas con los dos dientes de ajo y un poco de agua fría que tendremos en la nevera. Batimos bien, le añadimos la miga de pan, el aceite y el vinagre y seguimos batiendo.

Finalmente acabamos de poner el agua necesaria, rectificamos de sal y dejamos enfriar en la nevera.

¿Qué nos aporta esta receta?

Es un plato muy energético, pues nos aporta mucha energía duradera gracias a los almidones del pan y al ajo, también debido a las grasas de las almendras y del aceite de oliva, sobre todo del tipo monoinsaturadas y poliinsaturadas. La riqueza en vitaminas y minerales de este fruto seco y del ajo nos sirven de alimentos reguladores junto a las uvas. En cuanto al aporte proteico (regenerador), en este caso, es de origen vegetal y se debe fundamentalmente la almendra y en pequeñas cantidades al ajo, al pan y la uva.

Podemos variar las proporciones de los ingredientes dependiendo de los gustos individuales, echar menos agua y/o aceite y aumentar la cantidad de ajos. A medida que las cantidades de los componentes del plato varían, también lo hace su aporte nutricional, aunque la base sigue siendo la misma si mantenemos los elementos que componen la receta.

Debido a la cantidad de grasas que contiene, aunque éstas sean de las consideradas beneficiosas para la salud (poliinsaturadas y monoinsaturadas), es un plato muy calórico, tenemos que tener en cuenta que cada gramo de grasa nos aporta 9 kilocalorías y la almendra contiene un total de 54 gramos de grasas en 100 gramos (33,1 g. de grasas monoinsaturadas, 12,9 g. de grasas poliinsaturadas y 4 g. de grasas saturadas) (*), a lo que hay que sumar la grasa del aceite, por ello no se debe tomar en mucha cantidad ni con frecuencia diaria.

Un vasito pequeño o un cuenco reducido pueden ser los recipientes adecuados y el decorado con uvas partidas, sobre todo si son negras o rojas (ricas en antioxidantes como el resveratrol que evita la excesiva absorción de las grasas en el organismo), crea un contraste necesario, nutricionalmente hablando, para nuestra salud.

(*) Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM.
DIAL software for assessing diets and food calculations.
Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L.
Current Version 2.16 2012.

Fuente bibliográfica:

Directo al paladar «Ajo blanco malagueño».
http://www.directoalpaladar.com/recetas-de-sopas-y-cremas/ajoblanco-malagueno-receta

Última revisión: 29-10-19