Archivo de la etiqueta: nutriente

La nuez moscada: condimento o tóxico según la cantidad.

myristica fragans

– Marina Muñoz Cervera –

La nuez moscada es sana en pequeñas cantidades, pero tóxica si se abusa.

Esta conocida especia da sabor a muchos platos y es muy rica en calcio, potasio, magnesio y fósforo.

Contiene fibra, proteínas y grasas fundamentalmente del tipo saturado.

Es un nutriente en pequeñas cantidades, pero a grandes dosis puede resultar muy tóxica porque contiene aceites volátiles derivados del benceno; produce alucinaciones visuales y un grave cuadro tóxico.

En la antigüedad se utilizaba como estimulante, narcótico y abortivo y, hoy día, puede ser mal utilizada como sustituto de drogas con efecto narcótico.

Este condimento es el endosperma de la semilla de un árbol de la familia «Myristaceae», «Myristica fragans».

Fuente:

– Juan Pastrana Delgado, Juan José Beunza Nuin, Santos Ramírez Medina, Javier Orduna Martínez. «Intoxicación por nuez moscada». Medicina clínica Vol. 131.16. 08 de noviembre de 2008.

Imagen:

ID: 21860794_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

La albahaca en la medicina antigua y una perspectiva actual.

ocinum basilicum

– Marina Muñoz Cervera –

¿Qué interés podría tener una hierba aromática como la albahaca para los médicos de la antigüedad?

Hoy en día, esta planta se utiliza comúnmente como condimento para aromatizar y dar sabor  algunos platos de comida. En muchos hogares se planta esta hierba para recurrir a ella como especie culinaria y popularmente se ha empleado para diversas dolencias. También la medicina natural actual la utiliza, sin embargo, el saber ancestral de la medicina, puede ayudarnos a comprender mejor algunos aspectos y a situarnos con mayor convicción en el presente.

Taxonomía.

Antes de comenzar con sus usos, la situaremos taxonómicamente:

Especie y género: Ocinum basilicum (1)(2)(3).

Familia: Lamiaceae (1)(3).

Origen: Asia, Irán, India (1)(3).

Sinonimia común: Alfábrega, alhábega, alfabreguera, alfalga, albaca, brazilla, basílico, hierba real. (2)(3).

Se emplea para condimentar casi todos los tipos de alimentos, sin embargo quizás sea más conocida, como condimento del tomate y de la pasta italiana «al pesto» (3).

En la antigüedad.

Pedanio Dioscórides, también llamado el Anarzabeo, fue un griego que llegó a ser un gran médico en la ciencia práctica, inspirada en el saber egipcio del Templo de Imhotep, en Menfis, donde también había acudido Hipócrates; vivió en el siglo I de nuestra Era y fue médico de los ejércitos de Nerón; sin duda con menguados recursos económicos y con ganas de viajar para conocer las hierbas medicinales de más extensos territorios y los secretos médicos de dilatados países, se sentiría atraído por la vida castrense, que le ofrecía la posibilidad de satisfacer sus deseos; como resultado de unos y otros escribió su tratado «Materia médica» en 6 libros, que comprende remedios de los tres reinos de la naturaleza, tanto animales como minerales y, principalmente vegetales, de los cuales nos dio alrededor de 600 especies. En el Capítulo 130 de su Libro II, la describe con las siguientes palabras:

Transcribo el texto en castellano antiguo pues la obra de Dioscórides ha sido traducida del griego en multitud de ocasiones y, entre paréntesis aclaro de forma libre, algunas palabras que ya están en desuso coloquialmente hablando.

La traducción siguiente fue llevada a cabo por Andrés Laguna y pertenece a la obra «El Dioscórides Renovado» de Pio Font Quer, Doctor en Farmacia y Licenciado en Ciencias Químicas (2).

«El ocimo es una hierba muy conocida, la cual comida en gran cuantidad debilita la vista. Es lenitiva (que tiene virtud de ablandar y suavizar) del vientre, mueve ventosidades, provoca la orina y acrecienta la leche, empero digérese (se digiere) con dificultad. Aplicada con flor de harina y aceite rosado y vinagre en forma de emplastro, es útil a los apostemas calientes de los pulmones (abscesos) y contra las puncturas (pequeño agujero hecho con objeto punzante: picadura) del dragón marino y del alacrán. Mezclada ella sola con vino Chío, mitiga el dolor de los ojos. Su zumo, instilado, mundifica (limpiar, purgar, purificar) la nubes y deseca los humores que a los ojos destilan. Su simiente, bebida, sirve a los engendran copia de humor melancólico, a los que no pueden orinar y a los que están llenos de ventosidades. Sorbida por las narices provoca muchas veces a esternudar (estornudar), y lo mesmo hace la hierba. Empero es menester comprimir los ojos cuando el esternudo venir se siente. Algunos repuevan (reprueban) el ocimo en la viandas y se guardan de le comer, por cuanto maxcado (mascado) y puesto al sol engendra ciertos gusanos. Añaden los africanos que los que hubieren comido el ocimo, aunque después sean heridos del alacrán, no sentirán dolor» (2).

En 1927, Diego de Torres, Catedrático de la Universidad de Salamanca, refiere en la página 24 de su «Cartilla rústica» (2):

«El que fuere tocado del dolor de cabeza, debe huir totalmente del olor de la albahaca, porque el olor activo de ella lo aumenta y, aún, en opinión de algunos, hace nacer gusanos al cerebro, como aconteció a un hombre del siglo pasado, como lo refiere el médico Juan Holerío, doctor en medicina, al principio de su «Práctica». La mayor virtud que tiene la albahaca es que si alguna mujer fuere atormentada en el parto con vehementísimos dolores, si la pusieren una raíz de esta planta con su pluma de golondrina en la mano, parirá muy presto con muy poco dolor» (2).

Ya sabemos que la albahaca tenía un lugar, unas indicaciones y también contraindicaciones. No obstante, tenemos que tener en cuenta que en aquél tiempo, a falta de ecografías, etc. eran los síntomas del paciente lo que se describían y posiblemente lo que se refiere como «gusanos en el cerebro» refleje un estado de excitación exagerado que puede producirse cuando se consume o se huele en exceso.

En el presente, se considera una hierba aromática utilizada para el condimento de alimentos y así está contemplada en el Codex Alimentarius (4).

La medicina natural la utiliza, entre otras virtudes, como digestiva, sin embargo, por lo que he podido leer, aún existe polémica en cuanto a sus efectos secundarios; algunos piensan que es una hierba muy segura, otros no tanto; se le atribuyen propiedades antibacterianas, anticancerígenas, antioxidantes, carminativas, etc. (5). Se considera estimulante y antiespasmódica; la esencia de albahaca es excitante cuando empieza su acción, pero luego abate y deprime (2).

Cuando se desconocían remedios más eficientes contra los mosquitos, se colocaba un ramito de esta hierba sobre la almohada (2).

Desde el punto de vista nutricional.

Sin embargo, no podemos olvidar que la albahaca es un condimento que nos aporta vitaminas, sobre todo Equivalentes carotenoides (264 microgramos) y Vitamina K (415 microgramos) ambas cantidades por 100 gramos de hojas de albahaca fresca. Pequeñas cantidades de Riboflavina (0,1 mg), Niacina (0,9 mg), Piridoxina (0,2 mg), Vitamina C (18 mg), Vitamina E (0,8 mg) y Ácido Pantoténico (0,2 mg) por 100 gramos de hojas frescas igualmente (6).

También, es una fuente de minerales, entre los más abundantes en esta planta, son el Calcio (177 mg), Magnesio (64 mg), Potasio (295 mg), Fósforo (56 mg) y Manganeso (1,1 mg). También contiene Hierro (3,2 mg), Zinc (0,8 mg), Sodio (4 mg), Selenio (0,3 microgramos) y Cobre (0,4 mg), todo ello por 100 gramos de hojas frescas (6).

Su contenido en agua es abundante, 92,1 gramos/100 gramos.

En su composición hay una pequeña cantidad de proteínas, 3,2 gramos/100 gramos (destacando su contenido en los aminoácidos siguientes: Ácido Aspártico y Ácido Glutámico); 2,7 gramos/ 100 gramos de Glúcidos o Hidratos de Carbono del tipo glucosa, fructosa y galactosa. Y en cuanto a su contenido en grasas es de 0,6 gramos/100 gramos, fundamentalmente poliinsaturadas (0,4 gr) y una pequeña cantidad de monoinsaturadas (0,1); no contiene grasas saturadas (6).

Vemos, por tanto, que su consumo nos aportará nutrientes y, utilizado como condimento, puede enriquecer el valor nutricional de los platos.

En cuanto a uso como medicamento, comentaros que tiene principios activos que actúan como fármacos (linalol, metilchavicol o estragol y cineol) (2) y están mucho más concentrados en los aceites esenciales, por tanto su uso tiene consecuencias y dependiendo del mismo serán favorables o desfavorables.

Comentaros que la ingestión de cualquier tipo de preparado de albahaca, ya sea en forma de aceite, tisana, o en forma de una cantidad apreciable de hojas secas o frescas, debe estar refrendado por una buena información y práctica sobre sus ventajas e inconvenientes.

Iremos viendo, en sucesivas entradas, algunas de las hierbas y plantas utilizadas como condimentos, más comunes, para conocer con cierta profundidad sus características.

Fuentes:

(1) Albahaca.
http://es.wikipedia.org/wiki/Ocimum_basilicum
(2) Pío Font Quer. «Albahaca». El Dioscórides Renovado. 4ª Edición. Págs. 713-715. Ediciones Península. Barcelona 2002.
(3) Inforjardin. Albahaca. Ocinum basilicum.
http://fichas.infojardin.com/condimentos/ocimum-basilicum-albahaca-alhabega-alfabega-basilico.htm
(4) Codex Alimentarius.International Foods Standars.
http://www.codexalimentarius.org/codex-home
(5) Jean Carper. Los Alimentos Medicina Milagrosa. Pags. 440-458. Amat Editorial, S.L. Barcelona 2008.
(6) Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM.
DIAL software for assessing diets and food calculations.
Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L.
Current Version 2.16 2012.

Imagen:

ID: 10193147_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Entrada actualizada el 20-12-2019

El Cinc: Un micronutriente mineral esencial.

filetes de carnehígado

cereales integralesostraspescado

huevos

– Marina Muñoz Cervera –

El cinc es un mineral considerado micronutriente esencial.  Tenemos que aportar este importante elemento con la alimentación y es imprescindible para el funcionamiento normal de nuestro organismo.

La carne es la fuente más importante de cinc pero también existe en otros alimentos como los gérmenes de los cereales, las legumbres, las nueces, el pescado, el queso curado, los huevos, las ostras y la levadura (1) (2).  Las carnes de res, cordero y cerdo tienen más cantidad de cinc que el pescado. En las frutas y las verduras no encontramos una buena fuente porque este elemento traza no se encuentra tan disponible en la proteína vegetal, de ahí que las dietas vegetarianas o bajas en proteína animal tiendan a ser deficitarias en este mineral (1).

¿Qué funciones tiene el cinc en nuestro organismo?

La mayor parte de este ión se encuentra en la piel, huesos, dientes, leucocitos, testículos y cabello y el resto se localiza de forma predominante en el hígado, riñones, músculo (2) (3).

Es necesario para que nuestro sistema inmunitario funcione adecuadamente, en parte debido a su papel como cofactor de la hormona «timulina»; esta hormona regula la transformación de los timocitos en linfocitos T activos y también influye en la velocidad de proliferación de los linfocitos T (a través de la síntesis de DNA, interleucina 2 o ambos), lo que explica la disminución de la actividad de los linfocitos T helper o natural killer durante las deficiencias de cinc. Para este fin se acuñó el término de antioxidante «específico del sitio» porque el cinc se une con un espacio específico en la molécula y de esta manera evita su oxidación (2).
Juega un papel en la división y crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos (1).También es necesario para los sentidos del olfato y del gusto; durante el embarazo, la lactancia y la niñez, el cuerpo necesita este mineral para crecer y desarrollarse apropiadamente (1). En la desnutrición crónica, la talla baja de los niños antes de los dos años, se puede corregir administrando cinc.

Se conocen por lo menos 50 reacciones enzimáticas dependientes de este elemento traza en los seres humanos, como por ejemplo su relación con las enzimas alcohol deshidrogenasa y fosfatasa alcalina. Además forma parte de factores de transcripción del DNA porque es un componente estructural de las histonas. También puede tener una intervención en la acción de receptores, como por ejemplo, los de la hormona de crecimiento y la hormona tiroidea. Asimismo la insulina se almacena en el interior de las células en forma de  complejo con cinc y este efecto se utiliza para la insulina de liberación retardada.

Una revisión de expertos llevada a cabo en el año 2011 (Alison Evert, MS, RD, CDE, Nutritionist, University of Washington Medical Center Diabetes Care Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.) (1) demostró que la ingesta de suplementos de este mineral durante cinco meses podría disminuir el riesgo de resfriado y si se empiezan a tomar a las 24 horas de la aparición de los primeros síntomas de catarro, puede reducir su duración y hacer que éstos sean menos intensos (1).

Un artículo publicado, hoy día 16 de agosto de 2012, en la Revista Jano que lleva por título: Descubren que el zinc es clave en la neurotransmisión cerebral, refiere que investigadores del  Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto que este mineral es «clave» en la neurotransmisión del sistema nervioso y que su carencia se asocia depresión y otras disfunciones y dicen que es un «modulador de la excitabilidad neuronal» (4).

Síntomas de la deficiencia de cinc:

Los signos y síntomas de la deficiencia de este micronutriente esencial incluyen (3):

– Anorexia
– Retraso de crecimiento
– Maduración sexual retrasada
– Hipogonadismo e hipospermia en los hombres
– Alopecia
– Trastornos inmunológicos
– Dermatitis
– Ceguera nocturna
– Alteraciones del gusto (hipogeusia)
– Deterioro de la cicatrización de las heridas
Los primeros signos de deficiencia de cinc en niños con alimentación deficiente son (3):
– Crecimiento inferior al óptimo
– Anorexia
– Alteración del gusto

Requerimientos:
 Las cifras recomendadas son simplemente orientativas para que sepamos si estamos consumiendo la cantidad adecuada porque están relacionadas con la edad, el sexo, el estado fisiológico, etc. No obstante vamos a conocerlas (1) (2):
Bebés:

– 0-6 meses: 2* miligramos por día (mg/día)
– 7-12 meses: 3* mg/día

*Ingesta adecuada (IA).

Niños:

– 1-3 años: 3 mg/día
– 4-8 años: 5 mg/día
– 9-13 años: 8 mg/día

Adolescentes y adultos:

– Hombres de 14 años en adelante: 11 mg/día
– Mujeres de 14 a 18 años: 9 mg/día
– Mujeres de 19 años en adelante: 8 mg/día

Con una alimentación variada y equilibrada cumplimos perfectamente con los requerimientos de este mineral sin la necesidad de ingerir suplementos (1). 

Para que nos hagamos una idea,  consumimos 10 mg de cinc si comemos: 115 gramos de hígado de ternera o 285 gramos de carne o  15 gramos de ostras o 185 gramos de queso curado o 285 gramos de trigo integral o 185 gramos de nueces.

Toxicidad:

La ingestión de cinc en grandes cantidades (200 a 800 mg/día) por consumir alimentos ácidos o beber de un contenedor galvanizado, puede causa vómitos o diarrea (3).

Tenemos que ser cautelosos con la ingesta de suplementos de cinc porque ingesta que oscilen entre 100 a 150 mg/día interfieren en el metabolismo del cobre y causan (3):

– Hipocupremia
– Microcitosis eritrocitaria
– Neutropenia

La llamada «Fiebre del humo metálico» o «Escalofrío de los fundidores de latón» o «Agitación por cinc» es un riesgo industrial causado por la inhalación de humos de óxido de cinc y produce daño neurológico (3).

Enlace relacionado:

Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).

Fuentes:

(1) University of Maryland Medical Center. Zinc en la dieta: Food sources.
http://www.umm.edu/esp_ency/article/002416fod.htm
(2) Biesalski – Grimm. Minerales y Oligoelementos. Nutrición Texto y Atlas. Editorial Médica Panamericana. Madrid 2009.
(3) Mark H. Beers, M.D. y  Robert Berkow, M.D. Deficiencia y toxicidad de los elementos. El Manual Merck. Edición del centenario. Elsevier. Madrid 2003.
(4) JANO Medicina y Humanidades. 16 de agosto 2012.
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/descubren/zinc/clave/neurotransmision/cerebral/_f-11+iditem-17787+idtabla-1

Imágenes:

http://nutricion.ferato.com/images/8/8e/Vd_20120129_nueces.jpg
http://www.masciencia.es/wp-content/uploads/carne-cruda-sangre-filete.jpg
http://www.frimosa.com/uploads/images/productos/bovino/higado-de-vacuno.jpg
http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRnq-8uOqpn2zyHzsKE9GAHCSCC9bFUaqhUnpfoE–wfhHLPVKQ9VwVC9slzA
http://terapiadelcanguro.novaxove.com/files/2011/09/15-09-2011-frutas_verduras.jpg
http://regente.biz/blog/wp-content/uploads/2010/11/ostras.jpg
http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTrQxj35sBa5afwBjqXsNYajoXd78JNWZ_7wWn4LTUOCSoLKbYa53GCpqyu
http://www.vitadelia.com/images/2008/09/cereales-integrales.gif
http://4.bp.blogspot.com/-9Ek4fVVrnWU/TybDMcauroI/AAAAAAAAAWQ/OCMVOAYlVrQ/s1600/huevos.jpg
http://neetguias.net/wp-content/uploads/2011/07/cortar-queso-duro.jpg