Archivo de la etiqueta: desayuno

Los peligros de «obviar» el desayuno.

gritando

– Marina Muñoz Cervera –

¿Desayunas todos los días?

¿Cuántas veces nos despertamos pensando en lo que tenemos que hacer, apurados de tiempo y saltamos de la cama a la ducha, nos vestimos y tomamos rápidamente un café mientras vamos saliendo de casa?

Esta imagen, tan propia de algunas películas, es un reflejo de la realidad de muchas personas, hoy en día. Por desgracia, las prisas toman las riendas de nuestra existencia y la salud queda relegada a un último plano.

Antes de entrar de lleno en el tema, me gustaría plantearos una reflexión ¿qué trabajo podríamos desempeñar si nos falta la salud?

Nuestro organismo necesita nutrientes desde que nos levantamos, un café nos despierta, pero muy escasamente nos nutre y de esa manera afrontamos nuestra existencia, sin más ayuda que ninguna para un cuerpo que tiene que moverse, pensar y realizar un sin fin de actividades hasta la hora del almuerzo.

Algunas investigaciones sobre la consecuencias de evitar el desayuno.

Un estudio, publicado en la revista Public Health Nutrition, demuestra que los adolescentes que desayunan poco o nada, tienen un 68% más de posibilidades de desarrollar Síndrome Metabólico (obesidad abdominal, hipertrigliceridemia, hipertensión, diabetes y niveles bajos del colesterol HDL).

En otro estudio, publicado en la revista Circulation, demuestran que los hombres que no desayunan tienen mayor riesgo de infarto. Según la autora principal del trabajo, la doctora Leah E. Cahill: «Saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo como la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol elevado y la diabetes, lo que a su vez puede provocar un ataque al corazón». Si queréis leer el artículo completo podéis acceder a través del siguiente enlace: Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals.

Además de lo anterior, suprimir esta comida, que debe suponer el 20% del total calórico diario, conduce a peor humor, menor capacidad de rendimiento intelectual concentración, sensación de cansancio, estreñimiento y comer más a lo largo del día.

En fin, nosotros escogemos entre comenzar un día con déficit en nuestro organismo o con un buen desayuno a base de glúcidos de absorción lenta (pan, cereales, a ser posible integrales) fruta y alguna fuente de proteína como el yogur desnatado, que nos aportará nutrientes para evitar lo descrito anteriormente. Levantarnos un poco antes para desayunar merece la pena.

alimentacion sana

Enlaces relacionados:

Beneficios de la combinación “desayuno – deporte”.
El desayuno y su trascendencia.
El desayuno con cereales, a diario, ayuda a reducir la obesidad en niños.

Fuentes:

– Public Health Nutrition, Volume 17, Issue 3
March 2014 , pp. 486-497. Copyright: © The Authors 2013
https://doi.org/10.1017/S1368980013000463
– Circulation. «Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals».
doi: 10.1161/?CIRCULATIONAHA.113.001474

Imagen:

http://www.cepvi.com/psicologia-infantil/articulos/desayuno.shtml

Última revisión: 23-02-19

Beneficios de la combinación «desayuno – deporte».

actividades deportivas

desayuno saludable

– Marina Muñoz Cervera –

Para hacer cualquier tipo de actividad física el organismo necesita energía.

En ocasiones, la ansiedad por quemar las grasas existentes nos conduce a pensar que la mejor manera de hacer ejercicio es «en ayunas».

Sin embargo, de esta forma, sometemos a nuestro cuerpo a un estrés sin proporcionarle el combustible necesario para superarlo.

Los procesos metabólicos que conducen a quemar las grasas son complejos y necesitan de un aporte energético, si no lo proporcionamos, nuestro organismo recurrirá a vías propias de obtención de energía produciéndose un resultado posiblemente inverso al esperado y en cualquier caso, un desequilibrio metabólico que se manifiesta a la corta y a la larga con riesgos para la salud.

Eso nos dice la teoría, pero cada persona es un mundo y la práctica a veces nos lleva por otro camino .

Las sugerencias de un estudio de investigación.

En la experiencia que refiere un interesante artículo publicado recientemente por EUFIC (European Food Information Council), nos cuentan que un estudio llevada a cabo por investigadores del Brain Performance and Nutrition Research Center (Centro de Investigación de Rendimiento Cerebral y Nutrición), Universidad de Northumbria, Inglaterra, y publicado en la Revista Appetite, demostraron que la combinación del desayuno y el ejercicio de la mañana tiene un efecto beneficioso sobre el rendimiento mental y estado de ánimo durante el día.

El rendimiento es un concepto multidimensional que está relacionado con la eficiencia física y mental. El rendimiento mental, también conocido como el rendimiento cognitivo, se refiere a la capacidad de resolver problemas, tomar decisiones, memorizar y mantenerse alerta (1).

Las pautas dietéticas sugieren que el desayuno es importante para la salud y el bienestar, y estudios previos han observado un efecto beneficioso sobre el estado de ánimo y la memoria. Del mismo modo, el ejercicio mejora algunos aspectos de rendimiento mental, un efecto que puede ser atribuido al aumento de la excitación durante un período de recuperación. Este estudio ha sido el primero en examinar el efecto interactivo de desayuno y el ejercicio (1).

Los investigadores refieren que estos resultados solo pueden generalizarse a hombre activos, pues sobre ellos realizaron la investigación; sobre mujeres u hombre inactivos o poco activos, los resultados podrían ser diferentes. El estudio se ha centrado en un grupo muy concreto, previamente seleccionado, de 12 hombres sanos, activos y con edades comprendidas entre 21 y 26 años (1) (2).

En este tema es mejor ser cauteloso y ante la más mínima duda, consultar con un Experto en Alimentación Deportiva que seguro nos orienta de la forma más adecuada, atendiendo a nuestro estado físico y circunstancias personales.

Esta entrada está basada en una traducción libre al castellano del artículo de EUFIC y del abstract del artículo original.

Fuentes:

(1) EUFIC (European Food International Council). «Beneficial effects of exercise after morning breakfast on our mental performance and mood»
(2) Appetite. Volume 68, 1 September 2013, Pages 38–44.

Imagen:

Deporte: Id: 10108965_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 05-10-19

El desayuno y su trascendencia.

vector

– Marina Muñoz Cervera –

Todas las comidas del día son importantes para mantener un equilibrio nutricional.

Un reparto alimentario normal comprende ingestas desde la mañana a la noche y de esta manera nuestro organismo no adolece de falta de energía ni de escasez de nutrientes.

Las calorías ingeridas deben aportar un 5% en el desayuno, un 15% a media mañana, un 30% en el almuerzo o comida, un 15% en la merienda, un 30% en la cena y un 5% antes de dormir.

Hay personas que por falta de tiempo no pueden ingerir alimentos a media mañana y en estos casos, su desayuno debería contener un 20% del total de las calorías diarias.

Por ejemplo, en una alimentación de 2000 kcal., un 5%, serían 100 kcal., que equivalen, a un plátano de tamaño medio o a uno pequeño y una manzana, licuados o enteros. El 15% de media mañana, equivalen a 300 kcal., que podrían ser dos rebanadas de pan untado con tomate y unas gotas de aceite de oliva y un café con leche descremada y endulzado con estevia. En el caso de falta de tiempo, sumaríamos ambas cantidades y el desayuno debería ser de 400 kcal. diarias.

¿Porqué es importante el desayuno?

Si comenzamos el día aportando los nutrientes necesarios estamos más fuertes para superar los acontecimientos que nos depara la jornada; nuestras defensas están en estado óptimo y en resumidas cuentas, no somos flancos débiles ante los requerimientos energéticos de nuestro organismo, es decir, podemos superar, sin sufrir menoscabos ni desequilibrios metabólicos, las incidencias de la mañana.

Europa Press publicó el 23 de julio del presente año, una noticia que nos advertía sobre uno de los riesgos que supone saltarse el desayuno. El artículo se basa en un estudio prospectivo llevado a cabo sobre 26.902 hombres profesionales de la salud, con edades comprendidas entre los 45 y 82 años. Los investigadores demostraron que los hombres que informaron que omitían el desayuno, tenían un 27% de riesgo de un ataque al corazón o muerte por enfermedad coronaria que los que informaron que desayunaban (1). Y concluyen que desayunar está asociado con un bajo riesgo de enfermedad coronaria en la cohorte de población estudiada por ellos (2).

En el Abstract del estudio nos dicen que «entre los adultos, saltarse las comidas se asocia con exceso de peso, hipertensión, resistencia a la insulina y concentraciones de lípidos en ayunas elevados» (2).

El artículo original está publicado en la revista «Circulation» de la American Heart Association, y lleva por título: Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals (2).

Muchas personas con la idea de adelgazar y quemar sus grasas, se saltan el desayuno o la cena, sin embargo, a nuestro organismo le resulta menos problemático, metabólicamente hablando,  producir grasas propias que quemar las existentes cuando necesita energía,  con lo cual el resultado es el inverso al deseado. Las personas que quieran adelgazar deben asesorarse por profesionales que  valorarán su estado de salud y sus requerimientos energéticos, así como el reparto alimentario necesario para mantener en estado óptimo su salud.

– Fuentes bibliográficas:

(1) Europa Press. «Saltarse el desayuno puede aumentar el riesgo de enfermedad coronaria». Madrid, 23 de julio.
(2) Leah E. Cahill, PhD; Stephanie E. Chiuve, ScD; Rania A. Mekary, PhD; Majken K. Jensen, PhD; Alan J. Flint, MD, DrPh; Frank B. Hu, MD, PhD; Eric B. Rimm, ScD. Circulation. 2013; 128: 337-343 doi: 10.1161/​CIRCULATIONAHA.113.001474
http://circ.ahajournals.org/content/128/4/337.full

Imagen:
ID: 8675216_s Copyright (c) 123RF Stock Photos