Archivo de la etiqueta: hortaliza

La cebolla y sus virtudes.

cebolla
– Marina Muñoz Cervera –

La cebolla es un bulbo conocido desde muy antiguo.

Procede de Asia y ha sido utilizada como medicamento y como alimento a lo largo de los tiempos.

Hoy en día es una hortaliza común y se emplea, cruda o cocida, en infinidad de recetas culinarias.

Hay muchas variedades, tempranas, tardías, de media estación, blancas, amarilla, moradas, etc.

Según nos dice Pedanio Dioscórides (40-90) a través de Andrés de Laguna (1499-1559), “la cebolla larga es más aguda que la redonda y la roja que la blanca, y la seca que la verde y la cruda que la cocida”.

En la antigüedad conocían perfectamente los atributos para la salud de cada variedad de cebolla y los aplicaban para diferentes padecimientos.
Sigue leyendo

Décima a la cebolla.

onion

A LA CEBOLLA

¿Hay alimento más raro
que la popular cebolla?
sea cruda o en la olla
ocupa un espacio claro.

Hace llorar con descaro
a quien la pela sin lentes
mas.. sus aros transparentes
serán dulces ya cocidos
y no captan los sentidos
que están llenos de nutrientes.

Poema: Décima espinela. Marina©Muñoz Cervera

Imagen:

Copyright: 123RF Stock Photo

La “Achojcha o caigua” un curioso fruto.

cyclanthera pedata

– Marina Muñoz Cervera –

La caigua es un vegetal que se incluye dentro de las hortalizas.

Hay muchos alimentos procedentes de América Central y del Sur que se desconocen en otras partes del mundo, incluso de habla hispana.

Hoy vamos a hablar de un fruto que se cultiva y consume en varios países de esta parte del mundo, como Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador y que fue domesticado en la región de los Andes.

Me refiero a la achojcha o caigua, nombre que procede del término quechua “achujcha”. Es el fruto de una planta trepadora conocida botánicamente como “Cyclanthera pedata” que crece en climas húmedos y cálidos.
Sigue leyendo

¿Cómo preparamos una crema de espinacas saludable?

crema con pan
gif

– Marina Muñoz Cervera –

Espinacas, también en Navidad.

Con esta rica verdura tan generosa en nutrientes podemos preparar una crema, que puede servirnos como entrante de cualquier comida o cena en las fiestas navideñas.

El truco para que nuestra crema sea saludable es no sobrecargarla con grasas del tipo saturado procedente de natas, mantequillas, etc. Para evitar esto, podemos cocer las espinacas con 1 patata, ya que esta hortaliza le va a dar consistencia y, para que salga cremosa, basta con añadirle requesón sin grasa o leche evaporada desnatada y una cucharadita de aceite oliva crudo.
Hay una fruta conocida con el nombre de Noni, que tiene sabor a queso, podemos utilizarla (una vez madura), en vez del requesón, y aumentará mucho la riqueza nutricional del plato.

Una vez cocidas la patata y las espinacas, las licuamos con un poquito del líquido de cocción en el vaso de la licuadora. Añadimos un poco de sal y luego agregamos el requesón, queso o la fruta conocida como noni y el aceite crudo, lo batimos todo y listo. Si queremos que la crema está más líquida añadimos un poco más del agua que nos ha sobrado de cocer las hortalizas.

La podemos servir con trozos de pan tostado para que aumenten la energía duradera que nos proporciona la patata.

Y, de esta forma, hemos creado, en menos de media hora, un plato sano, que nos aportará las vitaminas y minerales que contienen las espinacas, la proteína del requesón, el almidón de la patata y el pan, y  las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas del aceite crudo.

¡¡Buen provecho!!

Enlaces relacionados:

Las hortalizas o verduras. Cómo cocinarlas.
Una verdura un poema: Las espinacas
Noni.
Nuestra salud puede ser el mejor “Regalo de Navidad”.

Imagen:
22723126_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

gif

La saludable berenjena.

navidad

solanum melongena

– Marina Muñoz Cervera –

La berenjena es una hortaliza de la familia “Solanaceae”, al igual que el tomate,  la patata y el pimiento.

Esta hortaliza procede de una planta cuyo género y especie se conocen botánicamente como “Solanum melongena”.

Llena de nutrientes, la sonriente berenjena que ilustra esta entrada, vestida de Navidad, puede ser un buen ingrediente para alguna receta de estas fiestas. Están muy ricas a la parrilla, al horno o a la brasa, pero hay otras posibilidades y, en los enlaces relacionados a esta entrada, os dejo 3 recetas que son muy fáciles de preparar.

Características nutricionales

Es muy rica en agua, casi todo su contenido se basa en este líquido elemento, pero también contiene una pequeña cantidad de todas las vitaminas, excepto la B12, D y biotina, destacando por su aporte en precursores de la vitamina A (beta carotenos) y ácido fólico. Tiene todos los minerales, menos flúor y cromo, destacando por su contenido en calcio, pero tenemos que tener en cuenta que en esta hortaliza está presente el Acido fítico, que actúa como antinutriente de algunos minerales como el calcio y el hierro.

Es, por tanto, un alimento regulador, nos proporciona sobre vitaminas y minerales; su escasa cantidad de grasa es sobre todo poliinsaturada, las proteínas suponen un 1% en 100 gramos de berenjena (equivalente a una porción comestible de 0,85 gramos) y es importante su contenido en fibra.

Es un poco dulce y ello se debe a los azúcares, del tipo glucosa y fructosa, casi 2 gramos en total en 100 gramos de berenjena (equivalente a una cantidad comestible de 0,85 gramos). Su contenido en almidón es muy pequeño.

Pero hoy sabemos un poco más sobre la berenjena que ayer, porque investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe), en colaboración con la empresa valenciana Bionos Biotech (España), han descubierto que contiene polifenoles, poderosos antioxidantes, y están trabajando en la obtención de variedades de berenjenas más ricas aún en estas sustancias, que mejoran nuestra respiración celular y nos protegen de los radicales libres.

Enlaces relacionados:

Pizza de calabacín y berenjenas.
Berenjenas a la napolitana.
Tortilla española de patata, berenjena y calabacín.

Fuentes:

– Europa Press. “Investigadores confirman el ‘poder antienvejecimiento’ de la berenjena”. Valencia, 5 de diciembre de 2013.
http://www.europapress.es/salud/nutricion/noticia-investigadores-confirman-poder-antienvejecimiento-berenjena-20131205110704.html
– Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM.
DIAL software for assessing diets and food calculations.
Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L.
Current Version 2.16 2012.
– DirectodelCampo.com. “Berenjena”.
http://www.directodelcampo.com/desctags/Berenjena

Imágenes:

La imagen superior que ilustra esta entrada es una combinación de las dos siguientes:

IDs:13640909_s/23208327_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

http://www.directodelcampo.com/desctags/Berenjena

Las zanahorias y su riqueza nutricional.

daucus carota sativus

– Marina Muñoz Cervera –

Si tenemos un trocito de tierra en nuestra casa podemos animarnos a cultivar zanahorias.

La planta de la zanahoria es muy decorativa y sembrando unas cuantas semillas, en pocos meses obtendremos esta nutritiva hortaliza.

Todos sabemos que la zanahoria es muy rica en carotenos (precursores de la Vitamina A), pero también contiene, en mayor o menor cantidad, el resto de las vitaminas, excepto la B12 y D. Nos aporta todos los minerales, también fibra y un poco de proteína y grasa, sobre todo poliinsaturada.

Tiene muchísima agua y ese sabor ligeramente dulce que aumenta en las cultivadas en casa, se debe a su contenido en glucosa y fructosa.

Resulta muy gratificante poder comer las propias zanahorias y no hace falta ni siquiera organizar un huerto, incluso en macetas grandes se pueden sembrar las semillas.

Podemos utilizar como abono las sobras de hortalizas y frutas, si las licuamos, colamos (filtramos a través de un colador) y añadimos al agua del riego, proporcionamos muchos nutrientes al cultivar y eso mejora su sabor.

Imagen:

ID: 21999247_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Coles o repollos de Bruselas.

brassica oleracea

– Marina Muñoz Cervera –

Las coles o repollos de Bruselas son muy ricas en vitaminas.

Esta hortalizas contienen todas la vitaminas excepto la B12 y la D, y en minerales, todos excepto el flúor; también son abundantes  en fibra.

Nos proporcionan una pequeña cantidad de proteínas, grasas (sobre todo poliinsaturadas) y glúcidos o hidratos de carbono (glucosa, fructosa y sacarosa; su contenido en almidón es muy escaso).

Deben su nombre a que su primera descripción tuvo lugar en Bruselas y se cultivaba extensamente en Bélgica, durante el año 1500.

Son variedades de col de pequeño tamaño pertencientes a la familia “Brassicaceae”, “Brassica oleracea”, es su género y especie.

Fuente:

http://www.gastronomiaycia.com/2010/10/26/col-de-bruselas/

Imagen:

ID: 17814409_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

¿Qué nos aportan los rabanitos?

manojo de rabanos

– Marina Muñoz Cervera –

Los rábanos son muy ricos en agua, casi el 95% de su contenido.

Esta conocida hortaliza que suele comerse en ensalada o sola, como acompañamiento de algunos platos.

Como todas las hortalizas, tiene mucho potasio y cantidades apreciables de magnesio, calcio, fósforo, selenio, níquel, cloro, flúor, hierro, cobre y manganeso. También nos aporta vitaminas, sobre todo beta-carotenos (precursores de la vitamina A), vitamina K, B1, B2, B6, ácido fólico y ácido pantoténico.

Contiene “colina” un precursor de la acetil colina, neurotransmisor que facilita la transmisión de nuestros impulsos nerviosos, además de “purinas” bases nitrogenadas que forman parte de nuestros ADN y ARN (almacenadores y transmisores de la información genética), entre otros nutrientes, pues también nos proporcionan, los rábanos,  una pequeña cantidad de proteínas, grasas sobre todo poliinsaturadas y azúcares (glucosa, fructosa y sacarosa).

Vemos, por tanto, que dentro de esta raíz comestible, hay todo un universo de nutrientes que si aprovechamos bien masticando con calma, los rabanitos son fuente de salud y en el organismo actúan como alimentos reguladores.

Enlace relacionado:

Manojo de rábanos o rabanitos.

Imagen:

Copyright (c) 123RF Stock Photos

Hortalizas a la parrilla.

hortalizas a la brasa

– Marina Muñoz Cervera –

¿Has probado las hortalizas asadas?

La parrilla, brasa, churrasquera o barbacoa es una excelente opción para cocinar nuestras hortalizas.

El tiempo de cocción es corto y si añadimos alguna salsa suave, vamos variando los sabores evitando de esta forma aburrirnos con su consumo.

Las hortalizas nos aportan sobre todo vitaminas y minerales, son por tanto alimentos con una función reguladora en nuestro organismo.

Imagen:>/strong>

ID: 20309002_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

El pepino y su riqueza mineral.

cucumis sativus
– Marina Muñoz Cervera –

El pepino es el fruto de una cucurbitacea llamada “Cucumis sativus”.

Esta hortaliza contiene todos los minerales en mayor o menor cantidad, siendo los más abundantes el potasio, calcio, fósforo, cloro y cromo.

También, tiene vitaminas, como el ácido fólico y precursores de la vitamina A, así como vitaminas del grupo B, en menor cantidad.

La función de este alimento en el organismo es fundamentalmente reguladora de los procesos metabólicos.

Su elevado contenido en agua y la escasa cantidad de almidón, azúcares simples y grasas que tiene, lo convierten en un alimento muy poco calórico.

Se puede comer en ensaladas, mezclado con otras hortalizas o en forma de licuado, con toda su pulpa. Tanto en un caso como en otro, nutre mucho.

Imagen:

ID: 5391328_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 10-09-18