Archivo de la categoría: Malnutrición

Hambre en el mundo 2014. Mapa FAO.

hambre

– Marina Muñoz Cervera –

La situación del hambre en el mundo está representado en el mapa del hambre del mundo 2014.

Podéis abrir y guardar el mapa desde el siguiente enlace: Mapa interactivo del hambre 2014.

La zonas verdes son aquellas en las que ya se ha cumplido el objetivo “hambre cero” o se espera que se cumpla en el año 2015.

Las zonas amarillas, están representadas por los países cuyo progreso es insuficiente para alcanzar el objetivo, si persisten las tendencias.

Sigue leyendo

Malnutrición ¿cómo la evitamos?

malnutrición

– Marina Muñoz Cervera –

La malnutrición se produce cuando la alimentación de una persona contiene muy pocos o demasiados nutrientes.

La carencia de micronutrientes o “hambre oculta” afecta a 2000 millones de personas en el mundo y, la obesidad, a 500 millones.

Las consecuencias de la malnutrición son:

– Mayor riesgo de muerte.
– Mayor prevalencia de enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.
– Condiciones de salud graves crónicas.

La FAO ha publicado, en su Web, un tríptico informativo titulado “Entender el hambre y la malnutrición”, con fecha 21 de julio de 2014. La idea es que la gente comprenda los conceptos fundamentales.
Sigue leyendo

Carencia y exceso de ácido pantoténico.

niño desnutrido

– Marina Muñoz Cervera –

La deficiencia de esta vitamina es muy rara debido a su presencia en la mayor parte de alimentos.

Suele presentarse como un déficit asociado a otros nutrientes formando parte del cuadro de desnutrición.

Hoy en día, la malnutrición y desnutrición no son exactamente infrecuentes, por desgracia, y hay personas que no se alimentan bien por falta de recursos, pero también hay otras que disponiendo de medios, sufren de falta de nutrientes.

Deficiencia:

Como carencia aislada de esta vitamina se describe el caso de unos prisioneros de guerra capturados por los japoneses entre los años 1942 y 1945 que padecían un Síndrome de quemazón en los pies y así lo expresa la FAO en su Documento “Nutrición Humana en un mundo en desarrollo”.
Sigue leyendo

Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz (Bolivia): XVIII Aniversario.

18 aniversarioletrero-collage

-Marina Muñoz Cervera –

Hoy, 15 de noviembre de 2013, el Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz (Bolivia) celebró su 18 aniversario.

Este Centro, referencial para Bolivia, y situado en el Departamento de Santa Cruz de la Sierra, lleva 18 años al servicio de la desnutrición y malnutrición en general.

Su equipo se vistió de azul para conmemorar esta efemérides y como “un todos a una” dieron muestras de su perfecta capacidad organizativa. El Director Médico, Dr. Edgar Valdés y la Directora Administrativa, Hna. Ana María Escanillas, presidieron el evento junto a otras autoridades.

Este año ha habido de todo, desde entrega de diplomas en agradecimiento a los servicios prestados hasta un teatro representado por mismos trabajadores del Centro y las madres de los niños internados. Nos han bailado los “guineos” y los “choclos” han sido protagonistas e incluso nos han deleitado con un desfile de modas en el que las niñas lucían los objetos de bisutería cuyan madres hicieron en el mismo Centro.

Los niños bailaron a sus anchas y dieron rienda suelta a su fantasía con los divertidos disfraces de hortalizas, frutas y cereales.

Os dejo un enlace a través del cual podéis acceder a un Power Point elaborado por personal del Centro con fotos de niños ingresados y amenizado con la canción “Mil millones de bocas” del Cantautor Ricardo.

Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz (Bolivia)

Como todos los años, la representación culinaria del evento fue la soya en forma de diferentes recetas: las deliciosas hamburguesas, una riquísima gelatina, arroz con leche, budín, etc. Además de bizcochos de zanahoria y naranja.

La soya o soja es una excelente fuente de proteína y resulta un económico recurso nutricional en un lugar como Santa Cruz (Bolivia). Cada kilo de este frijol equivale a tres kilos de carne o 6 huevos o 1 litro de leche de vaca.

El teléfono del Centro, (591) 347 69 00; si llamáis desde un país distinto a Bolivia, a este último número, habría que añadirle un 3 delante, (591) 33476900.

Para no extenderme demasiado, en sucesivas entradas, os dejaré las recetas del bizcocho o queque de zanahoria y de la gelatina de soya porque os aseguro que estaban exquisitos.

Enlace relacionado:

Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz (Bolivia): XVII Aniversario.

Imagen:

Marina©Muñoz Cervera. El collage está hecho con fotos tomadas hoy en el evento.

Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz (Bolivia): XVII Aniversario.

centro de recuperación nutricional
– Marina Muñoz Cervera –

Hoy, día 16 de noviembre de 2012, se ha celebrado en el Centro de Recuperación Nutricional de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), la festividad de su aniversario. Este Centro  lleva 17 años al servicio de la desnutrición y malnutrición en general.

Como todos los años, su personal se prodiga en agasajar a los visitantes con sus deliciosas preparaciones culinarias elaboradas a base de soya, quinoa y hortalizas como la remolacha y zanahoria, cuyo dulce sabor aprovechan para preparar tortas (aquí se les llama queques).

Ha sido un acto emotivo del que os he querido hacer partícipes porque la labor que realizan es encomiable.

He hecho un collage con algunas fotos tomé del lugar esta mañana y aquí os lo dejo para que podáis comprobar que en su construcción y puesta marcha intervinieron países como Italia, Países Bajos y Canadá. No obstante, el día a día, lo lleva adelante su personal, cuya directiva actual aparece en una de la fotografías.

centro de recuperacion nutrcional santa cruz bolivia

Os aseguro que las hamburguesitas de soya estaban deliciosas. Y solo queda esperar a un nuevo año para volver a festejar otro aniversario.

Os dejo el enlace de algunas recetas del Centro que están publicadas en esta Página Web, por si queréis ponerlas en práctica:

Cuñapés de soya o soja.
Leche de soya o soja.

Hamburguesas de soya o soja.

Acción Contra el Hambre publicó en el año 2010 un interesante video que encontraréis en el siguiente enlace:

Prevención, tratamiento y recuperación de la niña y el niño desnutrido (CRN)

“Este video surge como un medio de divulgación a nivel departamental de los procesos que lleva cabo el Centro de Recuperación Nutricional para prevenir, tratar, referir y recuperar a la niña y niño desnutrido en el Departamento de Santa Cruz, Bolivia. Asimismo, permitió sistematizar las acciones de Acción contra el Hambre en el marco del Proyecto Integral de Seguridad Alimentaria y Nutricional financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID)” (*).

En el mismo se explica la historia del Centro, el porqué de su necesidad y cual es la dinámica que emplean para el diagnóstico y tratamiento de la desnutrición.

El teléfono del Centro es el (591) 347 69 00; si llamáis desde un país distinto a Bolivia, a este último habría que añadirle un 3 delante, (591) 33476900.

Enlace relacionado:
La Malnutrición, la Desnutrición y el “Hambre Oculta”.

(*) Prevención, tratamiento y recuperación de la niña y el niño desnutrido.

Guatemala intenta progresar en su lucha contra la desnutrición.

guatemala situacion geografica

– Marina Muñoz Cervera –

Hace poco tiempo, conocíamos la situación del hambre en el mundo y veíamos como Guatemala era uno de los países de América Latina y El Caribe que no conseguía progresar igual que sus vecinos:

Situación del hambre en el mundo 2012. Los progresos de Latinoamérica, El Caribe y Asia e Islas del Pacífico.

Sin embargo, me alegra contaros que este país se ha puesto manos a la obra y se ha publicado en la  Prensa Latina: Agencia Informativa Latinoamericana, que Colaboradores del Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzarán hoy, 6 de noviembre de 2012, en municipios del centroriental departamento de Chiquimula, la elaboración del primer estudio para medir el impacto del programa gubernamental Pacto Hambre Cero a menos de un año de implementado en Guatemala.

El objetivo es tener una base con datos reales que permitirá focalizar los esfuerzos para disminuir los índices de desnutrición crónica y aguda, precisó Rubén Darío Narciso, gerente del INE a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

Tomaran datos de cinco mil 800 hogares sobre talla, peso, número de elementos familiares, ingresos y alimentación y esta será la primera de cuatros evaluaciones que harán durante cada año.

En Guatemala cada día nacen 23 niños que están abocados a sufrir desnutrición crónica, según refiere la noticia a la que podéis acceder desde el siguiente enlace: Guatemala medirá el impacto del programa Hambre Cero.

El objetivo respecto del Programa Hambre Cero es bajar en los próximos años la desnutrición crónica padecida por casi la mitad de los niños guatemaltecos, por lo menos en un 10 %.

Me ha parecido interesante esta noticia porque en la lucha contra el hambre, no se pueden perder los ánimos. Y estos esfuerzos suponen que, en mayor o menor plazo, países con un grave índice de subdesarrollo, si toman cartas en el asunto y con el apoyo adecuado, pueden mejorar su situación.

Enlaces relacionados:

Situación del hambre en el mundo 2012. Los progresos de Latinoamérica, El Caribe y Asia e Islas del Pacífico.
Erradicar el hambre “en el curso de nuestras vidas”.
Pirámides Alimentarias para los países de América Central y El Caribe.

Fuente:

Prensa Latina. Agencia Informativa Latinoamericana.
“Guatemala medirá impacto de programa Hambre Cero” 6 de noviembre 2012.
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=679711&Itemid=1

Imagen: http://www.cardegua.com/images/mapa_guate.gif

Situación del hambre en el mundo 2012. Los progresos de Latinoamérica, El Caribe y Asia e Islas del Pacífico.

lucha contra el hambre

– Marina Muñoz Cervera

En el día de ayer, 9 de octubre de 2012, la FAO publicó un Nuevo Informe sobre el Hambre y vamos a conocer un poco cual es la situación mundial a este respecto. En esta entrada voy a incluir otras dos noticias que están relacionadas con el tema: Los progresos de América Latina y el Caribe y el tributo al Primer Ministro de China, Wen Jiabao, otorgado por la FAO a través de la Medalla Agrícola.

“El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012” (SOFI, por sus siglas en inglés), publicado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), presenta estimaciones precisas sobre la subnutrición crónica basadas en una metodología mejorada y datos de las últimas dos décadas.

La gran mayoría de las personas que padecen hambre, 852 millones, viven en países en desarrollo -alrededor del 15 por ciento de su población- mientras que 16 millones de personas están subnutridas en los países desarrollados.

El número total de personas hambrientas disminuyó en 132 millones entre 1990-92 y 2010-12, lo que equivale a pasar del 18,6 por ciento al 12,5 por ciento de la población mundial, y del 23,2 por ciento al 14,9 por ciento en los países en desarrollo. Con ello, la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) estaría al alcance si se adoptan las medidas adecuadas.

La cifra de víctimas del hambre disminuyó de forma más pronunciada de lo que se creía entre 1990 y 2007. Desde 2007-2008, sin embargo, el progreso global en la reducción del hambre se ha ralentizado y estabilizado.

Cerca de 870 millones de personas, una octava parte de la población mundial, padecían subnutrición crónica en el período 2010-2012, según el nuevo informe de la ONU sobre el hambre.

José Graziano da Silva, Kanayo F. Nwanze y Ertharin Cousin, al frente respectivamente de la FAO, el FIDA y el PMA, afirman en el prólogo del informe: “En el mundo actual de oportunidades sin precedentes a nivel tecnológico y económico, nos parece totalmente inaceptable que más de 100 millones de niños menores de cinco años tengan falta de peso, y por lo tanto no puedan desarrollar todo su potencial humano y socio-económico, y que la desnutrición infantil provoque la muerte de más de 2,5 millones de niños cada año”

El informe sugiere que, si se adoptan medidas adecuadas para revertir la desaceleración de 2007-08 y para alimentar a los hambrientos, cumplir la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en el mundo en desarrollo en 2015, es aún posible.

“Si la reducción media anual del hambre de los últimos 20 años continúa hasta el 2015, el porcentaje de subnutrición en los países en desarrollo alcanzaría un 12,5 por ciento. Todavía por encima de la meta del ODM del 11,6 por ciento, pero mucho más cerca de lo que se pensaba anteriormente”, señala el informe.

Subnutrición por regiones:

– Asia y el Pacífico: en los dos últimos decenios disminuyó casi un 30 por ciento, de 739 millones a 563 millones de personas, debido principalmente al progreso socioeconómico de muchos países de la región. A pesar del crecimiento de la población, la prevalencia de la subnutrición en la región se redujo del 23,7 por ciento al 13,9 por ciento.

– Latinoamérica y el Caribe también han progresado, pasando de 65 millones de personas hambrientas en 1990-1992 a 49 millones en 2010-2012, mientras que la prevalencia de la desnutrición bajó del 14,6 por ciento al 8,3 por ciento. Sin embargo, el ritmo de los avances ha disminuido recientemente.

– África fue la única región donde el número de personas hambrientas aumentó en el período citado, pasando de 175 millones a 239 millones, con casi 20 millones sumados en los últimos cuatro años. La prevalencia del hambre, aunque se redujo, ha aumentado ligeramente en los últimos tres años, del 22,6 por ciento al 22,9 por ciento, casi una cuarta parte de la población. Y en África subsahariana, los modestos avances logrados en los últimos años hasta 2007 se anularon, con un aumento del hambre del 2 por ciento anual desde entonces.

Las regiones desarrolladas también han visto aumentar el número de personas que pasan hambre, de 13 millones en 2004-2006 a 16 millones en 2010-2012, revirtiendo una tendencia constante a la disminución en los años anteriores, desde los 20 millones de hambrientos que se calculaban en 1990-1992.

El informe subraya que el desarrollo general es necesario pero no suficiente para una reducción sostenida del hambre. El crecimiento agrícola es particularmente eficaz en la reducción del hambre y la desnutrición en los países pobres, ya que la mayoría de los pobres dependen de la agricultura y las actividades asociadas para al menos parte de sus medios de subsistencia. El desarrollo agrícola que involucre a los pequeños agricultores, especialmente a las mujeres, será más eficaz en la reducción de la pobreza extrema y el hambre al generar empleos para los pobres.

Mientras que 870 millones de personas siguen padeciendo hambre, el mundo se enfrenta cada vez más a un doble lastre de la malnutrición: la subnutrición crónica y la carencia de micronutrientes coexisten con la obesidad, el sobrepeso y las enfermedades no transmisibles asociadas (que afectan a más de 1 400 millones de personas en el mundo).

La protección social puede mejorar la nutrición de los niños pequeños, una inversión que dará sus frutos en el futuro con adultos mejor educados, fuertes y sanos. Con una protección social eficaz que complemente un desarrollo económico inclusivo, el hambre y la malnutrición pueden ser eliminadas (1).

La noticia completa podéis encontrarla en el siguiente enlace:

Nuevo informe sobre el hambre: casi 870 millones de personas sufren subnutrición crónica en el mundo

Un informe como éste, no solo incita a la reflexión colectiva e individual, además nos da una visión completa y pienso que es bueno que la conozcamos.

PROGRESOS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE:

hambre y desnutrición

Me parece importante mencionar los progresos de América Latina y El Caribe en este sentido, en los últimos 20 años, el número de latinoamericanos que padece hambre se redujo en 16 millones. Actualmente, unos 49 millones de personas en la región están desnutridas.

Como región, América Latina en su conjunto está en condiciones de cortar a la mitad para el año 2015 el número de personas que sufre desnutrición, subrayó Juan Carlos García Cebolla, experto de la FAO.

Sin embargo, indicó que algunos países actualmente tienen problemas para cumplir esa meta.

“En Guatemala hay una gran dificultad para producir mejoras. De hecho, es una situación que no consigue reducir esos porcentajes de subnutrición. El caso de Paraguay ha presentado también una situación de dificultad para avanzar. Esos serían los países que están en situaciones que ahora mismo no avanzan”, dijo García Cebolla.

Agregó que con una protección social efectiva que complemente el crecimiento económico inclusivo, se puede eliminar el hambre y la malnutrición (2).

La noticia completa está el en enlace siguiente:

América Latina es la región que más ha avanzado contra el hambre

MEDALLA AGRÍCOLA DE LA FAO 2012:

Web jiabao

Y como el desarrollo agrícola es un pilar fundamental en todo este proceso, aprovecho el tema de esta entrada para comentaros que la Medalla Agrícola de este año fue otorgada por la FAO al Primer Ministro de China Wen Jiabao el 2 de octubre de 2012. Es el máximo galardón de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación. El premio fue entregado por el director general de la FAO, José Graziano da Silva, que visitó oficialmente Beijing para firmar un acuerdo de cooperación entre la agencia y el país asiático, que supondrá un sumatorio de fuerzas para combatir el hambre, aumentar la producción agrícola y mejorar los medios de vida rurales.

La medalla tiene grabada la frase: “Quien no conoce a los campesinos chinos, no conoce China”, de Wen Jiabao, y fue entregada por los méritos de este Primer Ministro en la promoción de la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en la República Popular de China y en el mundo (3).

Enlaces relacionados:

OBJETIVOS DE SALUD DEL MILENIO (ODM) – OMS
¿Qué es la Iniciativa América Latina y El Caribe sin hambre 2025?

Fuentes:

(1) Centro de Prensa. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. “Nuevo informe sobre el hambre: casi 870 millones de personas sufren subnutrición crónica en el mundo”. 9 de octubre de 2012. Roma.

http://www.fao.org/news/story/es/item/161867/icode/

(2) Centro de Noticias de la ONU. “América Latina es la región que más ha avanzado contra el hambre” 9 de octubre de 2012.

http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=24702

(3) Centro de Noticias de la ONU. “FAO otorga premio agrícola a primer ministro de China Wen Jiabao”

http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=24641

Imágenes:

http://1.bp.blogspot.com/-trETVfyv_pY/UBCPLZVEVCI/AAAAAAAAFqw/aydXhPxC__w/s1600/trabajo-desarrollo-agricola-formada-mujeres_LRZIMA20120721_0045_12.jpg

http://radioamericahn.net/imag/2012/07/Lucha-contra-el-hambre-257×300.jpg

http://images.lainformacion.com/cms/la-fao-premia-a-wen-jiabao-por-su-aportacion-a-la-lucha-mundial-contra-el-hambre/2012_10_2_Fdl88n971paNrslvqwdbx2.jpg?width=642&height=482&type=height&id=bb0dDMRQaPTdgBdJjTWkS6&time=1349173745&project=lainformacion

La seguridad alimentaria y el cambio climático.

– Marina Muñoz Cervera –

¿Conoces los conceptos de seguridad e inseguridad alimentaria?

Hoy día, 23 de junio de 2012, se ha publicado un artículo en Yahoo News, que explica la necesidad de tomar medidas adaptativas para afrontar la repercusión del cambio climático en la seguridad alimentaria.

Vamos a conocer los conceptos de Seguridad Alimentaria e Inseguridad Alimentaria  para contextuarnos en la noticia:

La seguridad alimentaria es un estado que se produce cuando ninguna persona corre peligro de padecer hambre en ningún momento. El concepto de seguridad alimentaria contiene en sí mismo las claves que ayudan a comprender las causas del hambre.

La seguridad alimentaria se establece mediante cuatro variantes:

– Disponibilidad (cantidad de alimentos disponibles en una zona);

– Acceso (posibilidades que tiene una familia de obtener alimentos);

– Utilización (capacidad que tiene la persona de elegir, consumir y absorber los nutrientes que contienen los alimentos); y

– Vulnerabilidad (riesgos físicos, medioambientales, económicos, sociales y sanitarios que pueden afectar a la disponibilidad, el acceso y la utilización de los alimentos).

La inseguridad alimentaria, o la ausencia de seguridad alimentaria, es un estado que implica una situación de hambre, como resultado de problemas de disponibilidad, acceso y utilización, o bien una situación de vulnerabilidad al hambre en el futuro (1).

Afortunadamente se están tomando las medidas necesarias para minimizar el grave y serio problema que puede surgir de un situación de inseguridad alimentaria en el mundo. Os dejo el artículo, objeto de esta entrada:

El hambre y el cambio climático, una realidad que afecta más a las mujeres y los niños

Madrid, 23 jun (EFE).- Las mujeres y los niños son los grupos más afectados por el hambre a consecuencia del cambio climático, concretamente el 60 % de las personas con subnutrición son mujeres y más de un 20 % de los niños y niñas menores de 5 años tienen un peso bajo.

Que hay hambre en el mundo es una realidad que tiene mucho que ver con el cambio climático y los efectos negativos que tiene éste para la seguridad alimentaria, el acceso al agua y a la energía.

Es el tema central del libro “Cambio Climático y derecho a la alimentación”, presentado en Madrid recientemente, que pretende reflexionar sobre cómo afecta el cambio climático a la seguridad alimentaria y, por tanto, humana como consecuencia de los desastres naturales y reclamar una actuación en el marco de la Cumbre Río+20.

Gemma Durán y Ángeles Romero, profesoras de la Universidad Autónoma de Madrid y autoras del libro, hacen hincapié en que son necesarias respuestas tanto adaptativas como mitigadoras frente al cambio climático. El aumento de las temperaturas medias mundiales, los cambios graduales en las precipitaciones, el incremento en la frecuencia e intensidad de fenómenos climáticos extremos y la subida del nivel del mar, son efectos del cambio climático “devastadores” para la seguridad alimentaria, apuntan las autoras del libro.

Según la publicación, más de 129 millones de niños en el mundo tienen un peso insuficiente para su edad y más del 80 % de estos menores desnutridos se concentran en tan solo 24 países, entre los que destaca la India, Burundi, Madagascar, Malawi, Etiopía, Ruanda, Guinea-Bissau, Níger, Afganistán, Guatemala, Timor Oriental y Yemen.

Además, algunos estudios estiman que la reducción de las cosechas como consecuencia del cambio climático supondrá un aumento en el futuro de los precios de los alimentos entre el 7 y el 350 %. En el año 2009 se alcanzó el récord histórico de personas que padecían malnutrición, eran unos 1.025 millones de hambrientos.

A propósito de que la situación es desoladora, en el mundo se producen más alimentos de los necesarios, por lo que el hambre es consecuencia de la falta de interés y voluntad política asociada a la escasa financiación para articular un sistema alimentario mundial justo y equitativo, indica la publicación.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) considera indispensable que el sector público dedique recursos para invertir en investigación y desarrollo sobre agricultura. A pesar de todo, algunos países plantean medidas y programas como Australia con la captura de dióxido de carbono en suelos agrícolas, o EEUU con la normativa sobre etiquetado biológico que exige que los productos biológicos cumplan criterios de conservación de la tierra, del agua y del bienestar de los animales.

La agenda que se derive de la Cumbre Río+20, según las autoras del libro, deberá incorporar a los pilares del desarrollo sostenible el desarrollo económico con inclusión social y la protección del medio ambiente y suponga un fortalecimiento institucional de las Naciones Unidas para el seguimiento y solución de problemas como el del hambre y el cambio climático.

Fuentes:

(1) Programa Nacional de Alimentos de las Naciones Unidas. Serie de Informes sobre el Hambre en el Mundo 2007. http://www.wfp.org/sites/default/files/World_Hunger_Series_2007_Hunger_and_Health_ES.pdf

Imagen:

http://www.unodc.org/images/peruandecuador/Fotos/Noticias/Familia_en_proceso_de_cosecha_de_cacao.jpg

Última revisión: 28-09-18

La Malnutrición, la Desnutrición y el “Hambre Oculta”.

malnutrición

– Marina Muñoz Cervera –

Malnutrición y Desnutrición no son sinónimos.

Cuando se habla de malnutrición existe la tendencia a equipararla con una alimentación insuficiente que provoca desnutrición, sin embargo, esto no es así. Vamos a aclarar estos conceptos.

¿Qué es la Malnutrición?

La malnutrición es el resultado de un desequilibrio entre las necesidades del organismo  y la ingesta de nutrientes, lo que puede conducir a síndromes de deficiencia, dependencia, toxicidad u obesidad.

La malnutrición comprende:

1.- Hiponutrición:

En la que los nutrientes  se aportan escasamente.

2.- Hipernutrición:

Es el caso contrario y puede ser consecuencia de comer en exceso, superando las necesidades energéticas del organismo.

3.- Inanición:

Es la forma más grave de malnutrición y en ella existen modificaciones estructurales y funcionales debidas a una ausencia total de fuentes energéticas y nutrientes esenciales.

4.- Malnutrición proteicoenergética o proteicocalórica:

Es un síndrome de deficiencia causado por una ingesta insuficiente de macronutrientes.  Se caracteriza no sólo por un déficit de energía debido a la reducción de todos los macronutrientes, sino también por una deficiencia de muchos micronutrientes. Existen dos tipos:

– Forma «seca o marasmática»: es el resultado de una inanición casi total con deficiencia de nutrientes proteicos y no proteicos. El niño marásmico está muy delgado por la pérdida de grasa corporal y músculo.

– Forma húmeda o «Kwashiorkor»: La palabra Kwashiorkor es un término africano que significa «primer hijo, segundo hijo»  y describe la observación de que el primer hijo desarrolla malnutrición cuando el segundo hijo nace y reemplaza al primero en el pecho. En este caso la deficiencia proteica está más marcada que la energética y se producen edemas generalizados; el niño parece obeso por la extravasación de líquidos (2).

Dentro de la Hiponutrición podría caber la Desnutrición  aunque, en su forma más grave, también se relaciona con la Inanición.

¿Qué es el «Hambre»?

Es una situación en la que se produce una falta de nutrientes, tanto de macronutrientes (energía y proteínas) como de micronutrientes (Vitaminas y minerales), imprescindibles para una vida productiva, activa y saludable. El hambre suele presentarse como un problema pasajero o como un problema crónico y perpetuo, y suele acarrear secuelas de diversa importancia, desde muy leves hasta de extrema gravedad. El hambre puede ser consecuencia de una ingesta insuficiente de nutrientes o bien consecuencia de la incapacidad del organismo para absorber los nutrientes que precisa. Puede derivar asimismo de una alimentación deficiente y de prácticas de puericultura inadecuadas.

En el informe de la FAO sobre el Hambre en el mundo 2015, establece la sinonimia entre «hambre crónica» y «subalimentación».

En el «Hambre oculta» hay una deficiencia de vitaminas y nutrientes esenciales necesarios para potenciar la inmunidad y un desarrollo saludable. En el mundo, unos 2000 millones de personas sufren carencia de yodo y la carencia de vitamina A se asocia cada año a más de medio millón de fallecimientos de niños menores de 5 años a escala mundial. Como reconocen los expertos en nutrición, el «hambre oculta … es un tipo de hambre que no se manifiesta en forma de vientres hinchados ni cuerpos escuálidos. Y, sin embargo, ataca de lleno la salud y la vitalidad de las personas» (Gautam, 2006).

Hay otros dos conceptos que quisiera mencionar, la Subalimentación y el Hambre transitoria.

La Subalimentación es la situación en la que se encuentran aquellas personas cuyo consumo dietético de energía está siempre por debajo del mínimo requerido para llevar una vida productiva, activa y saludable. Se determina empleando un indicador sustituto que permite determinar si los alimentos disponibles en un país son suficientes para satisfacer las necesidades energéticas (aunque no precisamente de proteínas, vitaminas, minerales) de la población.

El Hambre transitoria es un tipo de hambre pasajera, en la que se incluyen los llamados «retortijones de hambre», que puede afectar de forma transitoria y a corto plazo a la capacidad física y mental.

La Desnutrición es la manifestación física del hambre que tiene su origen en uno o varios micro o macronutrientes. Estas carencias impiden que el organismo desempeñe eficazmente sus funciones orgánicas, como el crecimiento, el embarazo, la lactancia, el trabajo físico, la capacidad cognitiva, la resistencia a las enfermedades y la recuperación posterior (3).

¿Cuál es la diferencia entre el hambre y la desnutrición?

La desnutrición es la forma en que el hambre se manifiesta físicamente. su medición es posible  y, para ello se utilizan indicadores como:

– Peso para la edad

– Estatura para la edad

– Peso para la estatura

En algunos casos, la desnutrición puede ser la secuela de una enfermedad, lo que influye en la adecuación de la ingesta alimentaria y/o en su absorción por el organismo (y, por lo tanto, en el grado del hambre). Las enfermedades afectan al nivel de ingesta alimentaria porque alteran el metabolismo (aumentan la necesidad de ingerir nutrientes) y reducen el apetito (lo que suele implicar una disminución de los alimentos ingeridos). Al mismo tiempo existe la posibilidad de que las enfermedades causen problemas de absorción cuando acarrean una pérdida de nutrientes (por ejemplo en el caso de vómitos y diarreas) o cuando interfieren con los mecanismos por los que el organismo los absorbe. De hecho, la enfermedad empeora la desnutrición. Por supuesto las enfermedades suelen tener otras muchas consecuencias graves que no están relacionadas con los efectos que produce el hambre.

La desnutrición y la enfermedad están directamente relacionadas, son bidireccionales y se refuerzan mutuamente. La desnutrición produce un estado de mala salud que expone al individuo al riesgo de contraer enfermedades infecciosas y crónicas.

En los niños, para determinar la gravedad de la desnutrición se establecen grados en relación al tanto por ciento de peso corporal que está por debajo de la normalidad para la edad y talla: Leve, Moderada y Grave. El Marasmo y el Kwashiorkor se encuadran dentro de la Desnutrición Grave.

Y ya para terminar, os dejo una frase que copio del Documento de Naciones Unidas, Programa Nacional de Alimentos. Serie de Informes sobre el Hambre en el Mundo 2007.

«¿Porqué sigue existiendo el hambre en un mundo que nada en la abundancia? Una de las preguntas trascendentales de nuestro tiempo es también una pregunta que pertenece a otra épocas…..la historia del hambre es indisoluble con la historia de la abundancia”» Sara Millman y Robert W. Kates, 1990.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), fundado en 1963, es la mayor organización de ayuda humanitaria del mundo y el organismo de las Naciones Unidas al frente de la lucha mundial contra el hambre. El PMA utiliza la ayuda alimentaria para satisfacer necesidades en casos de emergencia y apoyar el desarrollo económico y social. El PMA está presente en 77 países y depende exclusivamente de donaciones. En estrecha colaboración con otros miembros de la comunidad de las Naciones Unidas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales, el PMA trabaja denodadamente para que la lucha contra el hambre se convierta en el tema prioritario del orden del día de todos los foros y organismos internacionales, así como para fomentar políticas, estrategias y operaciones que beneficien directamente a las poblaciones pobres que padecen hambre (3).

OTROS CONCEPTOS:

Subnutrición: Ingestión de alimentos continuamente insuficiente para satisfacer las necesidades de energía de energía alimentaria. Su consecuencia es la desnutrición (4).

Vulnerabilidad:Presencia de factores que ponen a la población en riesgo de padecer inseguridad alimentaria o malnutrición incluyendo los factores que influyen en su capacidad para afrontar dificultades (4).

Fuentes:

(1) http://www.who.int/features/factfiles/nutrition/facts/es/index.html
(2) Alteraciones de la Nutrición. Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. El Manual Merck de diagnóstico y tratamiento. Décima Edición Española. Elsevier España 2003.
(3)  Programa Nacional de Alimentos de las Naciones Unidas. Serie de Informes sobre el Hambre en el Mundo 2007. http://www.wfp.org/sites/default/files/World_Hunger_Series_2007_Hunger_and_Health_ES.pdf
(4) Salomón Salceda Baca. Marco teórico de la seguridad alimentaria. Capítulo 1. Políticas de Seguridad Alimentaria en los Países de la Comunidad Andina.
http://www.bvsde.paho.org/texcom/nutricion/seguridadCA/03cap1.pdf

Última revisión: 28-09-18