Archivo de la etiqueta: enfermedad

La nutrición durante la enfermedad.

nutrición

– Marina Muñoz Cervera –

Cuando estamos enfermos necesitamos nutrirnos muy bien para sanar.

Cada enfermedad tiene unos requerimientos alimentarios diferentes y nuestro organismo lucha para recuperar la salud, de ahí que una adecuada aportación de nutrientes sea imprescindible para proporcionar la materia prima que necesitamos para sanar.

Sigue leyendo

El Botulismo, una intoxicación alimentaria.

botulismo

– Marina Muñoz Cervera –

El botulismo humano es una intoxicación poco frecuente, pero puede ser mortal, si no se trata a tiempo.

Está producida por una bacteria, «Clostridium botulinum», y se adquiere por la ingestión de alimentos contaminados, sobre todo enlatados, envasados o fermentados caseros.
Sigue leyendo

La carencia de Vitamina D se vincula con mayor riesgo de demencia.

demencia

– Marina Muñoz Cervera –

Relacionan la hipovitaminosis D con demencia en adultos.

La deficiencia de vitamina D en adultos, se relaciona con un 53% más de predisposición a padecer demencia de cualquier tipo y enfermedad de Alzheimer, que los que consumen cantidades adecuadas de esta vitamina.

Así concluye un estudio publicado en revista Neurology el 6 de agosto de 2014, con el título Vitamin D and the risk of dementia and Alzheimer disease.

El estudio fue llevado a cabo sobre una muestra de 1658 adultos mayores de 65 años, estadounidenses, que estaban libres de demencia, de enfermedades y accidentes cardiovasculares al principio del análisis y los siguieron durante 6 años. La investigación estuvo liderada por expertos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, en colaboración con científicos del Hospital Universitario de Angers y las universidades norteamericanas Internacional de Florida, Columbia, Washington, Pittsburg y Michigan.
Sigue leyendo

Las carnes procesadas y el riesgo de fallo cardiaco.

chacinas

-Marina Muñoz Cervera –

El consumo habitual de carnes modificadas industrialmente, no es inocuo para nuestro organismo.

Un artículo publicado por la Revista Jano, ha puesto a los embutidos y carnes procesadas frente a un aumento del riesgo de insuficiencia cardiaca en varones.

El estudio, que puso de manifiesto el hallazgo, fue publicado en la revista Circulation: Heart Failure, el 12 de junio del presente año, concluye que los hombres que comen cantidades moderadas de carnes rojas procesadas pueden tener una mayor incidencia de insuficiencia cardiaca y mortalidad por esta causa.
Sigue leyendo

La alimentación en la enfermedad mental.

bombillas

– Marina Muñoz Cervera –

La alimentación sana mejora el estado de salud global de los enfermos mentales.

Una alimentación sana mejora todos los aspectos de nuestra vida, desde el momento en que nuestro organismo afronta de una forma más integra los sucesos cotidianos.

Un artículo publicado el día 13 del presente mes por Yahoo Noticias Colombia, Neomundo, nos habla de un estudio llevado a cabo sobre enfermos con demencia y de las conclusiones que los autores obtuvieron.

El interesante trabajo ha sido publicado en Journal Advanced Journal y podéis leer su resumen a través del enlace anterior.

Los investigadores de la Universidad de Taiwan encontraron las herramientas necesarias para que los enfermos con demencia comiesen mejor, observando que este cambio resultó en notables efectos de mejora sobre su salud.

Li- Chan Lin, investigador principal del trabajo, afirmó que los médicos debería considerar el uso de herramientas en pacientes con demencia que están mal alimentados o que muestran síntomas de depresión.

“Lin probó la combinación de distintos métodos para que personas con demencia recuerden comer bien. Por un lado, los ayudó a mejorar su memoria con una técnica que le pide que recuerden una información con intervalos de tiempo cada vez más prolongados. Por otro lado, los voluntarios realizaron actividades basadas en el método Montessori, a través del cual repiten y practican actividades estructuradas de la vida diaria”.

“Los investigadores encontraron que, con el tiempo, tanto la nutrición como el índice de masas corporal mejoraron en las personas que recibieron la combinación de terapias destinadas a que recuerden alimentarse bien. Además, los síntomas de depresión disminuyeron”.

Este estudio nos demuestra que una alimentación sana puede ser una fantástica herramienta coadyuvante en la terapia de enfermedades incluso de tipo mental.

Y, como una reflexión para terminar esta entrada, comentaros que “lo más importante es la persona” y menciono esta frase porque es muy típica que socialmente se emplee cuando alguien sufre de algún tipo de enfermedad relacionada con una alimentación inadecuada. Y desde luego que lo es, pero la “persona” mejora emocionalmente cuando se alimenta bien y de acuerdo a sus circunstancias. Y no quiero decir con ello que se transforme en mejor persona, pero sí canaliza, desde su propia satisfacción, de forma más saludable las aspectos que forman parte de la vida.

Y, por desgracia, la frase anterior pierde todo el sentido cuando estamos inmersos en una sociedad de consumo en el que la “persona” tiene el valor de un instrumento ganancial.

Fuentes:

– JAN. “The effectiveness of spaced retrieval combined with Montessori-based activities in improving the eating ability of residents with dementia”
DOI: 10.1111/jan.12352

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jan.12352/abstract

– Yahoo, Noticias Colombia. Neomundo. “Una buena alimentación mejora la salud física y emocional de las personas con demencias”. 13 de abril de 2014.

https://co.noticias.yahoo.com/alimentaci%C3%B3n-mejora-salud-f%C3%ADsica-emocional-personas-demencias-165833032.html

Imagen:
ID: 25125682_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

La obesidad y sus extremos.

pintura

– Marina Muñoz Cervera –

La “polisarcia” u obesidad exagerada es una realidad en el pasado y en el presente.

El cuadro de Fernando Botero, que ilustra entrada, es solo una pequeña muestra de la obesidad, sin embargo, la realidad supera al arte y un artículo publicado el El País, el 31 de enero del presente año,  nos cuenta algunas referencias sobre esta enfermedad.

En 1793 un norteamericano llegó a morir con 454 kilos de peso y en el año 1856 murió un francés que pesaba 265 kilos.

En 1896 se creó en París “el Club de los 100 kilos” cuyos miembros se reunían para celebrar grandes banquetes.

En el año 1900 un austriaco de 232 kilos fue premiado en la Exposición Internacional de París, su cintura medía 2 metros de circunferencia y cada pierna, 107 centímetros.

Hay también, otro caso documentado, de un hombre de Bainbridge Island que llegó a los 635 kilos, sufría obesidad mórbida desde su niñez y  vivió 42 años, hasta septiembre de 1983 con un peso de 352 kilos y un IMC de 105,3 alcanzado tras tratamiento hospitalario.

Se menciona que las cifras más alarmantes proceden de una norteamericana que alcanzó los 726 kilos de peso y murió en el mes de julio del año 1994.

Un ciudadano mexicano alcanzó la cifra de 597 kilos y fue presentado en Discovery Channel en el año 2007 como el hombre más gordo del mundo; en el año 2010 logró bajar a 230 kilos con tratamiento médico. Aún vive inmovilizado en una cama.

El mismo canal de televisión presentaba, ayer, 1 de febrero de 2014, a una mujer joven que había alcanzado los 490 kilos de peso y después de dos años de tratamiento médico intensivo consiguió bajar a un poco más de 100 kilos. Semejante volumen acompañado de linfedemas (retención de líquidos) en las piernas, la inhabilitó totalmente, hasta el punto de no poder caminar durante 9 años.

Todos los casos mencionados son historias reales que podemos encontrar en internet, a través de sus nombres; no los menciono porque no me ha parecido necesario. Son situaciones extremas que se han hecho públicas, pero pueden existir personas anónimas que estén viviendo problemas similares.

La obesidad ha sido y sigue siendo objeto de espectáculo y mofa, como otras deformidades curiosas del cuerpo humano.

El término “Polisarcia” hace referencia a la gordura exagerada de las personas.

Nuestra elástica piel es capaz de almacenar cualquier cantidad de comida, en forma de grasa, que nos comamos a diario y durante años. El único límite que nuestra naturaleza impone, es la enfermedad seguida de muerte por un sin fin de enfermedades asociadas, si no se pone ningún freno.

Ya sabemos a dónde podemos llegar, solo nos queda plantearnos si merece la pena no abordar el problema. A pesar de que hay muchas circunstancias humanas que desencadenan la necesidad de comer sin límites, detectar el sobrepeso y buscar ayuda es el primer paso para no caer en lo descrito anteriormente.

Entrada relacionada:
La obesidad y el sobrepeso

Fuente:

Xavier Theros. El País Cataluña. “El club de los cien kilos”. 31 de enero de 2014.
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/01/31/catalunya/1391200414_050205.html

Última revisión: 26-02-19

La obesidad y el sobrepeso no tienen prerrogativas.

sobrepeso y obesidad

– Marina Muñoz Cervera –

La obesidad y el sobrepeso son estados patológicos y no protegen frente a la diabetes tipo 2.

Esta polémica y abundante patología, que en la C.I.E. (Clasificación Internacional de Enfermedades, 5ª revisión) está incluida en el grupo de Enfermedades nutricionales, endocrinas y metabólicas, cada vez va teniendo menos secretos para la ciencia.

No es un proceso beneficioso el acúmulo anormal de grasa en el cuerpo ni para las personas diabéticas.

Un artículo publicado el 16 del presente mes por ABC Salud nos habla de una investigación, que refuta investigaciones previas, en las que se había sugerido que en las personas con diabetes tipo 2, el sobrepeso y la obesidad podría estar relacionado con una menor mortalidad.

El importante estudio publicado en The New England Journal of Medicine en la misma fecha mencionada, nos dice los siguiente:

“Los resultados mostraron una asociación entre el IMC (Índice de Masa Muscular) en el momento del diagnóstico de la diabetes y el riesgo de muerte por todas las causas. Así, los investigadores vieron que el menor riesgo de muerte se observaba en las personas con peso normal y que, en contra de lo sugerido por anteriores estudios, no había una menor mortalidad entre los participantes con sobrepeso u obesidad. «Es decir, no había ningún beneficio en el hecho de tener sobrepeso o ser obeso». Más aun, hubo una relación dosis-respuesta entre el IMC y la mortalidad entre aquellas personas que nunca habían fumado, de tal manera que un IMC más alto justo antes del diagnóstico de la diabetes se asociaba con un mayor riesgo de muerte.

Como vemos, la obesidad y el sobrepeso son patologías contra las que hay que luchar, porque no solo menoscaban nuestra vida diaria, sino que también amenazan nuestra supervivencia.

Quizás, en algunas culturas ancestrales, no eran importantes los criterios que hoy día si lo son, como la salud, la calidad de vida y la longevidad, por ello, consideraban y aún se sigue considerando en algunas zonas del mundo, el acúmulo de grasa corporal anormal, como “hermoso” sobre todo en las mujeres. Esta “aparente” prerrogativa o ventaja ha convertido este padecimiento en un “logro” digno de honor y sinónimo de abundancia.

La paradoja de esta enfermedad se debate entre el beneficio y el perjuicio, intentando sobrevivir entre ambos extremos, seguramente por las variadas dificultades que presenta su resolución, pero si dejamos la vanidad a un lado y somos realistas, seguramente nuestro prisma cambiaría radicalmente.

Enlace relacionado:
La Obesidad y el sobrepeso.

Fuentes:

– E. Ortega. ABC Salud. “El fin de la «paradoja de la obesidad»” 16 de enero de 2014.

http://www.abc.es/salud/noticias/20140116/abci-paradoja-obesidad-201401151848.html

– Deirdre K. Tobias, Sc.D., An Pan, Ph.D., Chandra L. Jackson, Ph.D., Eilis J. O’Reilly, Sc.D., Eric L. Ding, Sc.D., Walter C. Willett, M.D., Dr.P.H., JoAnn E. Manson, M.D., Dr.P.H., and Frank B. Hu, M.D., Ph.D.
“Body-Mass Index and Mortality among Adults with Incident Type 2 Diabetes”
N Engl J Med 2014; 370:233-244 January 16, 2014
DOI: 10.1056/NEJMoa1304501

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1304501

Imagen:
http://obesidadimportancia.blogspot.com/2013/02/clasificacion-y-tipos-de-obesidad.html

La obesidad y el sobrepeso pueden ser causa de hígado graso.

imagen surrealista

– Marina Muñoz Cervera –

Demasiada grasa en el organismo puede producir esteatosis hepática.

Seguramente todos hemos oído hablar del Hígado graso, sobre todo relacionado con el hábito alcohólico, sin embargo, también puede tener como causa un acúmulo excesivo de grasa en el organismo y así lo han demostrado en un amplio estudio.

Investigadores del Instituto de Atención Primaria Jordi Gol IDIAP, a través de una nota de prensa, difundida en el mes de diciembre de 2013, nos comunican que los resultados obtenidos en una investigación llevada a cabo en mencionado Centro, han demostrado que el hígado graso puede darse en pacientes abstemios.

Según el Dr. Lorenç Caballería, investigador principal del estudio, los resultados demuestran que variables como la obesidad, el sobrepeso o la resistencia a la insulina van muy ligados a la presencia de hígado graso no alcohólico, siendo especialmente significativas la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes.

El interesante estudio llevado a cabo sobre un total de 704 pacientes (327 casos de intervención y 377 casos control) con una media de 55 años de edad (entre 17 y 80 años: 50,4 % hombres y 49,6 % de mujeres) con un consumo de alcohol inferior a 30 gramos/día en hombres y a 20 gramos/día en mujeres y que presentaban un hígado graso diagnosticado por ecografía abdominal.

Esta patología, también llamada Esteatosis hepática, puede progresar hacia la cirrosis; en el caso del Hígado graso no alcohólico se acumulan vacuolas de grasa en el interior de los hepatocitos de las personas en ausencia de consumo de alcohol y existen lesiones hepáticas similares a las producidas por la ingestión crónica del mismo.

Fuentes:

– Europa Press. “La obesidad y el sobrepeso provocan daños en el hígado, similares a los del exceso de alcohol” Barcelona, 26 de diciembre de 2013.
http://www.europapress.es/salud/asistencia/noticia-obesidad-sobrepeso-provocan-danos-higado-similares-exceso-alcohol-20131226104825.html

– Med Clin (Barc)2013;141:233-9.

– IDIAP Jordi Gol. “Obesidad y sobrepeso pueden provocar lesiones en el hígado similares a las que produce el consumo excesivo de alcohol”.
http://www.idiapjgol.org/index.php?option=com_content&view=article&id=613%3Atics&catid=58%3Anotes-de-premsa&Itemid=198&lang=es

Última revisión: 01-03-19

La diabetes: Una enfermedad que se puede prevenir.

dia mundial de la diabetes 2013

– Marina Muñoz Cervera –

Hoy, 14 de noviembre de 2013, se celebra mundialmente el Día de la Diabetes.

Esta enfermedad, según datos de la OMS de septiembre de 2012, afecta a más de 347 millones de personas en todo el mundo. En el año 2004 fallecieron 3,4 millones de personas como consecuencia de un exceso de azúcar en sangre, registrándose más del 80% de las muertes en países con ingresos medios y bajos. Se prevé que las defunciones a causa de la diabetes se multipliquen por dos entre los años 2005 y 2030.

Este Organismo dice que: “La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la evitación del consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición”.

El Día Mundial de la Diabetes fue introducido por la Federación Internacional de la Diabetes (FID) y la OMS en el año 1991, como respuesta ante el alarmante aumento de los casos de esta enfermedad en el mundo. En el año 2007 Naciones celebró por primera esta efemérides, tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006.

Se celebra internacionalmente el 14 de noviembre por coincidir con el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

Fuentes:

– Organización Mundial de la Salud. OMS. “Diabetes”. Nota descriptiva nº 312. Septiembre 2012.
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/es/index.html
– International Diabetes Federation. “¿Qué es el día mundial de la diabetes?”

Imágenes:

ID: 18225952_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/215709/nueva-insulina-para-la-diabetes-tipo-2-eficaz-con-tres-pinchazos-semanales

Última revisión: 14-03-19

Carencia y exceso de Tiamina o Vitamina B1.

confusión

– Marina Muñoz Cervera –

La carencia de tiamina puede ocasionar problemas graves.

Esta vitamina suele presentar problemas solo en el caso de carencias porque la toxicidad es rara, sin embargo está mencionada en la literatura y vamos a conocerla.

Deficiencia de Tiamina

Una falta o deficiencia de tiamina puede causar debilidad, fatiga, psicosis y daño neurológico.

Se observa con más frecuencia en personas alcohólicas, ya que el consumo excesivo de alcohol dificulta la absorción de la tiamina de los alimentos por parte del cuerpo. A menos que aquellas personas con problemas de alcoholismo reciban cantidades de tiamina superiores a las normales para compensar la diferencia, el cuerpo no obtendrá suficiente cantidad de esta sustancia, lo cual puede llevar al desarrollo de una enfermedad llamada Beriberi.

El Beriberi también se ha observado en países orientales en los que se consumen grandes cantidades de arroz refinado porque la tiamina está en la cascarilla del arroz y en situaciones en las que aumentan las necesidades de esta vitamina como: hipertiroidismo, gestación, lactancia, fiebres, alteraciones de la absorción, hepatopatías graves.

Se distingue clásicamente entre un Beriberi Seco y otro Húmedo; en el “seco” predominan los síntomas neurológicos:

– Dificultad para caminar
– Pérdida de la sensibilidad (sensaciones) en las manos y en los pies
– Pérdida de la función muscular o parálisis de las extremidades inferiores
– Confusión mental/dificultades con el habla
– Dolor
– Movimientos extraños de los ojos (nistagmo)
– Hormigueo
– Vómitos

El “húmedo” se presenta en la carencia de tiamina cuando destaca la enfermedad miocárdica y se caracteriza por los siguientes síntomas:

– Despertarse en la noche con dificultad para respirar
– Incremento de la frecuencia cardíaca
– Dificultad para respirar con la actividad
– Hinchazón de las extremidades inferiores

En los casos de deficiencia grave de tiamina, se puede presentar daño cerebral. El Beriberi cerebral o Síndrome de Wernicke-Korsakoff se debe a una deficiencia aguda de tiamina superpuesta a una deficiencia crónica; la etapa inicial llamada Síndrome de Korsakoff se caracteriza por confusión mental, afonía y confabulación.

La encefalopatía de Wernicke consiste en nistagmo, oftalmoplejía total, coma y muerte en los casos no tratados. Cualquiera de las dos o ambas enfermedades se pueden presentar en la misma persona”.

Exceso de Tiamina

La toxicidad por vitamina B1 es muy rara, no obstante, El Profesor José Miguel Soriano del Castillo de la Universidad de Valencia, en su libro “Nutrición Básica Humana”, describe que su exceso puede dar lugar a los mismos síntomas que una deficiencia de Vitamina B6 (anemia, neuropatía, lesiones cutáneas parecidas a seborrea). Esta última vitamina, también llamada piridoxina, protege al organismo frente a los efectos tóxicos de la tiamina.

Enlaces relacionados:

La Tiamina o Vitamina B1 ¿para qué nos sirve?
Las mejores fuentes de Tiamina o Vitamina B1.

Fuentes:

– Universidad de Maryland. Medical Center. “Tiamina”.
– Morales Güeto, Juan. Nutriterapia, salud y longevidad. Ediciones Días de Santoz. Madrid-2011.
– Medline Plus. Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.”Beriberi”
– Soriano del Castillo, José Miguel. Nutrición Básica Humana. PUV.Universitá de Valencia-2006.
– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.

Imagen:

ID: 17731763_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 04-05-19