Archivo de la etiqueta: exceso

Carencia y exceso de ácido pantoténico.

niño desnutrido

– Marina Muñoz Cervera –

La deficiencia de esta vitamina es muy rara debido a su presencia en la mayor parte de alimentos.

Suele presentarse como un déficit asociado a otros nutrientes formando parte del cuadro de desnutrición.

Hoy en día, la malnutrición y desnutrición no son exactamente infrecuentes, por desgracia, y hay personas que no se alimentan bien por falta de recursos, pero también hay otras que disponiendo de medios, sufren de falta de nutrientes.

Deficiencia:

Como carencia aislada de esta vitamina se describe el caso de unos prisioneros de guerra capturados por los japoneses entre los años 1942 y 1945 que padecían un Síndrome de quemazón en los pies y así lo expresa la FAO en su Documento “Nutrición Humana en un mundo en desarrollo”.
Sigue leyendo

Exceso de proteína animal y riesgo de diabetes tipo 2.

cerdo en un plato

– Marina Muñoz Cervera –

El exceso de proteína animal no es saludable.

Un estudio revela que las personas que consumen 78 gramos al día de proteína animal tienen un 22% de probabilidades más de padecer diabetes tipo 2 que los que consumen 36 gramos al día.

La revista Jano nos informa, hoy 15 de abril, sobre el riesgo del exceso de consumo de proteínas animal en nuestra alimentación.

El trabajo realizado por expertos de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) y llevado a cabo con los datos de un trabajo anterior que duró 12 años, sobre una amplia población de adultos europeos procedentes de 8 países, concluye que debería considerarse la limitación en la alimentación de las proteínas de origen animal.

Podéis acceder al estudio publicado en Diabetes Care a través del enlace anterior.

Para que os hagáis una idea de las cantidades de proteínas que nos aportan algunos alimentos de procedencia animal, superamos los 78 gramos diarios si consumimos, a lo largo de un día, todos los alimentos siguientes: 100 gramos de carne, 100 gramos de pescado, 1 huevo mediano, 100 gramos de mortadela, 2 vasos de leche de 200 ml cada uno y un yogur.

No es tan raro que se consuma lo anteriormente descrito porque un solomillo o un entrecot de ternera pueden llegar a pesar 250 gramos en un restaurante y solo con eso superamos los 36 gramos necesarios para que el riesgo sea menor.

Entradas relacionadas:
Riesgos del consumo excesivo de proteína animal en personas de mediana edad.
La diabetes: Una enfermedad que se puede prevenir.

Fuentes:

– JANO.es. “Las personas que toman más proteínas animales tienen más probabilidad de ser diagnosticados de diabetes”. 15 de abril de 2014.

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/personas/toman/mas/proteinas/animales/tienen/mas/probabilidad/dianosticados/diabetes/_f-11+iditem-21907+idtabla-1

– Diabetes Care. “Dietary Protein Intake and Incidence of Type 2 Diabetes in Europe: The EPIC-INTERACT Case-Cohort Study”

doi: 10.2337/dc13-2627 Diabetes Care April 10, 2014

http://care.diabetesjournals.org/content/early/2014/04/07/dc13-2627.abstract?sid=b445d086-4578-4d72-9de9-6779edf0a47c

Imagen:

ID: 24900913_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Comer carne en exceso puede tener consecuencias para la salud.

carne con pure y brecol

– Marina Muñoz Cervera –

La carne es un alimento proteico que gusta a muchas personas.

Es nutritiva, ya que nos aporta proteínas de excelente calidad, sin embargo, excederse de las cantidades recomendadas en las pirámides alimenticias, de 3 o 4 raciones a la semana, puede tener consecuencias indeseables para la salud.

Solo un dato, “la prevalencia de diabetes entre los veganos o vegetarianos se reduce a la mitad”. También es raro, entre ellos, el sobrepeso o la obesidad y padecen con menos frecuencia enfermedades como hipertensión, cálculos biliares o renales, problemas cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer.

No podemos olvidarnos que la carne contiene grasa saturada visible e invisible, podemos controlar la que vemos, pero no la interna, que se encuentra entre las fibras musculares; también contiene grasas trans naturales. Un consumo moderado de este alimento, dentro de una alimentación equilibrada, es bueno para nuestra salud, excepto que, por motivos morales o de otra índole, decidamos prescindir de ella en nuestra alimentación.

El hecho es que, hoy en día, el 85% de los alemanes consumen carne a diario o casi todos los días y Estados Unidos es uno de los países más consumidores de este alimento en el mundo: los hombres ingieren un promedio de 196 gramos al día y las mujeres, 125 gramos diarios, sin embargo, lo escándalos relacionados con este alimento suelen reducir el consumo y descienden las ventas (1).

Un artículo publicado el 13 de noviembre el “El Confidencial” que lleva por título Comer carne produce diabetes (y da igual cómo sea el resto de tu dieta), nos cuenta que el Instituto Francés de la Salud ha realizado un vasto estudio sobre los hábitos de vida de más de 66.000 mujeres durante 14 años, y llegaron a la conclusión de que “comer carne es el hábito que más aumenta el riesgo de diabetes, tanto es así que si se consume en exceso, más de 3 o 4 veces a la semana, la ingesta de frutas y verduras no compensa el desequilibrio nutricional que provoca, generando a la larga la incapacidad del cuerpo para producir insulina y, por tanto un aumento de glucosa. Las personas que comieron carne con una frecuencia semanal superior a la recomendada desarrollaron diabetes en un 56% más de casos que el grupo de personas que la consumieron en cantidades moderadas”.

Si queréis leer la noticia completa podéis acceder a través del enlace que lleva su título. En cualquier caso, responsabilizan de este devastador efecto a la acidez metabólica consecuente al consumo excesivo de carne, que dificulta la conversión de los azúcares en energía aprovechable y recomiendan que los alimentos llamados “ácidos” (que acidifican el metabolismo) como la carne, azúcar, café, alcohol, aceitunas, leche o huevos, no superen el 25% de la ingesta diaria y el 75% restante debe estar representado por alimentos que alcalinicen el metabolismo .

Respecto de los alimentos que acidifican y alcalinizan el metabolismo (sobre todo por su contenido mineral), hablaremos en otra entrada, no obstante, os anticipo que la acidez o alcalinidad es una medida de “pH”, es decir, una escala de 1 al 14 que mide estos parámetros, así de una medida de 0 a 7 indica acidez y de 7 a 14, alcalinidad. El pH normal de la sangre de organismo es ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45. El Doctor Dudley d’Auverge Wriht, en su libro “Foods for Health and Healing” afirma que la alcalinidad normal de los fluidos del organismo es el factor más favorable para la correcta acción de las vitaminas.

Podría decirse, de forma genérica que los alimentos que favorecen la alcalinidad son las hortalizas, todas las ensaladas y todas las frutas frescas (excepto los arándanos y las ciruelas), la leche de almendras, el mijo y el trigo sarraceno. Y protegen al organismo de la acción de los alimentos acidificantes.

Aunque resulte paradójico, hay alimentos, como los cítricos o el tomate crudo, considerados ácidos, pero que después de la su digestión y asimilación, alcalinizan la sangre.

De forma general,  las carnes, huevos, queso curado, pescado, azúcar, cereales refinados, té y el alcohol, como alimentos acidificantes. Los frutos secos, excepto las almendras, se consideran acidificantes.

No obstante, sobre este tema, hay variedad de opiniones y en los libros podemos encontrar esa diversidad, por ejemplo, el café aparece como acidificante o alcalinizante, dependiendo de la bibliográfia consultada.

Y, para terminar esta entrada, comentaros que el equilibrio alimentario es importante para mantener nuestra salud, un consumo de carne diario o incluso de dos veces al día, probablemente, va a pasarnos factura, queramos o no, por eso es conveniente no aumentar nuestra ingesta de este alimento de 3 o 4 raciones a la semana, el resto de los días podemos comer huevos, legumbres o pescado, todas ellas son unas excelentes fuentes de proteína. Y, si al comer carne, rodeamos nuestro plato con alimentos que favorezcan la alcalinización de nuestro metabolismo (hortalizas y verduras) pues mucho mejor.

Enlaces relacionados:

Pirámides alimentarias del mundo
Hacia un equilibrio en la alimentación.

Fuentes:

– Claudia Christine Wolf. “La Mente de los Vegetarianos”. Revista Investigación y Ciencia. Noviembre de 2013.
– El Confidencial. “Comer carne produce diabetes (y da igual cómo sea el resto de tu dieta)”. 13 de noviembre de 2013.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-11-13/comer-carne-produce-diabetes-y-da-igual-como-sea-el-resto-de-tu-dieta_53472/
– Inserm. Institut national de la santé et de la recherche médicale.
http://www.inserm.fr/
– Tim Spong y Vicky Peterson. “La Combinación de los Alimentos”. Ediciones Robincook. Barcelona 2003.
– Dr. Jorge Pamplona Roger. “Alimentos que curan”. Editorial Safeliz. S.L. USA. 1995.
– Ernst Schneider, Esther Malaxetxebarría, Jorge Pamnplona Roger. “Salud por la naturaleza”. Editorial Safeliz,S.L. Madrid, 2004.

Imagen:

ID: 15582335_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Carencia y exceso de Tiamina o Vitamina B1.

confusión

– Marina Muñoz Cervera –

La carencia de tiamina puede ocasionar problemas graves.

Esta vitamina suele presentar problemas solo en el caso de carencias porque la toxicidad es rara, sin embargo está mencionada en la literatura y vamos a conocerla.

Deficiencia de Tiamina

Una falta o deficiencia de tiamina puede causar debilidad, fatiga, psicosis y daño neurológico.

Se observa con más frecuencia en personas alcohólicas, ya que el consumo excesivo de alcohol dificulta la absorción de la tiamina de los alimentos por parte del cuerpo. A menos que aquellas personas con problemas de alcoholismo reciban cantidades de tiamina superiores a las normales para compensar la diferencia, el cuerpo no obtendrá suficiente cantidad de esta sustancia, lo cual puede llevar al desarrollo de una enfermedad llamada Beriberi.

El Beriberi también se ha observado en países orientales en los que se consumen grandes cantidades de arroz refinado porque la tiamina está en la cascarilla del arroz y en situaciones en las que aumentan las necesidades de esta vitamina como: hipertiroidismo, gestación, lactancia, fiebres, alteraciones de la absorción, hepatopatías graves.

Se distingue clásicamente entre un Beriberi Seco y otro Húmedo; en el “seco” predominan los síntomas neurológicos:

– Dificultad para caminar
– Pérdida de la sensibilidad (sensaciones) en las manos y en los pies
– Pérdida de la función muscular o parálisis de las extremidades inferiores
– Confusión mental/dificultades con el habla
– Dolor
– Movimientos extraños de los ojos (nistagmo)
– Hormigueo
– Vómitos

El “húmedo” se presenta en la carencia de tiamina cuando destaca la enfermedad miocárdica y se caracteriza por los siguientes síntomas:

– Despertarse en la noche con dificultad para respirar
– Incremento de la frecuencia cardíaca
– Dificultad para respirar con la actividad
– Hinchazón de las extremidades inferiores

En los casos de deficiencia grave de tiamina, se puede presentar daño cerebral. El Beriberi cerebral o Síndrome de Wernicke-Korsakoff se debe a una deficiencia aguda de tiamina superpuesta a una deficiencia crónica; la etapa inicial llamada Síndrome de Korsakoff se caracteriza por confusión mental, afonía y confabulación.

La encefalopatía de Wernicke consiste en nistagmo, oftalmoplejía total, coma y muerte en los casos no tratados. Cualquiera de las dos o ambas enfermedades se pueden presentar en la misma persona”.

Exceso de Tiamina

La toxicidad por vitamina B1 es muy rara, no obstante, El Profesor José Miguel Soriano del Castillo de la Universidad de Valencia, en su libro “Nutrición Básica Humana”, describe que su exceso puede dar lugar a los mismos síntomas que una deficiencia de Vitamina B6 (anemia, neuropatía, lesiones cutáneas parecidas a seborrea). Esta última vitamina, también llamada piridoxina, protege al organismo frente a los efectos tóxicos de la tiamina.

Enlaces relacionados:

La Tiamina o Vitamina B1 ¿para qué nos sirve?
Las mejores fuentes de Tiamina o Vitamina B1.

Fuentes:

– Universidad de Maryland. Medical Center. “Tiamina”.
– Morales Güeto, Juan. Nutriterapia, salud y longevidad. Ediciones Días de Santoz. Madrid-2011.
– Medline Plus. Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.”Beriberi”
– Soriano del Castillo, José Miguel. Nutrición Básica Humana. PUV.Universitá de Valencia-2006.
– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.

Imagen:

ID: 17731763_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 04-05-19

El exceso de proteínas en los tres primeros años de vida puede predisponer a obesidad y sobrepeso.

cereales con leche

Marina Muñoz Cervera –

“El equilibrio en la alimentación durante la gestación y los tres primeros años de vida del niño es fundamental para prevenir la obesidad y el sobrepeso posteriores”, así lo manifestaron los expertos reunidos en el Simposio Mediterráneo de la Obesidad organizado recientemente por Danone Baby en Valencia (1).

Más de un centenar de expertos se reunieron y, entre otras opiniones, el Dr. José Manuel Moreno, pediatra de la Unidad de Nutrición del Hospital 12 de Octubre de Madrid, dijo que “la lucha contra la obesidad debe empezar en el periodo periconcepcional, y tiene que ser una tarea continua, que se prolongue a lo largo de toda la vida”; advirtió de que “hay etapas de la vida, sobre todo en los primeros años, que tienen una mayor influencia en la salud posterior”. Así, a juicio de este experto, “cuanto antes se sigan unos hábitos saludables, más salud habrá en un futuro” (1).

La noticia publicada en la Revista Jano el sábado 12 de julio de 2013, refiere también que la obesidad es un problema de salud complejo, en cuya patogénesis influyen tanto factores conductuales como biológicos y psicosociales. Por ello, recomendó el Prof. Gianvincenzo Zuccotti, del Departamento de Pediatría del Hospital Luigi Sacco, de Milán y la Universidad del Estudio de Milán (Italia), “la estrategia de prevención de la obesidad será más efectiva si se lleva a cabo lo antes posible, atendiendo a todos los factores implicados y conociendo bien e interviniendo en los hábitos dietéticos de la población” (1).

Los participantes en esta reunión insistieron también en la utilidad de las formulas de leche infantil. “La leche es muy importante en los 2-3 primeros años de vida: si es materna, mejor; si no es posible, las formulas infantiles son la solución”, señaló el Dr. Moreno. El Prof. Carlo Agostoni, del Departamento de Ciencias Clínicas y Salud de la Comunidad de la Universidad de Milán, señaló, a este respecto, que “la elevada ingesta de proteínas tiene un papel clave en la síntesis de factores que promueven el crecimiento” (1).

De la misma forma, el Prof. Angelo Pietrobelli, de la Unidad de Neonatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Verona (Italia), concretó que “el consumo excesivo de proteínas en el segundo año de vida induce la presencia de una mayor tasa de grasa en la infancia posterior”, recomendando “una apropiada ingesta de proteínas en los primeros años para facilitar un óptimo crecimiento y reducir el riesgo de sobrepeso, obesidad y de enfermedades cardiovasculares en etapas más avanzadas de la vida” (1).

Quizás nos preguntemos después de leer esta noticia ¿qué significa dar un exceso de proteínas a un niño?

Seguramente el pediatra nos podrá contestar con total precisión aportándonos la luz necesaria para equilibrar la alimentación de los niños.

No obstante, ya sabemos que los alimentos eminentemente proteicos son: huevos, leche y derivados lácteos, pescado, carne y legumbres.

Enlaces relacionados:
Las proteínas y sus funciones.
La calidad de las proteínas. Aminoácido limitante.
Relevancia de la nutrición durante el embarazo.
Una Web de Nutrición para futuras mamás: Nutricion Gold.
Obesidad en la infancia: Un problema serio.
10 DATOS SOBRE OBESIDAD. Organización Mundial de la Salud.
Disney aborda el problema de la obesidad infantil: Elimina los anuncios televisivos, de radio e Internet sobre comida basura infantil.
Los científicos están preocupados por las causas y las consecuencias de la epidemia global de obesidad.
Un niño estadounidense se rebeló ante su obesidad.
La crucial importancia de los padres en la prevención temprana de la obesidad infantil.
Obesidad infantil y apnea del sueño.
El desayuno con cereales, a diario, ayuda a reducir la obesidad en niños.

Fuente bibliográfica:

(1) Revista Jano. “Expertos advierten del riesgo de obesidad por un consumo excesivo de proteínas en los tres primeros años de vida”. 12 de julio de 2013.

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/expertos/advierten/riesgo/obesidad/consumo/excesivo/proteinas/tres/primeros/anos/vida/_f-11+iditem-20147+idtabla-1

Imagen:

ID:  16684587_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Excesos de la comida rápida.

comida rápida

– Marina Muñoz Cervera –

Un interesante estudio llevado a cabo en Argentina por la Fundación Daat: inteligencia en el tratamiento de la obesidad y diabetes (1) (2) nos refiere las consecuencias de la comida rápida en niños y adolescentes. Esta investigación, detallada en ilustrativas cifras, nos indica por qué la comida rápida convencional es una transgresión alimenticia.

Os resumo el contenido que se ha publicado en La Capital.com.ar: Expertos alertan sobre el daño que causa a los chicos la comida rápida (1):

Escogieron un menú constituido por hamburguesas, patatas fritas y una bebida gaseosa además de dos salsas y lo compararon con los requerimientos y recomendaciones nutricionales diarias de los muchachos de 11 a 18 años.

El informe elaborado, que lleva por título: “Fast food y obesidad: una alternativa equivalente”, expresa lo siguiente:

– Aporta un 103,5 % de sal, lo equivalente para un día entero.
– Un 60,2 % de grasas, de la cuales, un 24,1 % son del tipo saturadas, las más relacionadas con las enfermedades cardiovasculares.
– Aporta un 45,9 % de calorías en una sola comida, cuando esta cifra debería ser del 20 al 30% del requerimiento energético diario.

También concluyen que este menú equivale a 2,5 comidas e indican que, en un mes, se consumen 18 comidas extras y en un año 216 comidas de más; estas cifras suponen un total de 68.832 calorías de más y en cuanto al contenido, supone un extra de 129.600 miligramos de sodio o 324 gramos de sal de mesa y 2,5 kilos de grasas en exceso.

Los objetivos de la Fundación Daat son, entre otros, “impulsar un cambio nutricional, reducir las complicaciones cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, trastornos renales y otras dolencias, para generar a largo plazo una población con mejor calidad de vida” (1).

También hacen un estudio sobre el gasto económico que genera. Los que estéis interesados en el tema podéis leer la noticia completa en el siguiente enlace: Expertos alertan sobre el daño que causa a los chicos la comida rápida

Los números hablan por sí solos y demuestran el exceso que supone este tipo de alimentos en un día y en el tiempo.

Fuentes:

(1) Capital.com.ar
http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/Expertos-alertan-sobre-el-dao-que-causa-a-los-chicos-la-comida-rapida-20120723-0008.html

(2) Fundación Daat
http://www.fundaciondaat.com.ar/

Imagen:

http://www.muminai.com/blog/wp-content/uploads/comida-rapida.jpg