Archivo de la etiqueta: mineral

Magnesio, deficiencia y toxicidad.

deficiencia de magnesio

– Marina Muñoz Cervera –

Es raro que nos falte este mineral, pero si existe carencia, los síntomas están relacionados con todas sus importantes funciones.

Los trastornos alimentarios como la anorexia, la falta de ingestión de alimentos por escasez de los mismos, etc. pueden ser causa, hoy en día, de carencia de magnesio, normalmente asociada a otros micronutrientes.

Los alimentos aislados no nos aportan grandes cantidades de magnesio y es del conjunto de los mismos de donde obtenemos la cantidad, que necesitamos a diario, de este macromineral.

Sigue leyendo

El fósforo, deficiencia y toxicidad.

falta de energia

– Marina Muñoz Cervera –

El fósforo es necesario para nuestra vida, sin fosfato perdemos energía y nuestros huesos y músculos están débiles.

Este mineral se encuentra en muchos alimentos, incluidos los procesados y bebidas comerciales (en forma de fosfato), por eso no es frecuente su carencia.

Deficiencia de fósforo:

La rara carencia de este mineral puede presentarse en casos de delgadez extrema o emaciación, es decir, en desnutrición por falta de ingestión de alimentos, ya sea la causa por carencia de los mismos o por un trastorno alimentario como la anorexia nerviosa. También puede darse en ancianos con malnutrición.
Sigue leyendo

El calcio y su importancia en la salud humana.

sonrisa

– Marina Muñoz Cervera –

El calcio es el macroelemento mineral más abundante en el organismo humano.

Para que os hagáis una idea de su magnitud, el cuerpo de un hombre adulto sano contiene aproximadamente 1 kg o más de calcio, el de una mujer, unos 800 gramos y el de los recién nacidos, unos 30 gramos.

No solo contienen calcio nuestros huesos (99%) y dientes, también está en otros tejidos corporales, en la sangre y otros líquidos del cuerpo así como en las neuronas.

Nos dice la FAO, de forma muy gráfica, que “el esqueleto de una persona viva es fisiológicamente distinto del esqueleto seco en una tumba o museo”.

Todos sabemos que este mineral es imprescindible para el crecimiento y desarrollo y que los niños y los adolescentes necesitan más cantidad, sin embargo, una vez completado este proceso, los huesos están sometidos a un continuo recambio, por ello, en la edad adulta seguimos necesitando el aporte constante de calcio.

Además, en torno a los 40 años comienza un lento proceso de desmineralización, más acusado en las mujeres postmenopáusicas, que puede conducir a Osteoporosis, enfermedad de alta prevalencia en la población anciana.

Esta degeneración ósea se ve agravada por el sedentarismo y por una alimentación desequilibrada.

Funciones del calcio.

El calcio cumple dos funciones fundamentales:

1.- Función estructural en huesos y dientes.

2.- Función reguladora. Interviene en los procesos:

– Coagulación de la sangre.
– Envío y recepción de señales nerviosas.
– Contracción y relajación muscular.
– Secreción de hormonas y otros químicos.
– Mantenimiento de un ritmo cardíaco normal.

Por la longitud del tema, teniendo en cuenta que el tema del calcio no se puede tratar independientemente de otros minerales y algunas vitaminas, continuaremos hablando de este mineral, sus fuentes alimentarias y los problemas que puede acarrear su consumo en exceso y en defecto, en sucesivas entradas.

Sería un error aislar un mineral del contexto de una alimentación equilibrada, teniendo en cuenta que el metabolismo es un complejo engranaje en el que cada uno de los elementos tienen una función.

Enlaces relacionados:

Un estudio demuestra que la ingesta de calcio en España es deficiente.
Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).

Fuentes:

– Michael C. Latham. “Nutrición humana en el mundo en desarrollo”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma 2002.
– Biesalski; Grimm. “Nutrición Texto y Atlas”. Editorial Médica Panamericana, S.A. Madrid 2009.

Última revisión: 31-05-19

Un estudio demuestra que la ingesta de calcio en España es deficiente.

leche con cereales

– Marina Muñoz Cervera –

Los lácteos y su polémica.

Desde hace bastante tiempo los lácteos han sido desprestigiados, algunas teorías sostienen que el calcio de la leche no se absorbe y, en otros casos, algún estudio como el realizado en Harvard (1) elimina los lácteos de una alimentación saludable. Todo ello ha conducido a que miremos este grupo de alimentos con desconfianza.

En alimentación, los estudios e investigaciones van aportando luz día a día.

Algunos estudios científicos.

En España han demostrado que 4 de cada 10 españoles ingieren cantidades de calcio por debajo de las recomendadas (2).

Habida cuenta de la importancia de este mineral para la salud ósea y general, este hallazgo es un auténtico problema de salud que Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) ha abordado poniendo a nuestro alcance un documento que podéis descargar desde aquí: Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española (3).

Sobre el calcio y su importancia iremos hablando en entradas sucesivas, no obstante solo quiero anticiparos que en el XX Congreso Internacional de Nutrición, celebrado en el mes de septiembre de este año, la Directora de Investigación en el Instituto Nacional de Investigación de Agronomía de Francia (NRIA, por sus siglas en inglés), la doctora Nicole Darmon comentó “que la ingesta de los productos lácteos con menor densidad energética, como es el caso del yogur, “ayuda a alcanzar una calidad nutricional adecuada” (4).

Sólo el conocimiento nos puede ayudar en esta polémica, por ello os animo a leer el Documento de la FESNAD y así podremos llegar a nuestra propia conclusión, estemos o no en España.

Otras fuentes de calcio.

No solo los lácteos son fuentes de calcio, hay muchos vegetales que nos lo aportan (lechuga, col o repollo, etc.), si decidimos optar por fuentes vegetales tenemos que informarnos con profundamente sobre el tema.

Y si optamos por una alimentación vegetal y animal, tenemos que saber que los lácteos son una opción como fuente de este mineral.

Podemos consumirlos desnatados para evitar la sobrecarga de grasas saturadas, pero este grupo alimentario tendría que estar presente en forma de 2 a 4 raciones (según se trate de niños o adultos) diarias en nuestra alimentación.

Enlace relacionado:
La enfermedad y los hábitos alimentarios.

Fuentes:

(1) Food News. “Harvard elimina la leche de la guía de alimentos saludables”

(2) Europa Press. “Cuatro de cada diez españoles ingieren menos calcio del recomendado” Madrid, 3 de octubre de 2013.
http://www.europapress.es/salud/noticia-cuatro-cada-diez-espanoles-ingiere-menos-calcio-recomendado-20131003151028.html
(3) FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética) “Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española”
http://www.fesnad.org/index.php?seccion=dinamico&subSeccion=documento&idF=12
(4) Europa Press. “Los productos lácteos con menor densidad energética, como el yogur, ayudan a alcanzar una calidad nutricional adecuada”. Madrid 19 de septiembre.
http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar/noticia-productos-lacteos-menor-densidad-energetica-yogur-ayudan-alcanzar-calidad-nutricional-adecuada-20130919151843.html

Imagen:
ID: 18567946_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Última revisión: 25-06-19

Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).

manos recogiendo tierra

– Marina Muñoz Cervera –

¿Qué son los micronutrientes de origen mineral?

Los tejidos vivos contienen contienen numerosos elementos en cantidades tan pequeñas que, hasta hace algún tiempo, resultaba imposible determinar su concentración exacta con los medios analíticos disponiblesen los análisis había que limitarse a señalar la presencia de “indicios” de tales elementos, cuya escasez en el organismo, hizo que se les llamara con el término genérico de Oligoelementos (prefijo griego= “oligos” que significa poco o escaso). Este término con todo lo que implica de imprecisión, sigue siendo de uso corriente, a pesar de que hoy es posible, medir con precisión y seguridad, la mayor parte de los oligoelementos presentes en los productos biológicos.

Con excepción de los elementos orgánicamente ligados, hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno, existen aproximadamente 20 ó más elementos minerales que son considerados como esenciales para la vida animal, incluyendo peces y camarones. Tienen una función demostrada y universalmente aceptada, su deficiencia tiene consecuencias para la salud y los tenemos que aportar con la alimentación.

Éstos se dividen en Macroelementos, Microelementos o Elementos Traza y Elementos Ultratraza.

Los macroelementos reciben este nombre porque son necesitados en más cantidad que los microelementos; la cantidad que requerimos de ellos, va desde 0,3 a 2 gramos por día; podemos observar que la cantidad se expresa en gramos, mientras que de macroelementos sólo necesitamos cuantías de microgramos o miligramos. Y en cuanto a los elementos ultratraza, nuestros requerimientos diarios son extremadamente pequeños.

Macroelementos esenciales:

Calcio (Ca), Fósforo (P), Magnesio (Mg), Sodio (Na), Potasio (K), Cloro (Cl) y Azufre (S).

Los principales aniones son: calcio, magnesio, sodio y potasio; y los principales cationes son: fósforo, azufre y cloro.

Microelementos esenciales o elementos traza:

Selenio (Se), Hierro (Fe), Cobre (Cu), Flúor (F), Manganeso (Mn), Zinc (Zn), Yodo (I).

Elementos ultratraza:

Vanadio (V), Niquel (Ni), Cromo (Cr), Cobalto (Co), Silicio (Si) y Molibdeno (Mb), Estaño (Sn) (*)

¿Cuáles son las funciones generales de los elementos minerales?

Podemos resumirlas en las siguientes:

– Los minerales son constituyentes esenciales de las estructuras esqueléticas, tales como huesos y dientes.

– Los minerales juegan un papel clave en el mantenimiento de la presión osmótica y consecuentemente, regulan el intercambio de agua y solutos dentro del cuerpo animal.

– Los minerales sirven como constituyentes estructurales de tejidos blandos.

– Los minerales son esenciales para la transmisión de los impulsos nerviosos y para las contracciones musculares.

– Los minerales juegan un papel vital en el equilibrio ácido-base corporal y consecuentemente regulan el pH de la sangre y otros fluidos corporales.

– Los minerales sirven como constituyentes esenciales de muchas enzimas, vitaminas, hormonas y pigmentos respiratorios, o como cofactores en el metabolismo, catálisis y como activadores enzimáticos.

Y ya para terminar con este resumido esquema, comentaros que existen unos elementos minerales no esenciales que son tóxicos o contaminantes y a este grupo pertenecen: Boro (B), Mercurio (Hg), Titanio (Ti), Bario (Ba), Germanio (Ge), Circonio (Zr), Rubidio (Rb), Aluminio (Al), Antimonio (Sb, procedente de su antigua nomenclatura, estibio, del latín, stibium), Litio (Li), Cadmio (Cd), Plomo (Pb), Estroncio (Sr) y el Arsénico (As).

(*) El estaño se agregó a la lista de los oligoelementos esenciales cuando se descubrió su efecto estimulante del crecimiento en las ratas; este mineral podría estar involucrado en la actividad de la gastrina que regula la producción de CLH del estómago. Sin embargo, hasta la fecha de la bibliografía consultada, no se ha demostrado su esencialidad en la especie humana. Fuente: Biesalski-Grimm. Nutrición Texto y Atlas. Editorial Medica Panamericana, S.A. Madrid 2009.

Fuente:

http://whqlibdoc.who.int/trs/WHO_TRS_532_spa.pdf

Imagen:

http://www.organicgardeninfo.com/images/finished-compost.jpg

Última revisión: 05-03-19