Archivo de la etiqueta: riesgo diabetes

Dietas de locura.

dietas
– Marina Muñoz Cervera –

Así es la moda, así son las dietas.

Desde lo más inverosímil hasta lo que «parece» sensato, pero todo ello sin tener en cuenta la salud de un modo integral.

Hoy vamos a conocer algunas dietas que parecen locuras, pero se ponen en práctica, hoy en día.

Las dietas de moda.

La dieta de los grupos sanguíneos.

Se trata de consumir alimentos, en teoría, adecuados al grupo sanguíneo de cada persona. Parece sensata, sin embargo, no existe ninguna evidencia científica que la apoye en su práctica.

La dieta de la luna o del hombre lobo.

Se basa en seguir los ciclos de la luna basándose en que, de la misma manera que la luna influye en las mareas, en los cultivos, etc., puede influir sobre el organismo humano. Parece sensata porque no cabe duda que la influencia de este astro se nota hasta en los estados de ánimo. Según sus defensores, uno de los factores que más influye en la pérdida de peso es la capacidad de nuestro organismo de absorber agua y esto está ligado a la fuerza de atracción que ejerce la luna sobre los líquidos, y en mayor medida cuando la luna cambia de fase.
Por eso recomiendan, ayuno en los días de luna llena porque se pierde más peso.

Sigue leyendo

Exceso de proteína animal y riesgo de diabetes tipo 2.

cerdo en un plato

– Marina Muñoz Cervera –

El exceso de proteína animal no es saludable.

Un estudio revela que las personas que consumen 78 gramos al día de proteína animal tienen un 22% de probabilidades más de padecer diabetes tipo 2 que los que consumen 36 gramos al día.

La revista Jano nos informa, hoy 15 de abril, sobre el riesgo del exceso de consumo de proteínas animal en nuestra alimentación.

El trabajo realizado por expertos de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) y llevado a cabo con los datos de un trabajo anterior que duró 12 años, sobre una amplia población de adultos europeos procedentes de 8 países, concluye que debería considerarse la limitación en la alimentación de las proteínas de origen animal.

Podéis acceder al estudio publicado en Diabetes Care a través del enlace anterior.

Para que os hagáis una idea de las cantidades de proteínas que nos aportan algunos alimentos de procedencia animal, superamos los 78 gramos diarios si consumimos, a lo largo de un día, todos los alimentos siguientes: 100 gramos de carne, 100 gramos de pescado, 1 huevo mediano, 100 gramos de mortadela, 2 vasos de leche de 200 ml cada uno y un yogur.

No es tan raro que se consuma lo anteriormente descrito porque un solomillo o un entrecot de ternera pueden llegar a pesar 250 gramos en un restaurante y solo con eso superamos los 36 gramos necesarios para que el riesgo sea menor.

Entradas relacionadas:
Riesgos del consumo excesivo de proteína animal en personas de mediana edad.
La diabetes: Una enfermedad que se puede prevenir.

Fuentes:

– JANO.es. “Las personas que toman más proteínas animales tienen más probabilidad de ser diagnosticados de diabetes”. 15 de abril de 2014.

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/personas/toman/mas/proteinas/animales/tienen/mas/probabilidad/dianosticados/diabetes/_f-11+iditem-21907+idtabla-1

– Diabetes Care. “Dietary Protein Intake and Incidence of Type 2 Diabetes in Europe: The EPIC-INTERACT Case-Cohort Study”

doi: 10.2337/dc13-2627 Diabetes Care April 10, 2014

http://care.diabetesjournals.org/content/early/2014/04/07/dc13-2627.abstract?sid=b445d086-4578-4d72-9de9-6779edf0a47c

Imagen:

ID: 24900913_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Los refrescos azucarados aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.

bebida azucarada
Marina Muñoz Cervera –

Seguimos dedicando entradas a los perjuicios derivados del consumo de bebidas azucaradas, también llamadas refrescos, sodas o soditas.

En esta ocasión un estudio llevado a cabo en Europa revela una estrecha relación entre la ingesta de estas bebidas y la Diabetes tipo 2.

La noticia publicada en ABC Salud, entre otros medios,  nos informa de un trabajo de investigación que demuestra que cada lata de refresco azucarado incrementa el riesgo relativo de diabetes 2 en un quinto y en un 22 % cada unidad adicional. Y, para aquellas personas que consumen una lata de refresco al día, el riesgo es un 40 % mayor que para quienes consumen menos de una al mes (1).

bebida

El estudio fue publicado en la revista Diabetologia con el título Consumption of sweet beverages and type 2 diabetes incidence in European adults: results from EPIC-InterAct el 11 de marzo de 2013 (1)(2)(3). La autora principal del informe es la Dra. Dora Romaguera (Departmento de Epidemiología and Bioestadística, Escuela de Salud Pública, Imperial College London,UK and CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición [CIBEROBN], España).

También nos dicen que la mayor incidencia de diabetes de tipo 2 relacionada con estos refrescos o sodas, se registra al margen del peso del individuo lo que indica que “la relación entre el consumo de refrescos con azúcar y la diabetes va más allá de la mera vinculación a la obesidad que ya sabemos que puede influir en la diabetes 2” (1).

“Por un lado, como los refrescos con azúcar aportan energía pero no sacian, la persona come más y a la larga esto puede derivar en obesidad”, explica la investigadora (1).

“Pero hay otro mecanismo, que es que el azúcar de estas bebidas se asimila muy rápido y causa respuestas agudas de insulina, y estos golpes de azúcar pueden provocar a largo plazo una resistencia a la insulina, añade. Mientras que la diabetes de tipo 1 es una enfermedad autoinmune, la de tipo 2 se desarrolla a partir de factores de riesgo como la edad, el perfil genético, la actividad física y la dieta. La recomendación que hacemos en el estudio es que es importante que la gente esté informada de estos efectos de los refrescos y que los consuma con moderación, afirma Romaguera-Bosch” (1).

La diabetes tipo 2 se suele diagnosticar en personas mayores de 30 años pero también se da en niños y adolescentes y se caracteriza por hiperglucemia y resistencia a la insulina. Hay un deterioro de la respuesta secretora insulínica a la glucosa y también una disminución de la eficacia de la insulina en el estímulo de la captación de glucosa por el músculo esquelético y en la restricción de la producción hepática de glucosa (4).

Lo curioso de todo esto es que, a pesar de lo ya demostrado, parece una ofensa declinar una invitación a soda o cualquier otro refresco azucarado, sin embargo, merece  la pena optar por un vaso de agua que puede proceder del grifo más próximo que dispense agua potable.

Enlaces relacionados:

Coca Cola propone cambiar las estadísticas sobre obesidad.
Un análisis de los riesgos del abuso de refrescos y zumos azucarados.
El consumo de bebidas azucaradas tiene serios riesgos.
La lucha contra los refrescos y bebidas edulcoradas se pone seria.
La lucha contra los refrescos azucarados ha comenzado en México.
La batalla contra el azúcar continúa en Europa.
Demostrados los efectos beneficiosos de los impuestos a refrescos azucarados y alimentos ricos en grasas saturadas.
Bolivia sustituirá la Coca Cola por el Mocochinchi.

Fuentes:

(1) http://www.abc.es/salud/noticias/guerra-contra-bebidas-azucaradas-continua-14765.html
(2) Diabetologia
http://www.diabetologia-journal.org/
(3) Diabetologia DOI 10.1007/s00125-013-2899-8 “Consumption of sweet beverages and type 2 diabetes incidence in European adults: results from EPIC-InterAct” The InterAct consortium.
http://static.rasset.ie/documents/news/diabetes-sugary-drink.pdf
(4) Mark H. Beers, M.D., Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Trastornos del metabolismo de los hidratos de carbono. Diabetes Mellitus. pg-165-166. Elsevier. Madrid-2003.

Imágenes: 
Copyright (c) 123RF Stock Photos
IDs: 14761129_s/11378716_s

Obesidad en la infancia: Un problema serio.

niño obeso

– Marina Muñoz Cervera –

El sobrepeso y la obesidad en los niños puede condicionar su vida de adultos.

La alimentación en los niños es fundamental para que adquieran un adecuado desarrollo físico y psíquico. Sin embargo, como veremos a continuación, las dietas malsanas (muy ricas en productos ultraprocesados) son responsables de la malnutrición infantil.

La siguiente noticia fue publicada en ELMUNDO.es,  el miércoles 16/05/2012:

Uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso.

Un estudio realizado a 38.008 niños de distintos municipios españoles, muestra que un 8,3% sufre obesidad y un 21,7% sobrepeso. Entre los 3 y 5 años el exceso de peso afecta a uno de cada cuatro niños, sin embargo hay un cambio favorable en el grupo de diez a doce años, afectando este problema sólo a 6,6%.

La Fundación Thao, dedicada a la promoción de hábitos saludables, demuestra una “situación alarmante” de sobrepeso y obesidad en edades muy tempranas, sobre todo de tres a cinco años (7,3% de obesidad y 16,2% de sobrepeso).
El Presidente de la Fundación Thao afirma: “el problema de la obesidad genera unos enormes costes sociales y económicos, tanto directos como indirectos, que se reducirían de forma considerable si se invirtiera más en programas de prevención de la obesidad infantil”.

El exceso de peso es el principal factor de riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, que actualmente son la principal causa de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Fundación Thao ha presentado también hoy los resultados del Primer Estudio Thao de Adherencia a la Dieta Mediterránea entre la población infantil. Los resultados conceden un nivel medio al seguimiento de las recomendaciones de la dieta mediterránea (una nota de 6,70 sobre 12).

Según ha explicado Santi Gómez, responsable de Evaluación del Programa Thao, “que sólo un 66% de los niños desayune antes de salir de casa es una cifra demasiado baja. El desayuno es la comida más importante del día, imprescindible para afrontar la jornada con fortaleza física y psíquica”.

Los niños consumen también poca fruta. Si bien un 74’8% consume una fruta o zumo natural cada día, tanto sólo un 52% toma una segunda pieza de fruta a lo largo de la jornada. La presencia de la verdura fresca o cocinada también es insuficiente con tan solo un 61’9 % de los niños/as, ya que según las recomendaciones saludables deben consumirse cinco raciones de fruta y verdura al día.

Entre los buenos hábitos, destacan el uso generalizado del aceite de oliva en los hogares de los niños/as entrevistados, un 95,3 %; el consumo de lácteos y las tomas de pescado con regularidad de dos a tres veces por semana en más de un 75% de los niños/as.

¿Podrá cambiar el panorama descrito? Pienso que si, es solo cuestión de imaginación.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/05/16/nutricion/1337165311.html

Imagen:
http://www.obesidad-celulitis.com/wp-content/uploads/nino-obeso-genetica-alimentacion.jpg

Última revisión: 23-08-18