Archivo de la etiqueta: información

Contenido calórico en el etiquetado de los alimentos de USA.

mujer leyendo una etiqueta nutricional

– Marina Muñoz Cervera –

Estados Unidos sigue luchando por dejar de ser uno de los países con mayor índice de obesidad de mundo.

La FDA (Agencia que regula los alimentos y medicamentos de USA) ha propuesto un cambio en el etiquetado de los alimentos para que lo primero que se vea al comprarlos sea el número de calorías que contiene cada producto.

Además de las calorías, los alimentos contendrán información sobre los azúcares añadidos. Hasta ahora se había exigido el detalle del contenido graso de los productos comerciales, la reducción del tamaño de las bebidas azucaradas y el número de calorías totales de los menús de los restaurantes.

Esta propuesta será anunciada por la Primera Dama, Michelle Obama a lo largo del día de hoy, en compañía de la secretaria de salud, Kathleen Sebelius y de la titular de la FDA, según informa Mundo Salud.

Enlace relacionado:
Michelle Obama lucha por una América más saludable.

Fuente:
El Mundo Salud. “Estados Unidos pone el foco en las calorías” 27 de febrero de 2014.
http://www.elmundo.es/salud/2014/02/27/530f1baf268e3ee57f8b456d.html

Última revisión: 17-12-18

“Empecemos desde el principio” ¿Qué comemos?

composicion fotografica

– Marina Muñoz Cervera –

No siempre sabemos qué comer y nos dejamos llevar por el entorno.

Sirva este pleonasmo para comenzar el año 2014, revisando un aspecto básico de nuestra alimentación: ¿Qué comemos?

Todos los principios de año suelen ser fuentes de nuevos propósitos que ponemos en práctica, o no, a lo largo de los 365 días. Por ello vamos a centrarnos este año, en un paso previo a nuestra alimentación, necesario para que nuestra salud sea óptima y no nos llevamos sorpresas. Me refiero a “saber lo que comemos” como principio imprescindible para conocer todo aquello que nuestro organismo ingiere y digiere a diario.

Parece de “perogrullo”, pero en la época actual no es tan simple saberlo porque no siempre podemos recurrir a alimentos sencillos,  no procesados; es sorprendente observar cómo una “aparentemente” sana ensalada acompañada de una salsa que no lo es tanto, puede resultar incluso indigesta si no conocemos los ingredientes con los que está alborada y podemos echarle la culpa a las hortalizas sin ser las causantes del problema.

Por eso, para comenzar este 2014, os propongo que estemos atentos a todo aquello que comamos, que miremos detenidamente la composición nutricional de todo aquello que compremos; en realidad, es solo una vez, pues desde el momento que en que ya lo hemos visto, podemos estar tranquilos en las compras sucesivas, siempre y cuando no cambiemos de marca comercial.  No dudemos en preguntar si desconocemos cómo han preparado algún alimento que  vamos a comer fuera de casa porque los ingredientes más insospechados pueden utilizarse en  preparaciones culinarias “supuestamente sanas”.

Normalmente cuando nuestro peso aumenta y presentamos grasas de depósito, cuando no nos encontramos del todo bien, cuando nuestras defensas bajan, etc.  suele ser debido a alguna causa y habitualmente se encuentra en la alimentación, de ahí la importancia de adquirir conciencia de “qué comemos”. Claro que también es muy importante saber “cuánto comemos”, “cómo comemos” y “cuando comemos”, pero si comenzamos desde el principio, nos será más sencillo dilucidar las demás cuestiones.

De esta forma, nuestra mente y cuerpo funcionarán en armonía desde el punto de vista alimentario.

Como expresa una frase atribuida a Sócrates: “El conocimiento os hará libres”.

Imagen:

La imagen que ilustra esta entrada es una “extrusión” llevada a cabo sobre una composición basada en fragmentos de las siguientes:

IDs:2337531_s/ 21620120_s/2251999_s/12329462_s/11923841_s/17855991_s/10983486_s

Copyright (c) 123RF Stock Photos

Ecuador aprueba el etiquetado para alimentos procesados.

mapa mundo en 3d
rotulo ecuador

– Marina Muñoz Cervera –

Un nuevo etiquetado de alimentos procesados para fomentar la salud.

El Ministerio de Salud Publica de Ecuador, para reducir el número de muertes por enfermedades crónicas debidas a una mala alimentación, ha aprobado el “Reglamento sanitario de etiquetado de alimentos procesados para el consumo humano” el lunes de esta semana.

Las industrias grandes disponen de 6 meses para etiquetar sus productos de acuerdo con su composición y las pequeñas de 1 año de tiempo; así los alimentos con mucha grasa, azúcar o sal, llevarán un círculo rojo que lo indique, los que contengan una cantidad media, un círculo amarillo y aquellos cuyo contenido en las tres sustancias mencionadas sea bajo, llevarán un círculo verde. Por ejemplo, una gaseosa, deberá incluir una etiqueta circular de color rojo con el texto “Alto en azúcar”.

También, se van a lanzar campañas informativas para ayudar a interpretar los etiquetados y de esta manera evitar la estigmatización de los alimentos en buenos o malos, ya que las consecuencias para la salud de su consumo dependen de la frecuencia del uso del producto.

El sobrepeso en Ecuador.

En Ecuador, el sobrepeso afecta a dos de cada diez adultos mayores de 19 años y la diabetes fue la causa de muerte de 4.400 personas entre los años 2001 y 2011; la suma de defunciones por diabetes e hipertensión alcanzó la cifra de 12.700 personas, en el mismo periodo de tiempo. La esperanza de vida es de 65 años en las mujeres y 75 en los hombres.

En este país, situado en la latitud 0 grados de este planeta, el 82% de los alimentos procesados tiene una concentración alta en grasa, sal o azúcar y alrededor de 45.000 productos tendrán que ceñirse a esta norma.

Ha pasado más de un año desde la elaboración de este Reglamento y su aprobación, no obstante, con medidas como éstas, los Gobiernos podrían cambiar el panorama del mundo.

Fuentes:

– La Hora Nacional. “Buena alimentación, la base de una buena salud”. 20 de noviembre de 2013.
– Mónica Orozco. El Comercio.com. Negocios. “La mayoría de alimentos y bebidas deberá incorporar una alerta roja”.
– Ecuavisa. Noticias. “Nuevo etiquetado en alimentos preocupa a fabricantes de alimentos”. 27 de septiembre de 2012.

Imagen:

ID: 20409764_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 09-03-19

La alimentación y la salud.

hortalizas

– Marina Muñoz Cervera –

El tipo de alimentación influye, de forma directa, en el estado de salud.

“Quizá hasta no hace muchos años parecía que eran dos cosas diferentes ahora cada vez más el consumidor cree, piensa y sabe que la alimentación influye en su estado de salud”.

“En los últimos años, ante el consumidor se ha abierto un abanico de posibilidades; bulos, mitos y medias verdades sobre alimentos de consumo se mezclan con estudios rigurosos, basados en la evidencia científica, ampliamente contrastados en lo referente a la seguridad del producto y sus propiedades”.

“Todos, incluidos los que conocemos el sector, nos asustamos un poco cuando se dice taxativamente o categóricamente que un producto produce o cura el cáncer; esto puede influir negativamente sobre un producto hasta dejar de comerlo completamente y todo sin ningún rigor científico, sin ninguna evidencia científica detrás de la información”.


Estas han sido algunas de las manifestaciones de Carmen Peláez, responsable del Grupo de Biología Funcional de Bacterias Lácticas del CICAL (CSIC), publicadas por Europa Press en una noticia que lleva por título: En los últimos años han aumentado los bulos sobre la alimentación y sus efectos sobre la salud. .

Hay que ser muy cauteloso a la hora de valorar una información, sobre todo si la vamos a vamos a poner en práctica, pero en cualquier caso, por no llenar nuestro conocimientos de “falacias” que, hoy en día, son tan comunes en este tema.

Ayer mismo iba conversando con un taxista y surgió  este tema, el hombre me comentaba que aquí se suele desayunar rápidamente con una empanada frita y que eso no podía ser muy saludable; le dije que era mejor una buena ensalada de frutas y un par de rebanadas de pan con un chocolate caliente. Sorprendido, me preguntó ¿pero el pan no engorda?.

Fuente:

Europa Press.”En los últimos años han aumentado los bulos sobre la alimentación y sus efectos sobre la salud”. Madrid 18 de noviembre de 2013.
http://www.europapress.es/salud/nutricion/noticia-ultimos-anos-aumentado-bulos-alimentacion-efectos-salud-20131118104639.html

Imagen:
Id: 18034848_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

¿Para qué se utilizan los azúcares en tecnología alimentaria?

pasteles

Marina Muñoz Cervera –

La etiqueta de los alimentos nos aporta una información fundamental a la hora de saber qué vamos a consumir. Su cuidadosa lectura puede ayudarnos mucho a conservar nuestra salud.

Tanto las grasas saturadas como los azúcares en exceso, están detrás de muchas enfermedades como la obesidad, diabetes tipo II, algunos cánceres, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc. sin embargo, la industria alimentaria ha utilizada ambas sustancias en variadas aplicaciones, por su escaso precio y por otras virtudes que iremos conociendo.

No es tan fácil zafarse de su consumo porque aunque limitemos o anulemos el consumo de azúcar blanca, por ejemplo, nos encontramos con azúcares en los alimentos menos pensados, por ello os comentaba al principio de esta entrada de la necesidad de leer la información nutricional de todos los alimentos envasados.

La Web de EUFIC (European Food Information Council) publicó en el mes de junio del presente año un artículo que nos explica las aplicaciones tecnológicas de los azúcares (1).

Tenemos que saber que los azúcares (monosacáridos, disacáridos y alcoholes) son componentes naturales de la fruta y las hortalizas y de la miel en forma de glucosa, fructosa y sacarosa; también de los productos lácteos, en forma de lactosa y galactosa; y en menor medida de los cereales, en forma de maltosa (1).

El azúcar de mesa corriente es sacarosa que a su vez se compone de glucosa y fructosa. El jugo de azúcar que se obtiene de la remolacha y de la caña de azúcar, se purifica, filtra y concentra para formar un jarabe; a partir de este jarabe, la sacarosa se cristaliza, se seca y se enfría y ya tenemos el azúcar blanca; pero además de los cristales de sacarosa se forma un material oscuro meloso residual, llamado “melaza”. El azúcar moreno retiene parte de esta melaza, de ahí su color (1).

La tecnología de los alimentos utiliza los azúcares para lo siguiente (1):

1.- Como endulzante:

– El azúcar blanco y moreno en la cocina doméstica y en la industria.
– El azúcar glas o en polvo para el glaseado en panadería y pastelería.
– El jarabe en bebidas o como base para salsas de fruta, coberturas y jarabes de sabores.

2.- Contrarrestar sabores ácidos o amargos: en salsas mayonesas, de tomate o jarabes medicinales.

3.- Proporcionar volumen, textura y humedad:

– Aportan volumen a pasteles y galletas.
– Dan textura a las mermeladas combinando el azúcar con un agente gelificante (por ejemplo, la pectina).
– Aumentan la temperatura de gelificación del almidón, así en productos horneados, las burbujas de aire quedan atrapadas y se aligera la textura del bizcocho.
– Sirven de base para la fermentación de la levadura.
– Son humectantes al fijar el agua, por ello es importante para la conservación de los alimentos y esta característica que también influye en su textura.
– Reducen la temperatura de congelación, así se obtienen helados más blandos.
– Reducen la temperatura de ebullición, característica importante para la fabricación de dulces.

4.- Dar color: Los azúcares son responsables del color marrón de algunos alimentos cocinados por dos procesos:

– Reacción de Maillard: Responsable de la corteza marrón dorada de los productos horneados. Esta reacción tiene lugar entre los azúcares (sobre todo glucosa y fructosa) en condiciones de calor y aminoácidos (proteínas).
– Caramelización: Los azúcares, principalmente la sacarosa, glucosa y fructosa, se descomponen bajo el calor dando lugar a nuevas moléculas que dan aroma y sabor, como en el caso de las tartas de caramelo y las frutas y dulces caramelizados.

5.- Conservar: El elevado nivel de azúcar impide el desarrollo microbiano y la degradación al aumentar la presión osmótica, lo que limita el crecimiento bacteriano y permite que los alimentos duren más tiempo.

6.- Fermentación alcohólica: la conversión de azúcares en etanol (alcohol) mediante las levaduras para la elaboración de bebidas alcohólicas (1).

Me imagino que todas las virtudes anteriormente mencionadas supusieron una auténtica revolución en la tecnología alimentaria, sin embargo, me temo que no se tuvo en cuenta que todos esos alimentos procesados iban a ser consumidos por organismos humanos, porque a los animales de compañía, en concreto a los perros y gatos,  no se les permite tomar dulces para evitar que queden ciegos como consecuencia de una diabetes. Los humanos, dentro de un equilibrio alimentario, tenemos limitado el consumo de azúcares simples a un 10% del total de glúcidos, lo que escasamente cubre el azúcar que aportan 3 piezas de fruta; el resto nos sobra y todo exceso tiene consecuencias peligrosas para la salud, que si unimos a otros factores como son el sedentarismo y un consumo elevado de grasas saturadas pueden ser fatales.

Podemos poner buena voluntad, pero si la industria no nos ayuda, difícilmente podremos superar los problemas que, hoy por hoy, está acarreando la epidemia de obesidad.

No se trata de demonizar las grasas saturadas y los azúcares, nada más lejos de esta intención, sino más bien de dejar claro que una alimentación basada en un exceso de ambas sustancias, es perjudicial, pero si lo tenemos en cuenta, simplemente sabiendo qué alimentos los contienen, podemos conseguir un equilibrio alimentario. No es nada difícil consumir una limonada que contiene 3 cucharadas soperas de azúcar blanca y luego varios alimentos, que sin aparentarlo nos aportarán otro buen tanto; si además de todo ello y con toda la buena intención de ser saludable comemos un par de piezas de fruta, hemos desequilibrado nuestra ingesta sin darnos cuenta.

Por ello es importante ser consciente  y escoger dentro de lo que nos ofrece el mercado aquello que bien sabemos no va a perjudicarnos.

Y aunque no es objeto de esta entrada, comentaros que casi todos los alimentos contienen grasas saturadas en mayor o menor medida, por ejemplo, un alimento como las espinacas contiene en 100 gramos, 0,03 gramos de ácido palmítico y esteárico, ambos ácidos grasos saturados; 100 gramos de tomate contienen 0,037 gramos; la leche de vaca entera contiene 2,3 gramos en 100 gramos del tipo mirístico, palmítico y esteárico (2). Como vemos si además de todo lo mencionado, comemos la grasa que nos aportan los alimentos procesados que aún la contienen en mucha mayor medida que los ingredientes caseros, muy fácilmente superamos la cantidad de grasas establecida, un 35% del total calórico siendo predominantemente poliinsaturada.

Entradas relacionadas:

Los azúcares: energía rápida y poco duradera.
Sobre el azúcar.

Fuentes bibliográficas:

(1) Eufic European Food Information Council. “Los azúcares desde la perspectiva de la tecnología alimentaria”. Alimentación hoy en día 6/2013.
http://www.eufic.org/article/es/artid/Sugars-from-a-food-technology-perspective/
(2) Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM.
DIAL software for assessing diets and food calculations.
Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L.
Current Version 2.16 2012.

Imagen:

ID: 20382912_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Una Web de Nutrición para futuras mamás: Nutricion Gold.

embarazo– Marina Muñoz Cervera –

Por todos es conocida la importancia de una buena alimentación durante el embarazo. De lo que coman las futuras madres dependerá en gran medida la salud de sus hijos.

La empresa Wyeth Nutrition ha creado para el país de Venezuela una página Web a través de la cual las futuras madres pueden acceder a información para alimentarse en las distintas etapas de su gestación. En la misma ofrecen recomendaciones, así como artículos de interés sobre el tema.

Podéis acceder a la Web a través siguiente enlace: Nutricion Gold y se alcanza desde cualquier parte del mundo.

Solo me queda recordaros que el seguimiento y la vigilancia médica son imprescindible durante el embarazo.

Enlace relacionado:
Relevancia de la nutrición durante el embarazo.

Fuentes bibliográficas:

(1) Entorno inteligente.com. “Nutrition Gold, con sitio Web para las mamás” Martes 9 de julio de 2013. http://www.entornointeligente.com/articulo/1466953/Nutrition-Gold-con-sitio-web-para-las-mamas-09072013

(2) Nutricion Gold. Wyeth Nutrition S.A.
https://www.nutriciongold.com.ve/

Imagen:
ID 11123072_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Información nutricional en las etiquetas de los alimentos: “Etiquetado semáforo”.

informacion nutricional alimentos

– Marina Muñoz Cervera –

Es importante saber qué  vamos a comer y para ello la información de contenido nutricional, que incluyen los fabricantes en el etiquetado de los alimentos envasados, es fundamental.

En Inglaterra, según publica El Mundo.es , las principales compañías alimentarias, así como las cadenas de supermercados están de acuerdo en adoptar, de forma genérica, el denominado “Etiquetado semáforo” en los productos alimenticios para evitar la confusión de los consumidores (1).

Esta etiqueta informará, a través un código de colores, rojo, naranja y verde, de la cantidad de grasas, sal, azúcar, grasas saturadas o calorías. Además contendrá una guía de las cantidades diarias recomendadas de cada sustancia.

La mencionada noticia refiere que el nuevo etiquetado estará disponible a medidos del año próximo y que la Ministra de Salud Pública, Anna Soubry, manifiesta que: “Teniendo un etiquetado consistente se podrá comprobar de un vistazo que hay en nuestros alimentos; esto ayudará a elegir opciones más saludables y a controlar nuestra ingesta de calorías” (1).

Fuente:
(1) El Reino Unido adopta el “Etiquetado semáforo” El Mundo. Es. 25-10-2012.
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/10/25/nutricion/1351161501.html

Imagen: http://www.gastronomiaycia.com/wp-content/uploads/2008/03/semaforo_alimentos.jpg

¿Se ha convertido la cesta de la compra en un mercado bursátil?

maletín y bandejas con verduras y frutas

– Marina Muñoz Cervera –

¿El contenido de tu comida depende de los estudios sobre nutrición que se publican?

El artículo siguiente describe cómo los micronutrientes y macronutrientes están, día a día, en alza o en baja según los estudios que van publicándose. En este avanzado mundo todo corre deprisa y los estudios científicos también, no obstante, me ha parecido interesante porque, además de ser novedoso y original, en sus conclusiones recomienda que la alimentación se base en el conocimiento y en valores sólidos. Pienso que no excluye el hecho de estar al día, pero mejor no obsesionarse.

¿Cómo salir ganando en el mercado de la salud?

José M. Ordovás (*) | Madrid Lunes 28/05/2012 13:30 horas

(*) *José Mª Ordovás es director del laboratorio de Nutrición y Genómica del USDA-Human Nutrition Research Center on Aging de la Universidad de Tufts (EEUU), profesor de Nutrición y Genética, director científico del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Alimentación (IMDEA) e investigador colaborador senior en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (Madrid).

El leer en las revistas científicas o en la prensa popular los resultados de los estudios de nutrición y salud se ha convertido en algo similar a leer los resultados bursátiles en las páginas de económicas. La semana pasada el café “subía” de valor tras la publicación de un estudio en el que se demostraba que su consumo estaba asociado con una disminución de la mortalidad. Esta semana el calcio “baja” como resultado de otro estudio en el que se observa que su consumo, en forma de suplemento, está asociado con un aumento de riesgo cardiovascular. Al igual que en el mercado bursátil, al profano le resulta difícil entender el porqué de estos vaivenes nutricionales por los cuales un mismo nutriente puede pasar de estar en la lista de “comprar” (beneficioso para la salud) a la de “vender” (es decir dañino) en cosa de unas pocas semanas.

La investigación responsable de la “bajada de la cotización” de los suplementos de calcio está basada en una de las cohortes alemanas del estudio EPIC, un gran estudio paneuropeo que fue originalmente diseñado para estudiar la relación entre nutrición y cáncer. En este estudio el consumo de calcio se estimó una sola vez al principio del mismo, mediante una encuesta de consumo de alimentos en la que los sujetos deben recordar la frecuencia con la que han consumido una serie de unos 150 alimentos durante el año previo.

Además, los sujetos son cuestionados acerca del consumo de suplementos durante ese mismo periodo. Tras la obtención de esta información, la cohorte, de unos 25.000 individuos, fue seguida durante una media de 11 años durante los que se registraron los eventos cardiovasculares que tuvieron lugar en la misma, y cuyo numero no fue muy elevado (354 infartos, 260 ictus y 267 muertes coronarias), lo cual fue positivo para los participantes pero negativo para la solidez de las conclusiones del estudio.

Las conclusiones derivadas de este estudio publicado en la revista ‘Heart’ fueron que un aumento del consumo de calcio de fuentes alimentarias, principalmente lácteos, no es perjudicial para la salud cardiovascular, pero, por el contrario, el calcio proveniente de suplementos parece doblar el riesgo, lo cual pone en estado de alarma a aquellos que por una razón u otra están tomando suplementos teniendo que aparentemente elegir entre los problemas óseos o los cardiovasculares.

En principio, estos resultados no son inesperados, ya que siguen la tónica habitual de la mayor parte de los estudios que han tratado de demostrar los beneficios de determinados nutrientes en forma de suplementos y separados de su matriz natural que son los alimentos. Pero a pesar de ello, y de que personalmente favorezca una dieta equilibrada sobre el uso indiscriminado de suplementos, hemos de pesar la solidez de las pruebas utilizadas para establecer la culpabilidad de los suplementos de calcio antes de dar el caso por cerrado y dictar sentencia.

En este caso, como en tantos otros, la conclusión se alcanza basada en datos observacionales muy limitados y que tienen una evidencia científica relativamente baja. Además, los sujetos que consumían suplementos, muchos menos de los esperados, eran diferentes en varios otros aspectos a aquéllos que no los consumían. Esto hace difícil el concluir que las diferencias en riesgo sean debidas exclusivamente al uso de los suplementos de calcio y no a otros factores concomitantes e imposibles de discernir en un estudio de este tipo. Es decir, tenemos la duda de que los suplementos de calcio sean meramente unos “culpables por asociación”.

Pero, además, es importante poner esta información en el contexto de tantos otros estudios que han examinado el tema y que han llegado a conclusiones diferentes dependiendo del origen de las poblaciones (ej. Estados Unidos, Japón, países escandinavos, etc.) lo que sugiere que otros factores ambientales son necesarios para que se desencadene el riesgo cardiovascular. De ahí la importancia de no extrapolar alegremente los resultados de estudios llevados en otros países a recomendaciones en el nuestro. Cada cultura, cada región geográfica tiene una genética y un ambiente específico que necesita de soluciones particulares cuya utilidad debe ser investigada y demostrada localmente.

Así pues, el consejo más sensato para cada uno de nosotros como inversores en nuestra salud, es procurar no comprar y vender los componentes de la dieta basados en los últimos rumores y mantener un portafolio diversificado consistente en una dieta variada y de acuerdo con los valores sólidos y tradicionales.

Fuente: El Mundo.es Salud Nutrición http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/05/28/nutricion/1338203430.html

Imagen: http://www.maximohogar.es/tienda/269-317-large/bolsa-porta-alimentos.jpg