Archivo de la etiqueta: bulimia

¿Qué es la Gula?

gula

– Marina Muñoz Cervera –

La Gula se define como un exceso en la comida o bebida y un apetito desordenado de comer y de beber.

Ya en la antigüedad se conocía la Gula y se consideraba como «una preferencia apasionada, razonada y habitual a los objetos agradables al gusto», también como «la intemperancia en el comer», «amor refinado y desordenado a los buenos bocados», «glotonería» y «defecto del que come con avidez y exceso».

Sigue leyendo

Necesidad de terapia nutricional en la bulimia y anorexia.

control de peso

– Marina Muñoz Cervera –

La educación nutricional en personas que padecen un trastorno alimentario se considera imprescindible.

La responsable de la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital La Paz de Madrid (España) la doctora Carmen Gómez Candela, asegura que las funciones psicológicas no mejoran si los pacientes no aprenden a comer de forma sana. A su juicio, la nutrición está en el origen del tratamiento de estas enfermedades y es trascendental el soporte nutricional en momentos concretos de la enfermedad:

“Hay que enseñar a estos pacientes que para recuperarse deben llevar una vida saludable y una buena alimentación”.

Los pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) necesitan un abordaje de su enfermedad desde el punto de vista psicológico y nutricional, según los expertos.

Enlaces relacionados:

Obesidad y anorexia nerviosa: los extremos se tocan.
La bulimia, anorexia y el trastorno del atracón pueden darse en mujeres de cualquier edad.
“Trastorno del atracón”: Un trastorno de la conducta alimentaria.

Fuente:

Revista Jano.es “Expertos recuerdan que la anorexia y la bulimia requieren terapia nutricional”. 4 de octubre de 2013.
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/expertos/recuerdan/anorexia/bulimia/requieren/terapia/nutricional/_f-11+iditem-20629+idtabla-1

Última revisión: 31-05-19

La bulimia, anorexia y el trastorno del atracón pueden darse en mujeres de cualquier edad.

mujeres de tres generaciones

– Marina Muñoz Cervera –

Los trastornos alimentarios se han asociado, de forma aleatoria, sobre todo con adolescentes, pero no siempre es así.

Un estudio publicado, hoy día 21 de junio de 2012 en ABC Salud, demuestra que la variable edad, no influye en el padecimiento de estos desórdenes psicológicos.

Según el trabajo que se publica en International Journal of Eating Disorders, un 3,5% de las mujeres mayores de 50 años experimentan atracones, casi el 8% reconoce haberse purgado, y más del 70% está tratando de perder peso. El estudio revela además que el 62% de las mujeres afirmaron que, de una u otra forma, el peso tiene un impacto negativo sobre su vida (1).

Antes de entrar de lleno en la noticia, os resumo los criterios DMS IV para reconocer la bulimia y la anorexia (2). El atracón está descrito en Trastorno del atracón: Un trastorno de la conducta alimentaria

Bulimia Nerviosa (DMS IV):

– Episodios de episodios de voracidad (atracones recurrentes).

– Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, como son la provocación del vómito, uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas y otros.

– Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas, tiene lugar, como promedio, al menos, dos veces a la semana, durante un periodo de tres meses.

– La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y las siluetas corporales.

– La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de anorexia nerviosa.

Tipos de Bulimia nerviosa:

– Tipo purgativo: Durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo se provoca regularmente el vómito o usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso.

– Tipo no purgativo: Durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo emplea otras conductas compensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio intenso, pero no recurre regularmente a provocarse el vómito, ni usa laxantes, diurético o enemas.

Anorexia Nerviosa (DMS IV):

-Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo considerando la edad y talla.

– Miedo intenso a ganar  peso o a convertirse en obeso, incluso estando por debajo del peso normal.

– Alteración de la percepción del peso o la silueta corporales, exageración de la importancia en la autoevaluación o negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.

– En las épocas pospuberales, presencia de amenorrea (ausencia de, al menos, tres ciclos consecutivos).

Tipos de Anorexia nerviosa:

– Tipo restrictivo: Durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo no recurre regularmente a atracones y/o a purgas (provocación del vómito o uso excesivo de laxantes, diuréticos o enemas).

– Tipo purgativo: Durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo recurre regularmente a atracones y/o purgas.

Y una vez situados en el contexto, prosigo con la interesante noticia:

Los trastornos alimentarios afectan a cualquier edad

Los investigadores, dirigidos por Cynthia Bulik, de la Universidad de Carolina del Norte Programa (EE.UU.), analizaron a 1.849 mujeres que participaban en  el Estudio sobre la Imagen Corporal. Según Bulik, hay poca información sobre cómo se sienten las mujeres mayores de 50 años en relación a su cuerpo. «Pensamos que la mayoría está satisfecha con su cuerpo pero, en realidad, nadie se ha molestado en preguntar. Y, además, la mayoría de la investigación se centra en las mujeres más jóvenes».

En este trabajo el promedio de edad de las participantes fue de 59: un 27%, eran obesas, el 29% tenían sobrepeso, un 42% tenían un peso normal y el 2% tenía bajo peso.

Los resultados revelaron que los síntomas de trastornos alimentarios eran comunes. Así, cerca del 8% de las mujeres informó de haberse purgado en los últimos cinco años -la purga es similar a la bulimia y afecta especialmente a las mujeres-, y el 3,5% había sufrido un atracón en el último mes. Estos comportamientos era más prevalentes en las mujeres con 50 años de edad, pero también eran comunes en las mayores de 75 años.

En cuanto a los problemas de peso, los expertos comprobaron que el 36% de las mujeres habían estado a dieta, por lo menos, la mitad de los últimos cinco años, que el 41% comprobaba su peso todos los días y que el 40% se pesaba un par de veces a la semana o más. Además, un 62% de las mujeres reconocieron que su peso o la forma de su cuerpo tenían un impacto negativo en su vida: el 79% dijo que afectaba a su auto-percepción y el 64% pensaba en ello todos los días.

En cuanto a los métodos para adelgazar, había para todos los gustos, la mayoría muy poco saludables: pastillas para adelgazar (7,5%), ejercicio excesivo (7%), diuréticos (2,5%), laxantes (2%) y vómitos (1%).

Según Buli, la conclusión es que los trastornos alimentarios y las preocupaciones sobre el peso y las formas de nuestro cuerpo no discriminan por razones de edad. Por eso, señala, «hay que estar alerta ante los síntomas del trastorno alimentario y las preocupaciones excesivas sobre el peso y la forma del cuerpo ya que pueden influir negativamente en el bienestar de las mujeres, tanto física como psicológicamente a medida que envejecen».

Fuentes:

(1) S. Gutierrez. ABC Salud. Jueves 21 de junio de 2012
http://www.abc.es/salud/noticias/trastornos-alimentarios-afectan-cualquier-edad-12459.html
(2) C. Gómez-Candela, V. Loira Kohen, R. Castillo Rabaneda y F. Rodríguez-Santos. Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, bulimia, trastorno alimentario no especificado y trastorno por atracón. Pautas de intervención. Psicología y Nutrición. Elsevier España. Barcelona 2008.

Última revisión: 27-09-18

“Trastorno del atracón”: Un trastorno de la conducta alimentaria.

mujer atracandose

– Marina Muñoz Cervera –

Los criterios de diagnóstico del Trastorno del Atracón.

En general, cuando hacemos alusión a los trastornos de la conducta alimentaria, solemos pensar en anorexia o bulimia nerviosas.

Sin embargo, hay un tercer tipo, conocido como Comedor compulsivo o Trastorno del Atracón, que manifiesta síntomas comunes con la bulimia nerviosa, y es un trastorno independiente, a pesar de que puede aparecer durante el curso de los trastornos mencionados.

El Trastorno del Atracón en el DSM IV.

El DMS IV (APA 2001) clasifica los trastornos de la conducta alimentaria de la siguiente forma:

F. 50.0-Anorexia nerviosa (307.1):

F.50.2-Bulimia nerviosa (307.51):

F.50.9-Trastorno de la conducta alimentaria no especificado (307.50):

Casos parciales atípicos de Anorexia Nerviosa

Casos parciales atípicos de Bulimia Nerviosa

Trastorno por atracón (compulsivo)(1)

De forma muy sintética, este trastorno se describe en la literatura, con las siguientes características:

1.- Presencia de atracones recurrentes que tienen lugar, como promedio, al menos dos veces por semana durante un periodo de 6 meses y que originan un profundo malestar al recordarlos.

2.- Los episodios de atracón se asocian a 3 o más de los siguiente síntomas:

– Ingesta mucho más rápido de lo normal.
– Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
– Ingesta de grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre.
– Comer a solas para esconder su voracidad.
– Sentirse a disgusto con uno mismo, depresión o culpabilidad después del atracón (2).

El trastorno del Atracón en el DMS V.

En el año 2013, la publicación del DMS V ha dado mayor entidad a este trastorno incluyéndolo en los trastornos nutricionales y de la conducta alimentaria (3).

Los criterios para su diagnóstico son parecidos a las expuestos en el DSM IV.

Criterios diagnósticos:

1.- Episodios recurrentes de atracones. Un episodio se caracteriza por los siguiente:

– Ingestión en un corto periodo de tiempo (por ejemplo 2 horas) de una cantidad de comida que es superior a la que la mayoría de las personas podría consumir en el mismo tiempo y en circunstancias similares.

– Sensación de pérdida de control sobre la ingestión durante el episodio.

2.- Los episiodios de atracón se asocian con 3 o más de los siguientes síntomas:

– Ingestión mucho más rápido de los normal.
– Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
– Ingestión de grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre.
– Comer a solas para esconder su voracidad.
– Sentirse a disgusto con uno mismo, depersión o gran culpabilidad después del atracón.
– Profundo malestar al recordar los atracones.
– Los atracones tienen lugar, en términos generales, al menos un día a la semana durante 3 meses.
– El atracón no se asocia con estrategias compensatorias inadecuadas (purgas, ayuno y ejercicio físico excesivo) y no aparece exclusivamente en el transcurso de una bulimia o anorexia nerviosa.

Nivel de gravedad del trastorno:

– Leve: 1 a 3 atracones por semana.
– Moderado: 4 a 7 atracones por semana.
– Grave: 8 a 13 atracones por semana.

Criterios de remisión:

– Remisión parcial: Después de que se cumplan los criterios de diagnóstico del trastorno por atracón, los atracones de comida se producen con una frecuencia promedio de menos un episodio por semana durante un periodo de tiempo prolongado.

– Remisión total: Después de que se cumplan los criterios de diagnóstico del trastorno por atracón, ninguno de estos ha ocurrido durante un periodo de tiempo prolongado.

Fuentes:

(1) http://www.tesisenred.net/bitstream/handle/10803/48513/TESI_Montse_Giner.pdf?sequence=2

(2) C. Gómez-Candela, V. Loria Kohen, R. Castillo Rabaneda y F. Rodriguez Santos. “Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, bulimia, trastorno alimentario no especificado y trastorno por atracón. Pautas de intervención.” Psicología y nutrición. Elsevier-España. Barcelona 2008.

(3) López-Espinoza, Martínez Moreno, López Uriarte. “México obeso: actualidades y perspectivas”. Editorial Universitaria, Universidad de Guadalajara. Primera edición electrónica, 2015.

Imagen:

https://consejonutricion.files.wordpress.com/2012/06/ansiedad-por-comer11.jpg

Última revisión: 09-09-18